All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for abril 2009

“La mujer sin cabeza”, de Lucrecia Martel

000317

Una mujer, Verónica, maneja por la ruta. Atropella algo. No se baja, no mira atrás, no vuelve. Dice creer que fue un perro, pero interiormente cree que mató a alguien.

El accidente la descoloca inusitadamente, la enajena de una realidad social frívola, o mejor dicho, de su realidad social, que ya de por sí está desencajada con respecto al marco (Verónica es de clase media.alta y vive en Salta). Una enajenación dentro de una enajenación.

Por momentos hay cierto miedo casi metafísico, espiritual en La mujer sin cabeza, la última película de Lucrecia Martel (de cuyo anterior filme, La niña santa, ya habíamos hablado en otro post LINK): Verónica, el fin de semana del “accidente” pasó casi sin dejar rastro por el mundo: fue al hospital y no tienen su ficha, se registró en un hotel y no tienen su registro. Su esposo, su primo la tranquilizan, no pasó nada, es lo que constantemente repiten, y en cierto sentido, es verdad: nadie se enteró, a nadie le importó, todo quedó en la nada. ¿Fue un perro o un niño? No importa. Lo que importa es el modo en que esta sospecha de un homicidio pesa sobre Verónica, en forma de ¿remordimiento? ¿culpa? ¿miedo? ¿miedo ante qué? ¿ante el castigo, que alguien lo descubra? Verónica está desencajada de la realidad y fluye por sus relaciones sociales dejándose arrastrar por la corriente. Está acostumbrada a mandar, a dictar, es de clase acomodada, pero ¿la culpa? la hace llorar, ser débil, solidaria.

Su sobrina está enamorada de ella. Casi todos los días un chico pasa por su casa a “ver si necesita que le laven el auto o si tienen algo para comer”. Su mamá anciana asegura que hay espíritus en la casa.

El filme termina con una fiesta, cerrando una especie de trip desde la preocupación, al miedo, al alivio. Alivio porque a final de cuentas, no importó.

Es bueno poder disfrutar de una película sin moral. La mujer sin cabeza se limita a narrar, sin contaminar de la “ética for dummies” hollywoodense su relato. Es refrescante poder ver que no te dicen, esto es bien y esto es mal, sino simplemente, esto es. Sin grandilocuencia, sin artificialidades, se construye La mujer sin cabeza.

Esto no es decir, por supuesto, que sea perfecta ni mucho menos. Los manierismos y expresiones de la actriz principal pueden llegar a ser realmente molestos con el paso de la película, especialmente esa carita de “perdida” o “afligida” que pone siempre. Es una actuación algo incómoda, artificiosa y un poco paroxista.

Me pareció muy interesante la entrevista realizada a Martel con respecto a su última obra:

“Lo que más me interesa, podría decirse, es que la realidad se configura en una red social. Lo que es y lo que no es lo definen las redes sociales. Puede ser obvio, pero es lo primero que se trata de olvidar, todo el tiempo: que las cosas podrían ser de otra manera. El fenómeno de fondo es ése: cómo se determina lo que es y lo que no es. De eso trata la película.”

Written by porlaverdad3

30/04/2009 at 19:49

Política

0316_mafaldahistorieta_g_1288780879

A veces creo que el universo político es, para el paedófilo, igual que para el padre de Libertad (¿o será que el papá de Libertad es paedófilo? xD): cualquier opción da lo mismo porque, para él, cualquier opción es igual de mala. Por “mala” entiendo que no representará sus intereses y postura como paedófilo. Por “mala” entiendo que sólo legislará y promulgará leyes que tiendan a reducir su liberta de expresión y que castiguen el pensamiento (prohibición de la posesión de pornografía infantil, del lolicón, aumento de la edad de consentimiento, reducción de las libertades individuales y de la privacidad, igualar pederastas con pedófilos, etc.). Por “mala” entiendo que, sin duda alguna, cualquier político de un partido x ante la pregunta de su opinión sobre la pedofilia dará un manual ilustrado sobre clichés, ignorancia y lugares comunes. Porque eso es lo que el votante quiere. Porque eso es lo que hace ganar votos, decir lo que la gente quiere oír.

¿Entonces? ¿A quién votar? Bueno, no creo en realidad que el hecho de ser paedófilo o no signifique, para la mayoría de nosotros, un determinante o un factor decisivo a la hora de depositar el voto en la urna. Principalmente porque no hay opciones, ya que todas son malas (aunque hay algunas que definitivamente son peores que las otras… no creo que nadie querría un partido fascista en el gobierno). Sin embargo, esta lógica se rompió en Holanda, donde el votante paedófilo SÍ tiene un partido que lo representa, el PNVD.

¿Qué es lo que busca un votante en el partido al que vota? Representación. Sentirse identificado –y no sólo ideológicamente- con aquellos políticos a los que le va a entregar su voto. Eso es difícil si pensamos que cualquiera que votemos, es tan ignorante y lleno de odio como la mayoría. Por eso envidio el caso de Holanda. Allí, los votantes paedófilos tienen una opción que representa sus intereses. Una opción que una vez en el gobierno, sabe que no se va a dedicar a vilipendiarlo públicamente (¿o es que hasta los políticos paedófilos se venden una vez llegados al poder? ¿Cumplirán sus promesas electorales el PNVD una vez en el poder? ¿O son más políticos que paedófilos?). Lo envidio y pienso si estará muy lejos el día en el que en cada país tengamos nuestro propio partido. Así habría alguien a quien votar por lo menos.

Por supuesto, un partido sólo basado en la sexualidad es chato, inconsistente y en definitiva, inviable. Pero el PNVD no es un partido ‘paedófilo’ per se, en el sentido de que sus objetivos son muchísimos más amplios. Tiene, y esto ya lo dijimos en el, creo, segundo o tercer post, una destacadísima agenda y programa liberal de izquierda que hace énfasis en las libertades individuales y el desarrollo social y cultural. Yo votaría al PNVD aún si no tuviera en su agenda los “controversiales” puntos acerca de legalizar la posesión –nunca nadie habló de la producción o distribución- de pornografía infantil y las relaciones con mayores de 13 años (¡cosa que ya es legal en España!). Esos son los únicos puntos “pedófilos” de su insigne agenda política. Sin embargo, la histeria y la manía de los medios de desinformación y de la gente agrandaron la pelota hasta límites insospechados. El hecho de que sus fundadores sean paedófilos, como vemos, se traduce tan discreta como sensatamente en su agenda. No abogan por la legalización del sexo con bebes (como si alguien quisiera eso) sino por puntos perfectamente razonables y que en muchos países del mundo existen en carácter de ley y sancionados por partidos políticos que de paedófilos no tienen nada. ¿Entonces?

Entonces nada. Ojalá hubiera más PNVD en un futuro. Y también otros grupos que representen los intereses de otros sectores minoritarios, por supuesto. Lo esencial, y esto me parece que nadie lo puede discutir, es que si vivimos en una democracia (y démosle la gracia a Dios y al Espíritu Santísimo por esto) TODOS tienen su derecho a expresarse políticamente, a votar a quién quiera, y a sentirse representados por el gobierno (aunque esto último ya es más complicado porque entra en juego cuestiones relacionadas con la definición, ventajas, problemas e implicaciones de la democracia y ese es un tema bastante complejo. Uno se podría preguntar, por ejemplo, si todos deberían sentir que el partido gobernante representa su opinión o si sólo la mayoría, o si éste debería representar a todos o a la mayoría u otras cuestiones tan complejas como profundas).

Una teoría acerca del origen de la paedofilia

Leí esta opinión, anónima:

The areas of the brain dedicated to protective behaviour and sexual attraction are very close. In men, they are even closer and more connected, since men’s protective behaviour extends to women, which we are sexually attracted to. The features we consider “cute” are proven to trigger protective behaviour (for both men and women). These features are most typical for children, present in women and nearly absent in adult males. One theory says that pedophiles have a “cross-wire” that completely mixes up these two areas of the brain / sets of emotions. So, “cute” equals “protect” to normal men (and women), and “protect and sexually attractive” to pedophiles (both male and female, though probably more often male). All men have a slight preference for “cute” in sexual partners, though, without being pedophiles.

Las áreas del cerebro dedicadas al comportamiento protector y al instinto sexual son muy cercanas. En los varones, están aún más cerca y más conectadas, dado que el comportamiento protector de los hombres se extiende a las mujeres, hacia las cuales nos sentimos atraídos. Se ha demostrado que las características que consideramos “dulces” o “tiernas” [cute, en definitiva, en inglés] activan un comportamiento protector (tanto en hombres como en mujeres). Estas características son típicas en los niños, están presentes en las mujeres y casi ausentes en los adultos varones. Una teoría dice que los paedófilos tienen un “cable cruzado” que mezcla completamente estas dos áreas del cerebro. Así, “dulce” o “tierno” [cute] activa “proteger” en hombres y mujeres normales, y “proteger y sexualmente atractivo” en los paedófilos (tanto hombres como mujeres, aunque más probablemente es más frecuente en varones). Todos los hombres tienen una ligera preferencia por las características “dulces” o “tiernas” [cute] en sus compañeros sexuales, aún sin ser paedófilos.


Como dije, no está dicho por el doctor x de la Universidad de Michigan, sino por un anónimo que afirma que “está probado” que “las características que consideramos “dulces” o “tiernas” [cute] activan un comportamiento protector” y que la teoría dice que ““dulce” o “tierno” [cute] activa “proteger” en hombres y mujeres normales, y “proteger y sexualmente atractivo” en los paedófilos”.

Me parece que es una teoría muy interesante y sinceramente la apoyo. Examinando mis propios sentimientos y los de otros, me parece una explicación lógica y sensata: las niñas, que son lo más dulce y tierno que hay en el mundo, en la mayoría de los hombres normales generan un sentimiento paternalista esperable, y en los paedófilos, o por lo menos en los girl lovers, un sentimiento paternalista sumado a una atracción sexual. Esto también hecha por tierra aquellas ridiculeces que lo que lo atrae a los paedófilos es “la sensación de poder”, una bobada que ya probé incorrecta en otro post. Básicamente lo que decía es que es una estupidez afirmar eso pues sino eso significaría que también se sentirían atraídos por lisiados, discapacitados, ancianos, retardados, etcétera. Ahora bien, si esto es cierto la atracción hacia los niños no tiene que ver con “la sensación de poder” sino a que el cerebro confunde “proteger” con “proteger y sexualmente atractivo”. También explicaría porqué la pedofilia es mucho más común que, digamos, la gerontofilia (atracción hacia los ancianos): los ancianos, si bien pueden activar un sentimiento protector, no generan ningún sentimiento de “lindo” o “tierno”, y por lo tanto, es más difícil que esas dos áreas del cerebro cercanas se “crucen” (por decirlo de alguna manera y sin saber absolutamente nada del tema). Sin embargo, no explicaría porqué la homosexualidad en los hombres es más común que la paedofilia, en el caso de que lo sea (cosa que, a decir verdad, habría que probar, ya que dependiendo de la definición de paedofilia –que puede ser atracción hacia “niñas” de 12 años- puede llegar a ser mucho más común que la homosexualidad). Sin embargo, si aceptamos una definición de paedofilia como atracción hacia menores de, digamos, 10 años, me parece que se acota lo suficiente para afirmar que la cantidad de hombres con cada orientación sexual es:

Cantidad de heterosexuales > C. de homosexuales > C. de paedófilos > C. de infantófilos.

Y NO ES CASUALIDAD, que la cantidad de personas con una sexualidad x determine TAMBIÉN el grado de aceptación de dicha sexualidad, porque si vemos la realidad, la sexualidad más aceptada es la heterosexualidad, seguida, lejos –pero acercándose-, por la homosexualidad, seguida, lejos, por la paedofilia, seguida, por la infantofilia (si hasta algunos paedófilos discriminan a los infantófilos).

Grado de aceptación de la heterosexualidad > G. de A. de la homosexualidad > G. de A. de la paedofilia > G. de A. de la infantofilia.

¿Es casualidad acaso que ambas listas sean iguales? No, por supuesto que no lo es. Si la cantidad de paedófilos fuera mayor a la de heterosexuales comunes no tengo la menor duda de que la heterosexualidad sería una tara y aquellos con esta serían discriminados y vilipendiados. No hay absolutamente ninguna razón para creer que el grupo dominante –con mayor cantidad de miembros- no aplastaría al grupo dominado –con menos-. La historia lo demuestra. SIEMPRE, en TODA la historia de la raza humana, el grupo dominante discriminó y subyugó a las minorías. No hay razón alguna para no pensar que si los paedófilos fueran mayoría usted, querido anti que lee estas líneas, no ardería en la hoguera.

Esta es otra demostración de que el odio hacia los paedófilos es simplemente una construcción social dada por los conceptos de “normalidad” (que, como todos sabemos, es un concepto ya de por sí TOTALMENTE relativo) y “grupo dominante” (y a su vez, si lo pensamos, la idea de “normalidad” viene dada por la de “grupo dominante, es decir, que todo se reduce, en definitiva, a CUÁL ES el “grupo dominante”).

Pero bueno, como dije, no soy un doctor, no soy un médico, y sólo estoy opinando porque opinar es gratis. Sin embargo, sí me parece que es una teoría interesante y ciertamente la veo verificarse en la realidad, tanto personal como global. Por supuesto, es sólo una teoría, y es perfectamente verosímil–y de hecho, lo más probable- que la paedofilia no venga dada por una sola causa sino por una combinación de varias. En fin, me pareció una opinión atendible y factible.

Cómo eliminar el bndmss

De todos los virus/spyware con los que hay que lidiar, el bndmss es uno de los peores y más hincha pelotas. Es un spyware que se te mete y la gran mayoría de los antivirus/anti malware o no lo detecta, o no lo elimina, convirtiéndose en una gran molestia.

¿Cómo saber si lo tienen? Simplemente aprieten ctrl alt delete y fíjense si en la lista de procesos corriendo aparece bndmss.exe. Pueden intentar cerrarlo directamente, pero no podrán.

La (única) forma que encontré para eliminarlo (y que funciona) es el “Combo Fix”, un programita que elimina DE VERDAD todos esos virus forros que nadie más saca. Entre ellos el bndmss. Pueden bajárselo de acá. Lo recomiendo totalmente que se lo bajen y lo pasen, aunque piensen que no tengan nada, nunca está de más, les va a pedir que cierren lo que estén haciendo y en algún momento que reinicien la computadora, así que asegúrense de guardar todo antes. Ah, y recomiendo también que lo abran al programa estando en el modo a prueba de fallos, ya que eso hace que algunas de las cosillas malas que se inician con la compu no lo hagan.

Written by porlaverdad3

22/04/2009 at 06:29

Porqué los anarquistas y comunistas me dan tantas o más ganas de vomitar que los fascistas

La razón es la misma por la cual un pedófilo traidor me da tanto o más asco que un anti: la hipocresía.


Un fascista, un nazi, no es un hipócrita, hasta cierto punto. Puede ser un idiota, una persona irracional, ilógica, llena de odio y bronca, un ser detestable, pero admite sus intenciones. Uno entra a un foro nazi y sabe a qué atenerse, y si no, el idiota es uno. Su instinto fascista de reprimir toda opinión contraria es asqueroso, pero no inopinado.

En cambio, los nenes de 15 años que juegan a ser supuestamente “anarquistas” o “comunistas” al tiempo que proclaman la libertad de expresión y de discusión mostraron ser, una vez más, tan o más fascistas que los fachos. Mostraron una vez más su incapacidad para tolerar ideas opuestas y, verdaderamente, polémicas. Porque claro, es muy fácil defender la libertad de expresión cuando nadie dice algo que nos pueda ofender. Pero, ¿qué sucede cuando alguien lo hace? ¿Aunque nos parezca asqueroso, seguiríamos muriendo por defender el derecho de esa persona a decir lo que piensa? Pues no, claro que no. Por supuesto que no. ¿A quién se le puede ocurrir que la libertad de expresión es para todos?

Por eso:

NI FASCISMO NI COMUNISMO NI ANARQUISMO,

PEDO ACTIVISMO

“Spiderland”, de Slint

20071111042410slint_-_spiderland

Me parece que el mejor comentario acerca de Slint es de Scaruffi:

El crítico refiere que su música

“mantiene la tensión y la neurosis del hardcore pero sin la pasión o una lógica narrativa. Es música ‘sin propósito’ [pointless music], un agujero negro que chupa la historia del rock y en donde ésta termina. […] Tan desorientante como un cuaderno negro escrito con símbolos extraños de un lenguaje desconocido”

A mi juicio la última oración describe perfectamente la música de Slint.

Las voces de las canciones son puramente ambientales y el disco sería casi lo mismo sin ellas. Lo que importa es la música, de surcos intensos (Nosferatu Man), paranoicos (Good Morning, Captain), místicos (Breadcrumb Trail), tristes (Washer), nostálgicos (Don, Aman) o increíblemente tensos y retraidos (For Dinner…). También parece compartir cierta carnalidad y viscerabilidad con algún grunge (y ciertamente con una especie de post-hardcore), la instrumentación es la típica de una banda de rock y no hay sobreproducción o excesos de efectos de estudio. Lo que suena pareciera ser el registro de un grupo de rock de una viscerabilidad y una intensidad increíbles, pero contenidas, una especie de “agujero negro” tan misterioso y atrayente como lleno de materia oscura que recubre las canciones y les dan una electricidad, una tensión ciertamente casi metafísicos.

Las canciones son canciones, no son experimentos, aunque sin responder, en general, al canon de la música pop de verso-estribillo-verso. Tampoco parecieran tener un objetivo como en el pop, lo cual no necesariamente es malo: no buscan el impacto sino la intimidación, prefieren la narración al latiguillo, el ambiente trastornado y de una neurosis un poco más por aburrimiento y soledad que por otra cosa antes que la coda grandilocuente, la exhaustación antes que el ritmo ganchero. Son ciertamente canciones “agujero negro” en donde se pierde tanto la energía como la luz.

Su música es tan carnal como intensa y cansante.

Mención aparte para “Good Morning, Captain”, la definición de paranoia psicótica (o de psicosis paranoica) en la música.

DESCARGAR

PD: He estado notando que no se bajan los discos que recomiendo, y eso pone muy triste al autor de este blog. Cada vez que no se bajan un disco, es una loli menos : ( (?)

Written by porlaverdad3

19/04/2009 at 05:49

Publicado en Arte

Tagged with , ,

Muy fácil

Es tan fácil demostrar que 2 > 3 si tu hipótesis es que 1 > 2 …

Written by porlaverdad3

17/04/2009 at 18:55

Publicado en Miscelanea

Mujeres paedófilas

http://web.archive.org/web/20070509051346/www.bkgirls.net/frameset.html

¿Hay mujeres paedófilas? La respuesta es: ‘SÍ, ¡OBVIO!’.

Durante un tiempo existió en internet el sitio “Butterfly Kisses”, que supo congregar en su foro una comunidad de mujeres paedófilas atraídas hacia las niñas, es decir, paedófilas homosexuales. “BK” fue una web singularísima justamente por eso: fue la primera y única que sirvió como comunidad en donde mujeres atraídas hacia las niñas podían charlar, comentar y expresar sus sentimientos con otras mujeres como ellas, porque, si bien hay muchas comunidades del estilo para paedófilos, son, lógicamente, saturadas con hombres y las mujeres son verdaderas rara avis. Mientras duró, estuvo bueno que un sitio congregara a las mujeres paedófilas –una minoría dentro de una minoría- para que tuvieran su lugar propio de discusión y charla. Por razones que desconozco pero que sospecho, el sitio cerró. Todavía se puede ver algunas exiliadas de BK por algunos foros paedos heterosexuales, pero la verdad me da mucha pena que les cerraran un sitio web tan único e importante para ellas: contactar con gente como uno, siempre, es importante, para todos los seres humanos, y para las mujeres con esta orientación sexual querer hablar con otras féminas y no tener que meterse en un mundillo de hombres casi exclusivamente, debería haber sido un alivio. En fin, por suerte existen comunidades, blogs y webs, donde uno todavía puede hablar y discutir y decir lo que piensa sin temor a ser censurado. Mientras haya un lugar donde la gente pueda expresarse, no estaremos completamente perdidos. Éste es uno de esos lugares.

Pd: El archivo del sito web lo pueden ver en el “Internet Archive”, existen muchas secciones faltantes de cualquier modo, pero sirve para darse una idea de lo útil y bien organizada que era la comunidad.

Pd2: Si quieren deprimirse, lean las cartas/mails de odio que les mandaron a las administradoras del sitio. Como curiosidad, fíjense cómo la mayoría de los mails comienzan con “no soy católic@, pero”

http://web.archive.org/web/20070509051346/www.bkgirls.net/frameset.html

¡Que alguien piense en los (jóvenes)!

Que alguien piense en los jóvenes, sí.

Si algo he notado es que las personas que descubren su pedofilia o su atracción hacia los niños lo hacen a corta edad: 15, 16, 17 años. Estos jóvenes, que comienzan a sentir que son diferentes, que ven que no tienen nada que decir cuando sus amigos hablan de mujeres, que empiezan a preguntarse qué y quiénes son, antes no tenían manera de conocer respuestas a las preguntas que surgían y -tal vez- se sentían solos y únicos. Hablo de la época antes de internet, cuando ser pedófilo era algo que se llevaba -y se sufría- solo y desde adentro de uno. Estos chicos, estos pibes (¡y para peor en la adolescencia!) antes no tenían forma de contactar con gente igual que ellos y saber que no estaban solos, saber que no estaban mal esos sentimientos, saber que no está mal ser quien uno es, saber que nadie debe ser discriminado por su atracción u orientación sexual. Sin embargo, esto ya no es más así. Estamos viviendo por primera vez la creación de una generación que hoy tiene 17, 18, 19 años y que es consciente de lo que es y que es consciente de que no está sola. Lo repito, la gran mayoría de los “nuevos” pedófilos que conforman esta generación tendrá como mucho 20 años y saben que no están solos. Y lo mejor es que muchos de ellos se esfuerzan, se organizan y luchan. Son idealistas como todos los jóvenes y quieren cambiar las cosas, quieren hacer las cosas bien, son conscientes de sí mismos y son conscientes como clase. El problema es que muchos de los “viejos” pedófilos no tienen esta consciencia y no luchan y no desarrollan esta consciencia de clase tan, pero tan necesaria. Yo diría que es el primer paso, el paso vital, lo básico y necesario para comenzar.

En fin, cada día seguramente muchos jóvenes que todavía van a la escuela buscan en internet preguntándose quiénes son y tratan de encontrar de encontrar respuestas. Éste post y este blog piensa ser –es– una.

Written by porlaverdad3

14/04/2009 at 19:15

Tortoise

A la hora de encararar la traducción y el lanzamiento en castellano del Ulises de Joyce, alguien observó: “¿Vieron qué parecidos suenan James Joyce y Rolls Royce? Bueno, James Joyce es el Rolls Royce de la literatura” Salvando las distancias –paradójicamente siempre insalvables- se podría decir que Tortoise es el Rolls Royce, el Audi de la “música popular”.

Corrían tiempos tumultuosos en el mundo del rock, el pop y la electrónica de los noventa. Dicen que la historia la escriben los que ganan, esa debe ser la razón por la cual la década pasará a los libros con un par de nombres impresos bien grandes: grunge, rock alternativo, brit pop, Radiohead, marcaron el pulso –comercial- de los 90s. Nirvana, Oasis, Metallica, Guns’n’Roses, Red Hot Chilli Peppers y Blur coparon los charts de rock, mientras que Radiohead tenía un hit sideral (“Creep”) para luego transformarse en efigie sacrosanta de la crítica. Esas bandas se consagraron ahí, arriba en el podio, y a pesar de que los tiempos cambiaron y ninguna de ellas es relevante actualmente, quedaron con ese halo de gloria que les consagra el hecho de ser ricos, riquísimos, y famosos.

Esa es la historia oficial, la historia de los ganadores.

Pero si la historia la escriben los que ganan eso quiere decir que hay otra historia, la historia verdadera. Porque mientras Nirvana hacía canciones de pop visceral y descarnado, un puñado de bandas, desde la oscuridad absoluta, se encargaban de revolucionar para siempre la música rock y electrónica mientras nos brindaban algunos de los mejores discos de la década. Hicieron pequeñas revoluciones de las que no se enteró nadie sino varios años después, en tiempos de internet y de todos los discos del mundo a dos clicks de distancia. Bandas de rock que no hacían música rock, bandas de electrónica que se proponían moverle el cerebro antes que la patita a la gente. Nada de esto era demasiado nuevo en esencia (recordemos a los maestros alemanes de los 70s y su krautrock) pero modernizaron y fusionaron ese sonido hasta despojarlo completamente de cualquier rastro antiguo o rancio: era música –en esa época- ultra moderna y ultra experimental. Hablo de grupos como Tortoise, que sin saberlo, compusieron una de las músicas más bellas y creativas de la década. Desde el post-rock cambiaron para siempre la definición de “buen gusto” en la música popular.

Tortoise comenzó haciendo un híbrido entre post-rock (un género bastante chato en sí), música espacial, dub y rock repetitivo. Su debut homónimo, es un disco donde se entrecruzan experimentaciones en bruto (“Onions wrapped in rubber”, “Magnet pulls through”) con algunas bellísimas piezas de post-rock (“Night air”, “Corpone brunch”, “On noble”, “Tin cans & twine”). El conjunto sonaba extremadamente seco, árido, artificial, oscuro y hasta un poco tosco, duro. Sólo el último tema dejaba ver un poco la luz con, tal vez, la canción más luminosa y bucólica que los de Chicago hayan hecho. Millions now living will never die (’96) es su obra maestra, pero también su álbum menos ecléctico. Las seis piezas que lo componen son vivaces (a diferencia de su debut) y enérgicos temas de post-rock, exquisitos, pero no demasiado experimentales. Al igual que en su álbum previo la banda busca la canción más triste del mundo, y le sale “Along the banks of rivers”, una joyita melancólica digna de ser escuchada de noche entre el humo de un club de jazz. Pero la pieza que marca el pulso del disco, su posiblemente mejor canción, es la obra maestrísima de la banda, “Djed”. En sus 22 minutos desafía –a la manera de los experimentadores de los 70s- la idea de qué es una canción. Algunos la comparan a una pequeña enciclopedia musical: krautrock, minimalismo, electrónica, indie rock, todo se amalgama de forma perfecta en un trip hipnótico y sideral, donde los loops y el rock repetitivo nos sumergen en lugares oscuros de nebulosas intersiderales. El crítico Scaruffi afirma que este es “un álbum extremadamente experimental, tan cerebral como un estudio científico y tan analítico como un teorema matemático”. Sin embargo, a mi juicio, sería en su próximo disco donde alcanzarían el non plus ultra de la experimentación, en donde derribarían las barreras del post-rock y harían un disco que es, prácticamente inclasificable. TNT (’98) es un álbum que de post-rock tiene sólo la etiqueta. Se la ponemos por decir algo, para tratar de categorizar a uno de los discos más increíbles e incategorizables de la década. TNT (además de tener una genial e inteligente portada) es el súmmum de la banda, una obra tan experimental y tan hermosa que es difícil atarla a un género. Scaruffi dice sobre el grupo que “la música de Tortoise está más ligada a la tradición de la música clásica (o al menos a la del jazz) que a la del rock”, y en este disco lo demuestra. Jazz rock, música minimalista, kraut, post-rock, electrónica, ambient, rock progresivo… Probablemente uno de los discos más importantes de los 90, TNT abre con el tema homónimo, una mezcla de jazz rock y post-rock, una exquisitez, una pieza hermosa y brillante. “Swung from the gutters” es el primer inclasificable y “Ten-day interval” es un ritmo sincopado minimalista. “I set my face to the hillside” no sólo es el mejor tema del disco sino también de la misma banda, la versión 2.0 de “Along the banks of rivers” y “Night air”. “The equator” es la segunda inclasificable aunque olemos electrónica y kraut, y “A simple way to go faster than light that doesn’t work” es experimentación en bruto, de sus pimeras épocas. “The suspensión bridge at iguazú falls” es la otra delicia del disco: nos recuerda al rock progresivo, pero infinitamente más claro, más luminoso, más bucólico, más bello. Si I set… es la versión 2.0 de “Night air”, ésta es la égloga 2.0 de “Corpone brunch”: una joyita con guitarras cristalinas y etéreas, diáfanas. Con “Almost always is nearly enough” y “Jetty” nos metemos más en la electrónica convulsa y experimental. Cabe detenerse en los ocho minutos de la última. “Jetty” es, de facto, un trip por nuestro cerebro. Si antes Tortoise había explorado el cosmos, “Jetty” se siente como la exploración de nuestra mente en plena actividad. Es casi como viajar por nuestros propios pensamientos y es, sin duda alguna, el tema más cerebral de la banda. Podría ser el soundtrack ideal para viajar al futuro o tal vez es el tema que debería haber en la secuencia del viaje intergaláctico de los últimos 20 minutos de 2001. “Everglade” es, recién, el primer tema de post-rock puro del álbum. Y lo cierra soberbiamente.

Con sus posteriores discos, dicen, Tortoise creería que ser experimental significa hacer música para ascensor, pero esa es otra historia. Nada de lo que pueda o no hacer en el futuro le quitará el privilegio de ser una de las mejores, más originales, creativas, experimentales, finas, hermosas e importantes bandas de los 90 y de la historia del rock experimental.

tortoise

millions-now-living-will-never-die

Descargar

tnt

Descargar

Written by porlaverdad3

11/04/2009 at 04:01

Por qué la gente tolera el abuso infantil

Claro, es muy fácil agarrársela con los pedófilos: total, no tienen poder político, no tienen poder económico, no tienen poder social. Son unos pobres diablos a los que les echamos la culpa de todos los males. En definitiva, son pocos y todo el mundo los odia, así que no hay nada más fácil. Yo me pregunto, porque no te despotricás contra los verdaderos centros de poder, contra los verdaderos males de este mundo ¿O acaso un político o un CEO cualquiera es más respetable porque usa traje y corbata? Cada día cientos de miles de niños mueren de hambre, son golpeados y maltratados y reducidos a condiciones de esclavitud, ¿por quién? ¿por pedófilos? Esas zapatillas tan lindas que llevás puestas, ¿con el trabajo de quiénes te pensás que están hechas? Culpa de quién te creés que millones de niños mueren cada día por no tener para comer ¿Culpa de los pedófilos? Quiénes son los que maltratan y golpean a los niños ¿Los pedófilos? ¿Quiénes son los que abandonan o venden a sus hijos? ¿Los pedófilos? ¿Quiénes son los que reducen a condiciones de esclavitud a los niños para que trabajen 16 horas al día? ¿Los pedófilos? ¿Quiénes son los que asesinan, golpean y matan de hambre y desnutrición a los niños, de a MILES cada día? ¿Pedófilos? ¿O señores respetables, de traje y corbata, que sonríen ante las cámaras y ganan millones por día? Te aseguro, amigo mío, que poniendo una bomba en cualquier local de Mc Donalds, Nike o en el Congreso de tu país, habrás hecho más para ayudar a los niños que “atrapando” a cien mil pedófilos.

Written by porlaverdad3

06/04/2009 at 03:44

1984 parecerá una broma cuando veamos dónde estamos en diez años

Remember, child porn isn’t about exploitation of children. Taking the picture of two 17-year olds having perfectly legal sex is child porn. Taking a picture of yourself at 17 is child porn, and most laws are written that you could go to jail for taking your own picture. Child porn is about thought police telling people they shouldn’t fantasize about under-age people. Supposedly it started out as protection for children by restricting the profit motive for creating child porn, but if that were the actual case, then simulated child porn would be encouraged as a replacement, not discouraged. That leaves thought police as the only other possible explanation of why child porn is illegal and why it should be applied here.


Las leyes de pornografía infantil no se hicieron para evitar la explotación de niños. Tomar una foto de dos personas de 17 años teniendo sexo perfectamente legal es pornografía infantil, y la mayoría de las leyes permiten que uno vaya a la cárcel por tomarse una foto de sí mismo. La pornografía infantil tiene que ver con la policía del pensamiento diciéndole a la gente que no debe fantasear con menores de edad. Supuestamente empezó para proteger a los niños castigando el factor monetario que impulsa a crear pornografía infantil, pero si ese fuera el caso hoy en día, entonces la pornografía infantil simulada sería promovida como un reemplazo, y no ilegalizada. Eso deja al crimen mental como la única otra explicación de porqué la pornografía infantil es ilegal y de porqué es aplicada aquí [pornografía infantil simulada].

http://yro.slashdot.org/comments.pl?sid=1074933&cid=26264373

Este inteligente –y cierto- comentario de un usuario de Slashdot –donde a menudo se pueden oír otros inteligentes y ciertos comentarios-, iba correspondido de cierta carga de juicio de valor: el autor afirmaba que era correcto castigar el crimental. Creo que la gran mayoría de la gente concede que castigar el pensamiento es inmoral y hasta ilegal (por lo menos en la Argentina), sin embargo, pareciera ser que no sostienen esa creencia cuando se trata de pornografía infantil/pedofilia. Por supuesto, en los papeles, la ley sólo puede castigar los actos, pero, ¿qué pasa cuando se racionaliza –se justifica- el crimental y se pasa a castigar el pensamiento? Pasa que tenemos leyes como las de la pornografía infantil y la de la pornografía infantil simulada. No en todos los países, por suuesto, se castiga el crimental. Sin embargo, en muchísimos, sí. En muchos países pensar, fantasear es un crimen. Lindo mundo, ¿no?

Como dije, el comentario tenía una carga de juicio de valor. Se la despojé porque claramente su autor apoya castigar el crimen de la mente. Si se la quitamos, nos encontramos con un inteligentísimo comentario. Y que es verdad. No se castiga a la pornografía infantil o al lolicón porque le pueda hacer daño a alguien (sino, como bien dijo el autor, éste último sería promovido y alentado como un reemplazo seguro), sino porque implican ciertos pensamientos que la sociedad no considera aceptables en la actualidad. Las leyes no buscan proteger a los niños. Buscan castigar a los paedófilos. Esto, que ya nos cansamos de repetir en este blog y que es UNA CONCLUSIÓN QUE YA HABÍAMOS EXTRAIDO anteriormente (el “héroe” nuestro de cada día: un “caza pedófilos”), encuentra aquí un fundamento más. Las evidencias son abrumadoras: las leyes de pornografía infantil no quieren proteger sino castigar. Lo que está “mal” no es la pornografía infantil, sino el paedófilo (¿y si no porqué alguien que no lo es tiene “pase libre” para descargar toda la pornografía infantil que quiera, como es el caso de nuestro “amigo” “caza pedófilos”? ¿Y por qué encima se lo considera un “héroe”?). Más aún, lo que está mal es el pensamiento. Más aún, se hacen leyes para castigar el pensamiento (porque algo puede ser inmoral pero no ilegal). Más aún, esas leyes que castigan el pensamiento encuentran apoyo en la población.

Ahora preguntémonos, como sociedad:

¿Deseamos proteger a los niños o castigar a los paedófilos (entiendo, como siempre en este blog, por paedófilo alguien con una atracción hacia los menores, no alguien que abusó de un menor)?

Esto tiene dos respuestas posibles y obvias. Si bien se puede desear proteger a los niños y castigar a los paedófilos, estos es imposible como concluiremos en un instante.

Si contestamos que deseamos proteger a los niños entonces el plan de acción consiste en legalizar (en aquellos países donde sea ilegal) y promover el lolicón (y el shotacón) como alternativa segura e inofensiva ante la pornografía infantil. El plan de acción consiste también en detener de una puta vez la martirización, discriminación y degradación de los paedófilos, ya que esto sólo genera frustración, alienación y sentimientos antisociales en estos, y esto es algo que no queremos –en el caso de que efectivamente queramos proteger a los niños-, do we?. Consiste también en otorgar ayuda/apoyo psicológico/médico seguro a los paedófilos. Consiste en realizar estudios y análisis científicos serios y neutrales acerca del tema y todas sus facetas. Si hacemos todo esto, entonces estaremos protegiendo a los niños.

Pero supongamos que no queremos proteger a los niños, sino castigar a los paedófilos. Entonces hagamos todo lo contrario.

Prohibamos cualquier representación artística inofensiva que pueda ser usada por paedófilos, de esa forma, sino tienen nada con qué masturbarse, <Ironía>eso significa que pararán de hacerlo, y no que saldrán a buscar material real o incluso niños reales, ¿no? </Ironía>. Si queremos castigar a los paedófilos discriminemos, martiricemos y degradémoslos, total, <Ironía>alguien que sufre todo esto, no puede posiblemente detestar a la sociedad, ¿no? </Ironía>. No les brindemos ayuda ni apoyo, total, <estupidez>¿para qué querríamos ayudarlos, y qué beneficios podríamos obtener de eso?</estupidez> No realicemos estudios, porque, mientras menos sepamos, mejor. Si hacemos todo esto, y acá va sin ironía, sin duda alguna estaremos castigando a los paedófilos.

Ahora bien, como vemos, ambas opciones o caminos son antagónicos. No podemos desear y esperar que sucedan ambas cosas. Es una cosa o la otra, pero no ambas. Son caminos opuestos, uno lleva a una sociedad más justa y mejor, el otro, al odio (recordemos por favor que el odio sólo genera más odio) y la irracionalidad (y también que la estupidez, como la diarrea, es contagiosa por vía oral).

Creo que como sociedad responder a esa pregunta es de una importancia vital. Corrijo mi afirmación. Creo que como sociedad, replantearse esa pregunta es de una importancia vital. Porque actualmente, 2009, la sociedad ya ha respondido esa pregunta y el camino que ha elegido hará que 1984 en diez años parezca un chiste.

Pd: El título está extraído de una canción de Atari Teenage Riot, banda alemana que en los 90s ejerció un verdadero terrorismo social, tanto desde su sonido como desde sus letras como desde sus posturas, anti fascistas y anti capitalistas. Su música, en palabras, hiperbolizadas, del crítico Scaruffi “aterrorizaba discotecas y radios de toda Alemania”.

A %d blogueros les gusta esto: