All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Mito 1: A los pedófilos les atrae la sensación de poder

Existe un mito que dice que a los pedófilos lo que nos atrae es la “sensación de poder”. Este argumento generalmente es esgrimido sin mayores argumentos o justificaciones. Es decir, es una afirmación hueca, vacía, mera sofistería. Contra este argumento existen varias respuestas.

Si a un pedófilo le gustan las niñas (o los niños) es porque son hermosas, bellas, puras, dulces, no por lo que vos decís, y te voy a dar dos razones: primero, el verdadero pedófilo busca ponerse, justamente, en una situación de igualdad con el niño, no de superioridad. Le gusta jugar con él, ponerse a su altura, no por sobre él. Perfectamente puede jugar a las muñecas, a los juguetes, se siente un niño en el fondo.

Segundo, y piénsenlo bien, si lo que verdaderamente lo excita es la relación de poder: ¿Entonces por qué no le atraen los ancianos indefensos, en sillas de ruedas, los adultos con retraso mental, sordomudos o autistas, los animales (incapaces de defenderse), los discapacitados, los tullidos, a lo sumo los adolescentes (que también supuestamente estarían en una relación asimétrica)? ¿Por qué? La razón es obvia: porque las niñas son bellas por naturaleza, es decir por la misma razón por la que a un telelófilo (persona atraida hacia los adultos) le gusta una mujer o un hombre: porque la encuentra bella. Por supuesto, después –o antes- surgen otras cosas, como la personalidad (muy especialmente en el caso de las niñas, que tienen una visión del mundo completamente desintoxicada, pura, libre, inocente, y eso también constituye un gran atractivo).

Obviamente, tal vez muchos no piensen que las niñas son “bellas” o “hermosas”. Me pregunto qué clase de gente puede ser esta.

Written by porlaverdad3

23/12/2008 a 13:38

Publicado en Mitos

Tagged with , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: