All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Cuando ser pedófilo significa no poder opinar

Me limitaré primero a retratar un fenómeno (la palabra es exagerada. Hablo tan solo de casos aislados, pero a mi juicio suficientes por ser prácticamente los únicos) primero. En algunos blogs, o páginas de internet, de orientaciones y temáticas diversas (es decir, cuyo contenido no trata ni de cerca el tema pedofilia) se menciona o se hace un post, único, con referencia a, tal vez, generalmente, la pornografía infantil y/o el lolicón. Como dije antes, en blogs personales y de los temas más diversos; cuyos autores, podemos suponer, NO son pedófilos. En estos blogs se menciona aquellos temas y se aboga –en los casos que nos interesan- por la despenalización de la pornografía infantil, se declama la estupidez de castigar el lolicón, etcétera. Pero ese no es el punto. El punto son las respuestas que reciben. En su mayoría, son racionales, lógicas, y si no se muestran de acuerdo con el autor del post, por lo menos lo aceptan como una visión “a considerar”. En suma, se puede decir que la respuesta sino es neutral, es positiva.

Ahora bien, en blogs como éste o como algunos –pocos- otros, se mencionan los mismos temas y se exponen casi las mismas ideas. Mejor expresadas, peor expresadas –siempre tratamos que sea lo primero- pero las ideas son esencialmente las mismas y muchas veces más completas, mejor desarrolladas. Sin embargo, las respuestas son diametralmente opuestas. No por parte de los pedófilos, por supuesto, sino de los que no lo son.

Lo cual me lleva a conjeturar una posible razón, dado que los argumentos son prácticamente iguales, del porqué; llegando siempre a la misma conclusión: el hecho de ser pedófilo invalida inmediatamente el post, vale decir, la opinión, el pensamiento. Los posts, las argumentaciones A y B pueden ser virtualmente iguales, pero si se trasluce que el autor de A es pedófilo, eso significa que A es erróneo.

Es una falacia ad hóminem por supuesto. Pero esa afirmación corresponde más a la solución del problema que a su planteo. La cuestión es otra a mi parecer. A y B pueden ser virtualmente iguales, pero es lógico que si A fue escrito por un pedófilo, el tono sea diferente, el énfasis sea diferente, la postura sea diferente. Todo eso se nota si el autor no es suficientemente habilidoso o bien si desea mostrarlo. En otras palabras, A y B dicen básicamente lo mismo, lo que cambia es que A lo dice de una forma y B de otra. Es como dos personas que dicen lo mismo, pero lo que dice una cae mal y es mirado con recelo –porque esa persona cae mal y es mirada con recelo-, mientras que lo que dice otra es considerado y tomado como una opinión válida –porque esa persona es considerada y tomada como válida.

Si nos permitimos una pequeña digresión…

A es pedófilo
X es dicho por A
————————-
X es incorrecto

Esto también se ve en muchos otros casos, siempre.

Por ejemplo, en una discusión sobre paedofilia o sobre los paedófilos, ¿quiénes son los únicos que no pueden opinar? Los mismos paedófilos… total, sólo soy un paedo, ¿qué sabré yo acerca del tema?…

De alguna forma, es paradójico que sobre un tema, los únicos que no puedan opinar sean los afectados. Es como hablar sobre un grupo x siendo x el único grupo que no puede hablar…

Esto es de fácil comprobación y creo que todos lo hemos experimentado. Ustedes, como paedófilos, den su visión acerca de cualquier tema –sea arte, política, sociedad, la guerra de moda, etcétera- y probablemente se la respetará. Pero intenten dar su opinión sobre la paedofilia y automáticamente será desdeñada cuando no en la mayoría de los casos censurada. En cambio, digan exactamente lo mismo, con otras palabras, e incluyendo la frase “Y PARA LOS QUE PREGUNTAN, NO, NO SOY PEDÓFILO Y ESO ME PARECE HORROROSO, PERO MI OPINIÓN ES QUE…” y vean los resultados.

Pruébenlo, es divertido. Cómo la gente reacciona de forma completamente opuesta ante una misma idea dependiendo de quién la diga. Es una falacia de razonamiento, por supuesto, pero yo sólo me limito a constatar un hecho, no a justificarlo.

Ser pedófilo significa ser censurado a priori, inmediatamente.
Uno puede declarar 2 + 2 = 4 y seguramente alguien te lo refute sólo por ser pedófilo…

A %d blogueros les gusta esto: