All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for enero 2009

Lo que ellos quieren

leave a comment »

El pedófilo o pederasta “de antes” podía sentir su “perversión” como algo irrefrenable, pero quizás también como nociva o inmoral. […] ¨Ya no hay razón para sentirse mal con uno mismo. “No soy un bicho raro, no tengo porqué aguantarme, basta con que no me pillen” pueden pensar ahora.

 

La mayor estrategia de los anti pedófilos es hacernos creer que está mal ser pedófilo o girl-lover o boy-lover. Antes, podíamos llegar a tragarnos ese cuento, pero ya no más: los antis defienden la represión, la culpa y el odio hacia uno mismo como formas de lograr sus objetivos. Buscan que los pedófilos se odien a sí mismos. Por suerte, eso ya es del pasado.

Buscaba una prueba para esta evidente estrategia, y en este artículo la encontré. Para otro día esa gran mentira que es el g.

Written by porlaverdad3

28/01/2009 at 19:36

Music has the right to children, la infancia: eterna maravilla

leave a comment »

 

Si existe una banda que ha sabido darle sonido y vida a la melancolía, a la notalgia por la infancia, esa es Boards of Canada. Y si hay un disco sobre la niñez, ese es, sin duda alguna, Music Has the Right to Children. El imaginario retro futurista, caleidoscópico, de los escoceses, no tiene parangón. Siempre cálido, siempre candoroso, siempre bello, siempre nostálgico, MHRC se nos revela ante nuestros ojos abiertos, bien abiertos, como una cajita de recuerdos mágica por donde desfilan viñetas dulcísimas (The color of the fire), mágicas (sixtyten), alucinógenas (Turquoise hexagon sun), deliciosamente pueriles (Roygbiv), hipnóticas (Rue the whirl), felices (Aquarius), trastornadas (Pete standing alone), etereas (Olson), frías (Telephasic workshop) o celestiales (Open the light). Todas empapadas de la nostalgia de un álbum de figuritas viejo, de una radio de madera de la abuela, de una caja de zapatos con los tesoros de la niñez, de recorrer un bosque de pequeños y perdernos entre árboles encantados, de descubrir el primer amor, de ver una puesta de sol en la playa, de las aventuras con amigos, de los miedos a la oscuridad, a crecer, a ser grandes (que son todos uno y el mismo). Todo eso en 70 minutos. Todo eso en el mejor álbum de los años noventa. Todo eso en un disco calidísimo, hermoso, encantador, mágico, fantástico, elegante, delicioso, nostálgico, perfecto.

 

Descargar

Written by porlaverdad3

27/01/2009 at 21:19

Qué es el activismo anti-pedófilo

with one comment

Hablar de activismo anti-pedofilia suena raro. La razón nos dice que no más que hablar de activismo pedófilo, sin embargo, suena raro que alguien intente “detener” algo que para empezar no fue escogido. Es “combatir” contra algo natural, algo que no se elige, que simplemente pasa por que la vida es así. Más sentido tendría hablar de luchar contra el abuso infantil, contra la pornografía infantil, pero nada que puedan hacer hoy, puede evitar que haya más o menos pedofilia. Seamos buenos y concedamos que, seguramente, se refieren a lo primero.

Cuando pienso en activismo anti-pedófilo se me viene generalmente a la cabeza las mismas palabras: ignorancia, estolidez, odio, hipocresía. El discurso anti pedófilo está articulado desde el odio cerval, la pasión que engendra éste y la irracionalidad de ésta. Aldous Huxley decía en su Brave New World que la educación moral nunca debe ser [nunca es] racional. El profundo sentido de “moralidad”, de estos verdaderos cruzados de la edad media, de estos verdaderos inquisidores oscurantistas, los lleva a recubrir de pseudo ética un discurso que en el fondo no es más que odio y temor, odio y temor0 irracional. Estos “cazadores de brujas” se mueven por una moralidad rancia (la misma que los llevó hace cincuenta años a perseguir la homosexualidad) y son incapaces, totalmente incapaces de sensatez, de pensar objetivamente, de la empatía. El odio ciega a estas señoronas obesas que se largan a una lucha, a una “cazería” cuyo único objetivo es saciar el instinto de rencor e irracionalidad de las mismas. Estas personas son completamente incapaces de discutir, de conversar. Jamás admitirán su error y nunca aceptarán que no tienen sino la Verdad Absoluta.

El odio de estas personas las ha llevado a, digamos, prescindir -por una buena causa, eso sí- de las leyes. Digamos que para ellos, defensores de la Moral y la Ética, las leyes no cuentan, o tal vez cuenta, pero cuentan menos y se pueden obviar. Organizaciones parapoliciales como Perverted Justice o To Catch a Predator se encargan de tender garlitos a personas con el objeto de acusarlos de abuso sexual o de posesión de pornografía infantil. Si después lo son o no, como si eso importara, es una cuestión menor. Lo importante es capturar a cualquiera que lo parezca. No hace falta decir las consecuencias nefastas de éste ánimo justiciero: decenas de personas se han suicidado por falsas acusaciones de pedofilia.

También otros métodos igual de mafiosos son comunes en éste tipo de Defensores de la Democracia y el Cristianismo en Occidente: postear datos personales de presuntos pedófilos en sitios webs públicos y alentar la persecución en la vida real de estas personas son sólo algunos. Y no nos olvidemos por favor de Nuestro Héroe de Todos los Días que Caza Pedófilos Mientras Descarga Pornografía Infantil (https://porlaverdad3.wordpress.com/2009/01/07/el-heroe-nuestro-de-cada-dia-un-caza-pedofilos/).

Pero tampoco perdamos de vista el verdadero objetivo de éstas organizaciones. Su verdadero móvil, su verdadera causa es el odio, no el proteger a los niños. Su objetivo no es discutir, su objetivo es perseguir. Por eso, sería injusto con ellos reprocharles algo que, en primer lugar, nunca se propusieron.

sqb2vch6g4

Written by porlaverdad3

15/01/2009 at 22:06

Publicado en Reflexiones

Interín

No sería injusto preguntarme el porqué de esforzarse en pelear una guerra perdida. A esta pregunta, caben varias respuestas. Podría servirme de lugares comunes, letras de canciones populares, hasta podría recurrir a mi propio pensamiento. Pero aborrezco los primeros (mas no estaré totalmente libre de ellos) , desconfío de las segundas, y en cuanto a la tercera, ¿Cuánto vale la palabra de un girl lover ? Nada no sería exagerado.

Hojeando en busca de una solución, me parece que esta es la más acertada.

“Quizá haya sido el instinto el que, en razón de la ciencia, pero de una muy diferente a la actual, me haya hecho apreciar más una ciencia que sea el non plus ultra de las demás: el arte de valorar la libertad por sobre toda otra cosa. ¡La libertad! Sí, la libertad, tal como nos es posible actualmente, es una planta bien endeble; pero de todos modos libertad, de todos modos un patrimonio.” 

                                                                                           -Franz Kafka 

El postrer texto Kafka lo escribió en 1922, 12 años antes de que Hitler llegara al poder y asesinara a todas sus hermanas en los campos de concentración.

Mito 2: El pedófilo “baboso”

Leyendo el post de un compañero (http://tabu.blogia.com/2007/080103-el-pedofilo-baboso.php) sobre los distintos tipos de pedófilos me parece oportuno aclarar variar cosas, varios mitos que existen.

Dejando de lado el tono de humor ligero del artículo, se puede decir que, en esencia, lo que presenta es correcto: los pedófilos no son todos iguales ni les atraen las mismas cosas. Esto es lógico si pensamos que la pedofilia es una atracción sexual como cualquier otra y por lo tanto, no afecta a personas de determinada condición social, económica o psicológica, no se trata de un fetiche, sino que personas de todos los caracteres pueden poseerla. Pedófilo puede ser cualquiera, el panadero de acá a la vuelta, el que atiende la estación de servicio, un político, un maestro, un científico o lo que sea. Cada uno con sus propias ideas y formas de ser, por lo que me parece que generalizar es siempre incorrecto. Generalmente se trata de establecer un perfil “arquetípico” de un pedófilo, con características que varían ampliamente (otra prueba más de su falsedad): se dice que el pedófilo es desde sumamente sociable y afable, hasta antisocial en extremo y aniñado.

 

Los estudios son claros:

 

Other than the attraction to minors itself, studies fail to find any abnormal or pathological characteristics. In particular, people attracted to minors have not been found to exhibit narcissism, psychosexual immaturity, low intelligence, aversion to adults, psychopathology, neurosis, or any personality disorder any more than people attracted to adults. The presence of these characteristics have been assumed, rather than being tested scientifically (Bradford etz al., 1988; Langevin, 1983; Okami & Goldberg, 1992; Wilson & Cox, 1983).

 

Castellano:

 

Dejando de lado la atracción hacia los niños, los estudios han fracasado en encontrar cualquier evidencia de características anormales o patológicas. Concretamente, la gente atraída hacia los menores no han mostrado narcisismo, inmadurez psicosexual, bajo CI, aversión hacia los adultos, psicopatologías, neurosis u otro desorden de personalidad en grado mayor que en la gente atraída hacia los adultos. La presencia de estas características ha sido presumida, más que probada científicamente.

 

Como vemos, y en esto nos acompañan LOS DATOS, no existe ninguna evidencia de trastornos psicológicos o mentales en los pedófilos.

Ahora bien, retornando al tema, me parece que el autor del artículo prejuzga estos diferentes arquetipos de pedófilos, lo cual, como vimos, es erroneo. Sin embargo, sí me parece justo hacer una distinción fundamental en la gente atraída hacia los niños, una distinción que, a mi parecer, es la única válida. Me parece que se debe distinguir entre la gente atraída exclusivamente de forma sexual hacia los niños, y aquellos atraidos sexual y emocionalmente, los pedófilos verdaderos. Para los segundos utilizamos el término “child lover” y sus subcategorías: “girl lover” y “boy lover”. Los girl lovers se encuentran atraidos hacia las niñas y los boy lovers, hacia los niños, pero ambos comparten la característica esencial de querer, amar a los niños mucho más que sexualmente: es un amor romántico, de cariño y respeto mutuo.

También me arriesgaría a un tercer grupo, muchísimo más reducidos que los dos anteriores. Si bien pedófilos y child lovers son diferentes, ambos comparten el mismo valor supremo de no buscar jamás el daño de los niños, nunca le harían daño a un niño adrede, tanto los que se sienten atraídos sólo sexualmente como los child lovers. Sin embargo, un tentativo tercer grupo que podríamos llamar pedófilos sadistas, sí disfrutan haciéndole daño a los niños, disfrutan de su sufrimiento y su dolor. Algo horrible, que por suerte es muy infrecuente. Los pedófilos sadistas sólo tienen la categoría de paedos debido a su atracción sexual hacia los niños, pero es difícil encontrar algo más en común con el resto de los pedófilos. La pedofilia es el amor hacia los niñ0s, justamente lo contrario de los sadistas que disfrutan con su sufrimiento. Yo mismo me muestro reticente a usar la palabra “pedófilo” para designar a cualquier que busque el dolor de los niños. Pero como dije, por suerte, este grupo es ínfimo, y son rechazados tanto por pedófilos como -y especialmente- por child lovers.

Los pedófilos verdaderos son aquellos atraídos sexual y emocionalmente hacia los niños. Hacer un estimativo del porcentaje de child lovers entre los pedófilos es algo improbable e imposible. Sin embargo, me atrevería a decir que un porcentaje superior al 50% para los girl lovers no es exagerado. Lo que sucede es que, cómo no amar con toda el alma a esas criaturitas perfectas y hermosas que tan felices nos hacen como son las niñas

Para la mayoría de la gente el que prevalece, es el otro grupo, o, directamente, no entienden -o no quieren entender- las diferencias entre simples pedófilos y child lovers. Con todo esto no quiero ni mucho menos, negar que un pedófilo atraido sexualmente sólo pueda enamorarse de una niña. Todos podemos conocer el amor en los lugares menos esperados y conocer el amor hacia los niños o niñas y hacerse child lover. De ninguna forma vilipindeo a los pedófilos ya que yo también lo soy -los girl lovers son un subgrupo de pedófilos-. Sólo me parece que es justo y razonable hacer una distinción entre pedófilos solamente y aquellos que, además sienten algo más. Para estos últimos, existe la palabra child lover y girl lover, a las que suscribo en mayor medida.

Written by porlaverdad3

10/01/2009 at 19:42

Niños de 6 y 7 años enamorados

Esta es una historia de amor. Tiene las mismas características que la que puede vivir cualquier otra pareja pero, en esta ocasión, sus protagonistas tienen la peculiaridad de que tienen sólo 6 y 7 años. Se llaman Mika y Anna-Lenna, dos niños alemanes que “se quieren mucho” y que se fugaron de sus casas el día de Año Nuevo con la intención de casarse y vivir su luna de miel en África, informa AFP. Su viaje terminó en una estación de tren situada a pocos kilómetros de sus casas.

Mika y Anna-Lenna “están muy enamorados y decidieron que querían casarse en África porque allí hace calor”, dijo un portavoz de la policía federal alemana, cuyos agentes encontraron a los niños cuando iniciaron su viaje.

Al parecer, Mika contó a Anna-Lenna su experiencia en Italia durante las vacaciones de Navidad que pasó junto a su familia y le aseguró que en África el clima sería mucho más cálido e ideal para contraer matrimonio. Junto a ellos se encontraba Anna-Bell, la hermana menor de 5 años de Anna-Lena, que tenía como misión la de ejercer de testigo en el enlace.

El viaje

En la mañana del 1 de enero, los tres niños prepararon sus maletas metiendo en ellas “gafas de sol, accesorios de playa, ropa ligera y algo de comida”, indicó el portavoz policial. Entonces abandonaron su domicilio situado en las afueras de Hannover (al norte de Alemania) mientras sus padres respectivos todavía dormían. Empezó la aventura.

Caminaron durante un kilómetro y cogieron un tranvía para trasladarse a la estación central de Hannover, donde pretendían coger una lanzadera hacia el aeropuerto. Fue cuando al personal de la estación les llamó la atención que hubiera tres niños sólos en el andén, por lo que avisaron a la policía.

Dos agentes convencieron a los niños de que sin dinero y sin billete de avión no podrían viajar a África y para compensarles decidieron hacerles una visita guiada por la comisaría de la estación de tren. Sus padres los recogieron más tarde y regresaron a sus casas. No se sabe si volverán a intentarlo de nuevo. Incluso el portavoz policial destacó que “los niños han construido proyectos de futuro y tendrán dentro de un tiempo la oportunidad de llevarlos a cabo”. Una historia de película.

Más allá de los típicos comentarios de color insoslayables (“una historia de película”) es un relato delicioso sinceramente. Qué envidia por el varoncito :S

Written by porlaverdad3

09/01/2009 at 18:21

El “héroe” nuestro de cada día: un “caza” pedófilos

 

Carlos es un delincuente. Pero un delincuente de los buenos.

 

 

Noticias como ésta (http://www.elpais.com/articulo/espana/Cazador/pedofilos/elpepuesp/20090102elpepunac_6/Tes) verdaderamente sirven como disparadores para un montón de reflexiones personales.

La primera y más banal es la utilización de la palabra “cazar”, como cazar “animales”, como cazar bestias. Qué asco me da.

La segunda es la pregunta de qué se castiga cuando se impone una pena a la tenencia de pornografía infantil. ¿Qué es lo que se castiga, qué es lo que está “mal”?

¿Tener la foto, el video de un crimen? ¿Y por qué no se castigan entonces situaciones análogas como tener fotos de torturas o asesinatos?

¿Evitar que el que las vea sienta la tentación “de abusar” de un niño? Pero ¿y si el que consume este material lo hace justamente para evitarlo? ¿Y acaso no pensamos que el que está decidido a abusar de un menor lo va a hacer cueste lo que cueste, y eso sólo dependerá de él?

Cuando se castiga la producción el crimen es evidente, pero ¿cuando se castiga el consumo? ¿Qué es lo que se está castigando en el fondo? La respuesta es sencilla: la ATRACCIÓN. La atracción hacia los niños. La pedofilia en suma. Lo que se está castigando es lo que la sociedad ve como una perversión, eso es lo que se castiga, la “PERVERSIÓN”, el morbo, la excitación, la atracción, porque es considerada anormal, insana. Este mismo articulo es la prueba:

¿Porque al hombre lo ensalzan como un heroe cuando tiene tal vez cientas de imagenes de pornografia infantil (p.i.)? Porque la sociedad le dice, esta bien, asi sí, si no te excita, podés tener todas las fotos y videos que quieras.

Esto me recuerda a tantas películas y libros donde se habla de la “justicia por mano propia”. ¿Está bien asesinar a alguien para vengar la muerte de un familiar? ¿Está bien descargar pornografía infantil para atrapar a presuntos pedófilos? ¿Está bien, acaso, perseguir a alguien por EL SOLO HECHO de ser pedófilo?

¿¿¿Por qué un hombre que tiene una vasta coleccion de p.i. es ensalzado como un héroe mientras que alguien que tal vez tiene una sola foto es considerado “un hijo de puta”, un “degenerado”, alguien “merecedor de pudrirse en la carcel”??? ¿¿Es la “posesion” lo que se castiga o es la atraccion?? Es la atraccion, está claro. Lo que recibe el castigo de la opinión pública es la atracción. Lo que la sociedad castiga es que alguien pueda sentirse atraido hacia los niños, no que alguien PUEDA HACERLES DAÑO. ¿Y si no cómo se explica que mientras los pedófilos son odiados admiramos y compramos productos de Nike y diversas compañías de indumentaria que basan sus productos en la EXPLOTACIÓN y el abuso infantil (http://www.google.com.ar/search?hl=es&q=nike%2Btrabajo+infantil&meta=)? ¿Por qué tiene más condena social un pedófilo que alguien que golpea a sus hijos? ¿¿Por qué tiene más condena social un pedófilo que el presidente de Nike??

No importa que sea ilegal, no importa que este grupo de “caza pedófilos” sea casi una organizacion parapolicial (porque toma funciones de la policia sin formar parte de la fuerza), si lo hace para “cazar pedofilos”, esta bien. No importa si ese “cazado” es alguien que bajó un video para su propio placer, por error, una única vez, o lo que sea. Lo importante es no sentir placer ante la p.i., sino, está todo bien. Los malos son los otros. No importa si alguien tiene dos fotos o tres mil videos, no importa si es un pederasta o alguien que simplemente lo bajo para darse placer, no importa si produjo efectivamente ese material, abusando de un niño, o si simplemente tiene una atraccion sexual diferente y busca satisfacerla. Lo que importa es si siente placer, lo que importa es QUIEN baja ese material. Si es alguien “normal”, está todo bien, es un “héroe”, un patriota; sino, lo condenamos con todo nuestro odio.

Por eso me parece absurdo castigar la posesion de p.i. Lo que debería hacerse es perseguir a los abusadores, y en todo caso, a los violadores, pero no a simples consumidores. Tal vez argumentarían que “si no hay demanda no hay producción”, lo cual tendría sentido si hubiera algo así como dinero de por medio, pero saben bien que no es así, no hay un “mercado”, donde mientras más demanda más oferta, no funciona así. Para decirlo claro, el que está decidido a abusar de un niño, lo va a hacer pueda filmarlo o no. Más claro echale agua. Aunque no existiera internet, aunque fuera imposible distribuir ese material por cualquier medio, el abuso seguiría existiendo, sólo que no habría “obras derivadas” de éste. Alguien no abusa de un niño para filmarlo. Alguien abusa de un niño porque tiene ganas, pueda filmarlo, fotografiarlo o hacer lo que se le cante el orto. No va a haber más o menos “producción”, porque haya más o menos “demanda”. Esa relación, de mercado, no existe en este caso, no funciona así la cosa, sencillamente PORQUE NO ES UN MERCADO.

Por eso, creo imperante dejar de castigar a los que descargan pornografía infantil y concentrarse en los que la PRODUCEN. No sólo le arruinan la vida a estos pibes que nunca abusaron de un menor y sólo tienen el martirio de tener una orientación sexual castigada y perseguida (perseguida, sí, porque como bien lo ilustra el artículo, se persigue a la gente por el mero hecho de ser pedófilo), sino que además derrochan tiempo, dinero y esfuerzo en combatir algo que los sobrepasa totalmente y, que a fin de cuentas, es sólo la expresión de una atracción, que a fin de cuentas no daña a nadie.

Written by porlaverdad3

07/01/2009 at 22:48

A %d blogueros les gusta esto: