All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Censura en Internet

 

Los medios hablan de que la “apologia a la pedofilia” sea un crimen. A que se refieren exactamente con esas cuatro palabras, solo los que lo proponen saben. Que entenderan ellos por “apologia” o por “pedofilia” es un misterio, pues cada uno le da a esas palabras el significado que mejor le quepa. En fin, un analisis mas detallado sobre esta medida puede encontrarse a continuacion.

 

 

El objetivo superficial de esta medida es ni más ni menos que tener una excusa para arrestar a un pedófilo sólo por el hecho de ser pedófilo: ¿No abusaste de nadie, no tenés pornografía infantil? No importa, marche para la cárcel igual por degenerado. Ni hace falta decir que esto difícilmente pueda verse como otra cosa que lo que es: una gravísima violación a los derechos humanos, la libertad de expresión y un fuerte atentado al libre albedrío. Ya no importa quién seas, lo que pienses o lo que hayas o no hecho: sólo por ser un “pervertido” vas preso.
 
Esa es la razón superficial: tener una excusa para arrestar pedófilos que sencillamente discuten la pedofilia de forma respetuosa en foros de internet. Ya no importa nada: sólo por discutir sobre pedofilia vas preso. Las posibles consecuencias de esto se reducen en realidad a una sola: lo único que se logra es un retroceso de por lo menos un siglo en relación a la pedofilia. Una vuelta del “de esto no se habla”, la imposibilidad de discutir el tema (recuerden que para discutir algo tienen que haber dos posturas encontradas), una mayor acentuación de su caracter tabú. Todo esto, obviamente sólo puede repercutir en una mayor ignorancia y desinformación. Es básicamente cerrarle la boca a los que tienen algo para decir (otra parte de la verdad), y cerrarle los ojos a la gran mayoría de la población. Sin discusión, sin un debate desprejuiciado no hay progreso posible. Como decía Luca irónicamente: “Mejor no hablar de ciertas cosas”.
 
Pero en realidad ésta es tan sólo la razón superficial. La ”verdadera”
 razón es el creciente temor de que los intelectuales pedófilos (ahora unidos) sean capaces de lograr un marco teórico y científico sólido que logre sostener la idea de que mantener relaciones con un menor es ”siempre” dañino. En realidad, la idea de que las relaciones consentidas a corta edad son siempre dañinas sólo se sostiene a fuerza de repetición: es una mentira que a fuerza de repetirse se convirtió en “verdad”. Ese es el verdadero temor: que la gente conecte dos neuronas y se dé cuenta de que no todo es tan sencillo, y de que los medios les estuvieron mintiendo todo el tiempo. En realidad, una articulación teórica sólida sobre qué es verdaderamente la pedofilia -expuesta por los que verdaderamente saben del tema: los mismo pedófilos-, que ante su solidez y lógica haga temblar los cimientos de los prejuicios que durante décadas se les atañó a ese colectivo, está a un sólo paso de distancia y este es el verdadero temor de los gobiernos: ver la realidad, o más bien, que la realidad caiga por su propio peso.
La gente ama ver la realidad en términos dicotómicos (bien-mal, blanco-negro) y, sobre todo, ”ama” verla simplificada, ya que es la única forma en la que puede soportarla. La simplificación de la realidad permite ver el mundo en una forma soportable y, especialmente, dar la falsa sensación de comprenderla. Aparte, por supuesto, permite generar un sentimiento de cohesión social e individual al crear el mayor, más famoso, y más falaz, binomio de la historia: NOSOTROS y ELLOS. Pink Floyd habla del que es, en esencia, la falacia más grande -y la que más vida ha costado- en la historia del ser humano en su tema “Us & Them”. En realidad, todo sabemos que en ningún ámbito existe tal cosa como Nosotros y Ellos: Nosotros somos ellos y ellos son nosotros, pero esta división es harto cómoda y harto útil como para abandonarla. Uno de los últimos -tal vez el último- binomio de estos que quedan (luego de que sufriera grandes ataques el “Nosotros blancos/Ellos negros”, “Nosotros heterosexuales/Ellos homosexuales”, “Nosotros raza superior/Ellos raza inferior”) es “Nosotros normales/Ellos pedófilos”.
 
En fin, lo único que va a lograr este proyecto -en caso de hacerse realidad, para lo que por suerte parece que van a haber muchos obstáculos- es hacer más tabú un tema que ya lo es, promover la ignorancia y la desinformación, atentar contra la libertad de expresión, de discusión y de opinión, cerrarle la boca a muchísimas personas y cerrarles los ojos a muchísimas más; básicamente, impedir la discusión y el intercambio de ideas, que, como se sabe, sólo pueden derivar en un mayor acercamiento a la verdad.

Written by porlaverdad3

02/12/2008 a 11:41

A %d blogueros les gusta esto: