All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for julio 2009

The Perry Bible Fellowship: Somos taaaaaaaan indies

PBF211-Atlantis

PBF004-Deal_with_the_Devil

PBF092-The_Mercy_of_Admiral_Shlork

PBF032-Todays_My_Birthday

PBF037-Bear_Boy

PBF097-Astronaut_Fall

PBF024-Puppy_Wish

PBF053-Angels_Caught

PBF080-Mice_Gun

PBF106-Billy_the_Bunny

PBF210-Wishing_Well

PBF152-Scorpy_the_Forest_Friend

“Indie” es una palabra que se puede usar para todo. Música, cine, software, y… comics. Y, a pesar del carácter peyorativo que adquiere muchas veces, hay algunos que llevan la etiqueta ligeramente, con orgullo pero sin darle demasiada importancia, respetándola, cumpliendo su canon y sus lugares comunes al dedillo pero tomándolos a la ligera. En esas contradiciones se encuentra The Perry Bible Fellowship, un webcomic tan indie que, a priori, despierta sospechas y recelos. Olemos automáticamente a universitarios de ciencias sociales pseudo-intelectuales fans de Radiohead y ya queremos correr para otro lado.

Pero no. TPBF no se queda en el molde de “historieta indie”, logrando momentos de absoluto genio y belleza. Con un estilo absolutamente ecléctico (las historietas pasan del blanco y negro al tecnicolor pasando por variados estilos de dibujo, desde el collage a la estética videojuego y el animé) TPBF se encarga, un poco, de agitar esas aguas tranquilas del chiste anunciado, del latiguillo que debe ser gracioso, de la historieta de humor como historieta graciosa. El humor es ligerísimo y siempre asentado en las bases del absurdo. Pero de un absurdo diferente del que nos enseñaron los papás de las décadas pasadas: este es un absurdo absolutamente moderno, que mama del internet tanto como de 4chan (es decir, de la anarquía y la desidia), y que, además, toca un tema que, generalmente, no se toca en la historieta indie: el sexo (heterosexual y entre adultos). Pero lo mejor, o lo novedoso, es que no trata de darle una vuelta de tuerca al tema -como si eso fuera posible-, sino simplemente destacar sus absurdos y obviedades. En general, la historieta indie habla del sexo o desde una forma intencionadamente “experimental” o “progresista”, o desde el absurdo y la humorada más salvaje. TPBF no cae en ninguno de esos lados y su enfoque del tema es tan refrescante como urticante.

No todo es sexo en TPBF. De hecho, la mayoría no es. ¿Entonces, de qué va, esta extraña historieta? Pues va… del absurdo. En sus cuatro cuadritos se encarga de desprocesar el absurdo y el “chiste” molesto, incómodo, desde una perspectiva efectiva: combinando brutalmente una estética naif y colorida con escenas de notable salvajismo y viscerabilidad. No, no es Happy Tree Friends. TPBF jamás se regodea en la violencia por la violencia o la sangre por la sangre. Es más bien – en las entregas que se ocupan del tema- una especie de desprocesamiento, de estudio de la viscerabilidad en la violencia, en las escenas violentas, tomándolas desde una postura cándida para hacer notar su brutalidad inherente. El método -ver la violencia desde una postura cándida para evidenciar su salvajismo- funciona, y esa es una de las mayores virtudes de TPBF.

Un mensaje de “te casarías conmigo” escrito con cadáveres humanos, un padre que recibe dinero del monstruo del armario para permitirle comerse a su hijo, un maestro jardinero que entretiene a los niños sacándose la cabeza, un árbol que ve cómo su amante de madera se convierte en el hacha que lo tala, un niño que grita “¡hoy es mi cumpleaños!” mientras la muerte cuenta un día menos… En todas esas escenas contadas cándidamente se encuentra el temor ante el absurdo, y ese absurdo es la muerte y la maldad o el sadismo humano (e inhumano). En todos esos cuadros se respira una brutalidad, un salvajismo inherente a la violencia de la situación misma que no se ve explícitamente en sus coloridos dibujos, sino que surgen del análisis posterior, del shock recibido después de leer (o mirar. casi no tiene palabras escritas la historieta) el último cuadro, de exclamar un WTF en voz alta. TPBF nos enseña que básicamente la muerte se esconde en los actos más triviales, y nos muestra, como Cortázar, que toda realidad tiene su reverso, que detrás de eso que vemos y de lo que nos reímos se esconde la esencia misma de la vida, que es la muerte.

TPBF es una de esas historietas que nos dejan con una rara impresión después de leerlas. Toman el absurdo pero con un objetivo diferente a la gran mayoría: lo utiliza para hablar de la violencia y la muerte inherentes a la vida. Y después de caer de prepo en el último cuadrito, sentimos que algo cambió, que se nos reveló una nueva cara de la existencia, muchísimo más oscura, que hasta ahora no conocíamos. Como el terrible momento en que descubrimos que moriremos, esa es la revelación que nos ofrece.

C. L. Dodgson, más conocido como Lewis Carroll, según Jorge Luis Borges

En el capítulo segundo de su Symbolic Logic (1892), C. L. Dodgson, cuyo nombre perdurable es Lewis Carroll, escribió que el universo consta de cosas que pueden ordenarse por clases y que una de estas es la clase de cosas imposibles. Dio como ejemplo la clase de las cosas que pesan más de una tonelada y que un niño es capaz de levantar. Si no existieran, si no fueran parte de nuestra felicidad, diríamos que los libros de Alicia corresponden a esta categoría. En efecto, ¿cómo concebir una obra que no es menos deleitable y hospitalaria que Las mil y unas noches y que es asimismo una trama de paradojas de orden lógico y metafísico? Alicia sueña con el Rey Rojo, que está soñándola, y alguien le advierte que si el Rey se despierta, ella se apagará como una vela, porque no es más que un sueño del Rey que ella está soñando. A propósito de este sueño recíproco que bien puede no tener fin, Martin Gardner recuerda cierta obesa, que pinta a una pintora flaca, que pinta una pintora obesa que pinta una pintora flaca, y así hasta lo infinito.

La literatura inglesa y los sueños guardan una antigua amistad; Beda el Venerable refiere que el primer poeta de Inglaterra cuyo nombre alcanzamos, Caedmon, compuso su primer poema en un sueño; un triple sueño de palabras, de arquitectura y de música, dictó a Coleridge el admirable fragmento de “Kubla Khan”; Stevenson declara que soñó la transformación de Jekill en Hyde y la escena central de Olalla. En los ejemplos que he citado, el sueño es inventor de poesía; son innumerables los casos del sueño como tema y entre los más ilustres están los libros que nos ha dejado Lewis Carroll. Continuamente los dos sueños de Alicia bordean la pesadilla. Las ilustraciones de Tenniel (que ahora son inherentes a la obra y que no le gustaban a Carroll) acentúan la siempre sugerida amenaza. A primera vista o en el recuerdo las aventuras parecen arbitrarias y casi irresponsables; luego comprobamos que encierran el secreto rigor del ajedrez y de la baraja, que asimismo son aventuras de la imaginación. Dodgson, según se sabe, fue profesor de matemáticas en la Universidad de Oxford; las paradojas lógico-matemáticas que la obra nos propone no impiden que esta sea una magia para los niños. En el trasfondo de los sueños acecha una resignada y sonriente melancolía; la soledad de Alicia entre sus monstruos refleja la del célibe que tejió la inolvidable fábula. La soledad del hombre que no se atrevió nunca al amor y que no tuvo otros amigos que algunas niñas que el tiempo fue robándole, ni otro placer que la fotografía, menospreciada entonces. A ello debemos agregar, por supuesto, las especulaciones abstractas y la invención y ejecución de una mitología personal, que ahora venturosamente es de todos. Queda otra zona, que mi incapacidad no entrevé y que los entendidos desdeñan: la de los pillow problems que urdió para poblar las noches del insomnio y para alejar, nos confiesa, los malos pensamientos. El pobre Caballero Blanco, artífice de cosas inservibles, es un autorretrato deliberado y una proyección, quizá involuntaria, de aquel otro señor provinciano, que trató de ser Don Quijote.

El genio algo perverso de William Faulkner ha enseñado a los escritores actuales a jugar con el tiempo. Básteme hacer mención de las ingeniosas piezas dramáticas de Priestley. Ya Carroll había escrito que el unicornio reveló a Alicia el modus operandis correcto para servir el budín de pasas a los invitados: primero se reparte y luego se corta. La Reina Blanca da un grito brusco porque sabe que va a pincharse un dedo, que sangrará antes del pinchazo. Asimismo recuerda con precisión los hechos de la semana que viene. El Mensajero está en la cárcel antes de ser juzgado por el delito que cometerá después de la sentencia del juez. Al tiempo reversible se agrega el tiempo detenido. En casa del Sombrero Loco siempre son las cinco de la tarde; es la hora del té y se agotan y se colman las tazas.

Antes los escritores buscaban en primer término el interés o la emoción del lector; ahora, por influjo de las historias de la literatura, ensayan experimentos que fijen la perduración, o siquiera la inclusión fugaz, de sus nombres. El primer experimento de Carroll, los dos libros de Alicia, fue tan afortunado que nadie los juzgó experimental y mucho lo juzgaron muy fácil. Del último, Sylvie and Bruno (1889-1893) sólo cabe honestamente afirmar que fue un experimento. Carroll había observado que la mayoría, o la totalidad, de los libros nace de un argumento previo cuyos diversos pormenores el escritor inserta después; resolvió invertir el procedimiento y anotar circunstancias que los días y los sueños le depararan y ordenarlas después. Diez lentos años consagró a plasmar esas formas heterogéneas que le dieron, escribe, una clara y abrumadora noción de la palabra caos. Apenas quiso intervenir en su obra con una que otra línea que sirviera de nexo necesario. Llenar un número determinado de páginas con un argumento y sus ripios le parecía una esclavitud a la que no tenía que someterse, ya que la fama y el dinero no le importaban.

A la singular teoría que he resumido, agrego otra: presuponer la existencia de hadas, su condición ocasional de seres tangibles ya en la vigilia, ya en el sueño, y el comercio recíproco del orbe cotidiano y del fantástico.

Nadie, ni siquiera el injustamente olvidado Fritz Mauthner, desconfió tanto del lenguaje. El retruécano es, por lo general, un mero alarde bobo de ingenio (“el alígero Dante”, “el culto pero no oculto Góngora” de Baltasar Gracián); en Carroll descubren la ambigüedad que acecha en las locuciones comunes. Por ejemplo, el que acecha en el verbo to see:

He thought he saw an argument

That proved he was the Pope:

He looked again and found it was

A Bar of Mottled Soap.

“A facto so dread” he faintly said,

“Extinguishes all hope!”

Ahí se juega con el doble sentido de la voz to see; descubrir un razonamiento no es lo mismo que percibir un objeto físico.

Quien escribe para los niños corre peligro de quedar contaminado de puerilidad; el autor se confunde con los oyentes. Tal es el caso de Jean de La Fontaine, de Stevenson y de Kipling. Se olvida que Stevenson escribió A Child’s Garden or Verses, pero también The Master of Ballantrae; se olvida que Kipling nos ha dejado las Just so Stories y los relatos más complejos y trágicos de nuestro siglo. En lo que a Carroll se refiere, ya dije que los libros de Alicia pueden ser leídos y releídos, según la locución hoy habitual, en muy diversos planos.

De todos los episodios, el más inolvidable es el adiós del Caballero Blanco. Acaso el Caballero está conmovido, porque no ignora que es un sueño de Alicia, como Alicia fue un sueño del Rey Rojo, y que está a punto de esfumarse. El Caballero es asimismo Lewis Carroll, que se despide de los sueños queridos que poblaron su soledad. Es lícito recordar la melancolía de Cervantes, cuando se despidió para siempre de su amigo y de nuestro amigo, Alonso Quijano, “el cual, entre compasiones y lágrimas de los que allí se hallaron, dio su espíritu, quiero que se murió”


LEWIS CARROLL: Obras completas. Prólogo de JORGE LUIS BORGES. (Buenos Aires, Corregidor, 1976)

¡¡DEFINICIÓN DE ACTIVISMO!!

El arte popular es así. Capaz de sintetizar mucho en pocas palabras. De hacer claro, clarísimo lo que requiere más deglución y desarrollo. Y si de arte y de popular se trata, ¿quién mejor que Quino?

240

A veces siento que el activismo paidófilo tiene exactamente esa misma tara: la incapacidad de comunicarse. De exponer CLARA Y CONCISAMENTE sus ideas. Que la única respuesta que genera en la gente es WTF¡?? Que, en definitiva, no se entiende de qué hablamos, qué queremos ni qué hacemos. Como activista me planteo que el mayor problema del activismo paidófilo mundial es:

* La incapacidad para comunicarse

Mi mayor miedo es que la gente que se cruza con este blog, de casualidad o no, no entienda de qué hablamos ni qué queremos. Para evitar eso, siempre trato de dar las definiciones de las palabras que empleo y que la mayoría tiene mal incorporadas: paidófilo, persona con una atracción sexual hacia los niños, girl lover, persona que ama a las niñas, etcétera. Que paidófilo no significa abusador, que girl lover no es sinónimo de paidófilo, etcétera.

Pero también está la cuestión de qué quiere el activismo. En concreto. Sobre este punto existen disidencias sencillamente porque cada uno tiene su personalidad.

Los objetivos primarios, inmediatos, de este blog siempre fueron dos:

* Dar un medio de expresión a cualquier persona que quiera expresarse y se vea censurada.

* Dar un medio para, no sólo ofrecer una opinión y una visión en conflicto con el discurso homogéneo de los medios de comunicación, sino también para dar a conocer estudios científicos, opiniones capacitadas, reflexiones serias, pensamientos, arte, acerca de este tema que tratamos.

Esos siempre fueron los dos objetivos inmediatos de este blog. Pero, ¿y los objetivos del activismo pedófilo? ¿Cuáles son?

En la sociedad actual, lo más real que podemos buscar es lo siguiente:

Trabajar por la igualdad de pedófilos para eliminar cualquier tipo de

discriminación.

Esto, que parece tan sencillo y tan obvio, es una tarea ya de por sí TITÁNICA. Día a día nos encontramos que paidófilos de todo el mundo son discriminados, censurados, atacados debido a su orientación sexual. Y sólo a su orientación sexual. Por el simple hecho de ser paidófilo pareciera que la otra gente tiene el derecho a censurarte, atacarte.

¡BASTA!

NADIE tiene la obligación a permitir ser DISCRIMINADO y HUMILLADO debido a su orientación sexual. NADIE. Un paidófilo es alguien CON UNA ORIENTACIÓN SEXUAL DIFERENTE, UNA ORIENTACIÓN SEXUAL QUE NO ELIGIÓ, PIDIÓ NI ESCOGIÓ Y POR LO TANTO NOS PARECE DEL TODO INACEPTABLE QUE ALGUIEN SEA DISCRIMINADO POR ALGO QUE NO PUEDE CAMBIAR MÁS QUE SU FACTOR SANGUINEO O SU HUELLA DIGITAL. NADIE ELIGE SU SEXUALIDAD Y POR LO TANTO ES ABSOLUTAMENTE INACEPTABLE QUE SE DISCRIMINE CON BASE EN ESTA.

Y si

¿Qué pasa si mucha gente tiene el poder, pero ninguno de ellos es uno de nosotros?

¿Y qué pasa si el de al lado te está robando la verdad de las manos?

¿Si fingís buscar la cura pero sos la ENFERMEDAD?

¿Y qué pasa si vos sos VIEJO y nosotros JÓVENES?

¿Si vos sos el PASADO y nosotros el FUTURO?

¿Si no nos importa una mierda lo que decís?

ORGANIZACIÓN JÓVENES OPOSITORES PEDÓFILOS (OJO)

Vas a recibir lo que te merecés

FAQ (Frequently Asked Questions) Preguntas frecuentes que el visitante despistado se hace al entrar al blog

FAQ:

-P: ¿Qué es esto?

-R: Es un blog semi-personal (en realidad no lo es) donde, entre otras cosas, se discute temáticas que no encuentran otro ámbito de discusión, como la paidofilia, la pornografía infantil o las relaciones con menores.

-P: ¿Es legal?

-R: Por supuesto. ¿Por qué no habría de serlo? No hospeda ni difunde ningún material ilegal y se encuentra amparado bajo el artículo 19 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU.

-P: ¿Qué se propone este “blog”?

-R: Tiene varios objetivos. El principal es servir como un lugar de discusión, reflexión y opinión, mediante la publicación de artículos científicos, reflexiones y opiniones del autor y de otros contribuyentes. No se permiten –o casi- los artículos que no estén fundamentados o razonados, sólo se admite la discusión seria del tema, con respeto para con el otro. Su otro gran objetivo es servir como un lugar donde todos puedan expresarse y dar su opinión sobre el tema. La realidad es que, tanto en internet como en la vida real, los pedófilos son constante y sistemáticamente censurados. Sus comentarios y opiniones son borrados y callados. No se les deja opinar ni disentir. Se los calla y censura. Este blog quiere ser un lugar donde puedan dar su visión y opinión personal sin temor a que sea censurada. Luego, existen otros objetivos secundarios: servir como un vehículo para que el autor difunda sus particulares (¿?) gustos en diversas ramas del arte (música, literatura, cine) y como lugar de crítica y opinión sobre el arte o diversos temas sociales.

P: ¿Es este un blog pedófilo?

R: Depende de cómo definas “blog pedófilo”. Si tu definición de “blog pedófilo” es “un lugar donde se puede conseguir/bajar pornografía infantil” o cualquier otro material ilegal, la respuesta es NO. Si tu definición de blog pedófilo es –como la mía- “un blog que habla sobre la pedofilia” la respuesta es SÍ.

P: ¿Este blog defiende la pedofilia?

R: Una vez más, depende de tu definición de “pedofilia”. Si para vos pedofilia es abuso de menores, la respuesta es un claro NO. Si, igual que para mí, definís pedofilia como una orientación sexual diferente, la respuesta sigue siendo un NO. La razón es que la pedofilia, per se, no necesita defensa. Es una atracción natural que no puede ser cambiada, y por lo tanto, es ridículo hablar de “bien” o “mal”. Sería como decir que está mal que el sol salga por el Este o que en las cumbres montañosas haga frío. Son, como la pedofilia, cosas de la naturaleza que no pueden ser cambiadas. Dado que la pedofilia, como la heterosexualidad o la homosexualidad, no se elige, de poco sirve decir que está “bien” o que está “mal”. Uno puede elegir ser pedófilo tanto como puede elegir su grupo sanguíneo o sus huellas digitales.

P: ¿Este blog defiende el abuso a menores?

R: La respuesta es NO.

P: ¿Este blog defiende “las relaciones consentidas con niños”?

R: La respuesta es NO.

P: Entonces, con respecto al sexo con menores, ¿qué defiende este blog?

R: La repuesta es la DISCUSIÓN, LA REFLEXIÓN Y EL ANÁLISIS CIENTÍFICO. Este blog lo único que defiende es la POSIBILIDAD DE DISCUTIR Y HABLAR SOBRE EL TEMA Y QUE SE HAGAN Y SE DIFUNDAN ESTUDIOS CIENTÍFICOS SOBRE EL MISMO. Eso es, ciertamente, lo único que defiende el blog.

P: ¿Este blog hace apología al delito?

R: Si leíste todo lo que escribí, habrás visto que la respuesta es un claro NO. En ningún lugar, jamás, instigamos a nadie a hacer nada contra la ley. Tan sólo discutimos, reflexionamos y nos preguntamos sobre el tema, ya que, está claro, no todo es tan sencillo como lo pintan los medios. Si discutir es ilegal, entonces deberíamos ir todos presos.

P: Muchas veces veo que emplean el término “pedófilo” o “girl lover” de formas que no tenía claro que eran correctas. “Yo creía que ser pedófilo era abusar de niños” [frase textual de alguien que firmó el blog]

R: El problema es que los medios de comunicación, al igual que la gran mayoría de la gente, se dedican a VIOLAR al idioma castellano, a emplear galimatías, falacias y errores de argumentación y de lógica. Al difundir constantemente frases como “CAE BANDA DE PEDÓFILOS” crean la sensación de que ser pedófilo es algo ilegal y de que un pedófilo es un violador. Al utilizar expresiones como “BANDA DE PEDÓFILOS”, “ACUSADO DE PEDOFILIA”, “CASOS DE PEDOFILIA” contribuyen a eso. Nosotros creemos firmemente que un pedófilo es alguien con una orientación sexual diferente que, al igual que absolutamente todo el mundo, mientras no cometa ningún ilícito, debe ser respetado y aceptado en su sexualidad como cualquier otro. Creemos firmemente que mientras no actúe en base a su atracción (en este blog en la sección de links tenemos muchos enlaces a páginas que brindan ayuda psicológica o espiritual a personas con tendencias pedófilas), debe ser ayudado y respetado, y no discriminado o denigrado. Es por eso que nos parece esencial la distinción entre pedófilo y pederasta. Igualar los dos términos equivale a igual violador a heterosexual o violación a romance. Equivale a hacer del pensamiento, un crimen. A hacer de un estatus, un crimen.

CÓMO LAS LEYES ESTADOUNIDENSES CONDENAN A LOS NIÑOS COMO ADULTOS POR “CRÍMENES SEXUALES”

http://www.operationawareness.com/index_11.html

sop06626

00489525

00511838

sop03803_73x100

sop05064

THESE ARE CHILDREN ON THE SEX OFFENDER REGISTRY. MOST HAVE BEEN CONVICTED AS ADULTS EVEN THOUGH THEY WERE MINORS WHEN THEIR “OFFENSE” OCCURED. STATUTORY RAPE, PLAYING DOCTOR, OR ACTING OUT THINGS THEY HAVE SEEN ON TV. ARE THESE KIDS REALLY DANGEROUS OR ARE THEY SIMPLY VICTIMS OF MEGANS LAW IN A SEX SATURATED SOCIETY? THESE KIDS LIVES ARE OVER BEFORE THEY HAVE EVEN BEGUN. THEY WILL CARRY THE MARK OF REGISTERED SEX OFFENDER AND CHILD MOLESTER FOR THE REST OF THEIR LIVES

ESTOS SON NIÑOS QUE SE ENCUENTRAN EN EL REGISTRO DE “AGRESORES SEXUALES”. LA MAYORÍA FUERON CONDENADOS COMO ADULTOS A PESAR DE MENORES CUANDO SU “OFENSA” OCURRIÓ.

VIOLACIÓN POR TENER RELACIONES CON UNA MENOR, JUGAR AL DOCTOR O ACTUAR COMO HACEN LOS ADULTOS EN LA TELEVISIÓN SON LOS CARGOS QUE SE LE IMPUTARON A ESTOS NIÑOS.

¿¿SON ESTOS CHICOS REALMENTE PELIGROSOS O SON VÍCTIMAS DE LA LEY DE MEGAN [UNA LEY QUE OBLIGA A TODO ESTADO NORTEAMERICANO A HACER PÚBLICA UNA LISTA DE CONDENADOS POR DELITOS SEXUALES] EN UNA SOCIEDAD PARANÓICA SATURADA DE SEXO??

LA VIDA DE ESTOS NIÑOS YA SE ACABÓ ANTES DE EMPEZAR. VAN A LLEVAR EL ESTIGMA DEL REGISTRO DE ABUSADORES POR TODA SU VIDA

No pierdan sus sueños

suicideEs curioso cómo una banda con un nombre como “Suicide” pueda tener una de las canciones más luminosas y claras de la historia del rock. Bueno, tampoco mintamos y digamos que esta es la verdadera cara del dúo new wave de Alan Vega, que en el disco que la contiene se dedicó más a darle sonido al terror psicótico industrial que a hacer canciones pop luminosas y bucólicas. Pero bueno, de vez en cuando se equivocan, se salen del molde y le salen gemitas como “Keep Your Dreams”, una hermosura abierta y soleada con una voz que envuelta en el sintetizador –más claro y dulzón que nunca- del dúo sintetiza todo en una frase: “No pierdan sus sueños”. Una verdadera joyita que por razones inexplicables (¿tal vez demasiado clara para un disco tan torturado y tortuoso? Recordemos que su debut homónimo de 1977 también incluía la contraparte perfecta de Keep Your Dreams: Frankie Teardrop, la canción más desgarradora sobre la sociedad industrial jamás hecha) no fue incluida en la edición original de Suicide y recién vio la luz en reediciones posteriores del disco, como en la especial de dos CDs, donde fue incluida como bonus-track en el CD uno junto a una versión en vivo en el dos. La versión de estudio es infinitamente mejor, como suele ser el caso. Tan hipnótica y sugerente como bella y soleada.

Suicide definitivamente demostró que cuando las bandas se salen de su molde no siempre terminan haciendo desastres. Por lo menos cuando se trata de sólo una canción.

Written by porlaverdad3

15/07/2009 at 06:48

Distintas clases de pedófilos o el mito del pedófilo baboso parte 2


Ya nos cansamos de decirlo en este blog, pero entre las personas con una atracción hacia los niños, existen diferentes tipos o mejor dicho arquetipos, porque lo que listaré no son más que simplificaciones arquetípicas.

Existen diferentes tipos del mismo modo en que existen diferentes tipos de hombres y mujeres teleófilos (atraídos hacia adultos y jóvenes) heterosexuales y homosexuales. Existen mucha clase de arquetipos de heterosexuales también, desde el “playboy” y el “dandy”, hasta el poeta amanerado pasando por el macho que sólo busca acostarse con mujeres y no ama a ninguna. Cada personalidad es única en el fondo, pero nos gusta crear arquetipos porque ayudan a comprender la realidad simplificándola.

El problema es que, si bien la gente acepta que existen distintos tipos de hombres heterosexuales (el sensible, el macho, el galán, etc.), tiende a creer que pedófilos hay un solo tipo: el pedófilo baboso que sólo busca abusar de niños. Dentro de este arquetipo hay dos variantes: el famoso y respetado personaje, integrado socialmente, conocido y respetado, con un deseo secreto y oscuro por abusar de niños (pienso en el autor de libros de autoayuda en Donnie Darko), hasta el bruto mal afeitado y obeso excluido socialmente que secuestra niños en una camioneta negra de vidrios polarizados (tantos otros). En general, estos dos arquetipos tienen una característica común: el paidófilo sólo busca a los niños para satisfacerse sexualmente, no los ama. En el prejuicio del imaginario social esto es imposible. También pienso en algunos pedófilos caricaturizados, por ejemplo, el humanizado paedo de Con Air, donde nuestro actor secundario favorito hace de un pederasta inteligente, afable y de buen corazón, que al final, es el único que termina bien en la película. Una verdadera rara avis.

Pero bueno, el cine es el cine –fantasía- y los prejuicios rara vez concuerdan con la realidad. Lo cierto es que la idea del paidófilo como alguien cuyo único deseo es abusar de niños es totalmente falsa –la realidad lo demuestra- y se hace oportuno ver algunos tipos.

Dos aclaraciones: el texto, como todo en este blog, está escrito desde una perspectiva girl lover, es decir, hacia las niñas.

Segundo, que existen dos clases de tipos: tipos según el grado de atracción, y tipos según la edad de atracción. Son un tándem. Una persona puede ser infantófila girl lover, o infantófila platónica, etc. Lo mismo para los efebófilos. No se excluyen, sino que se complementan. Un grupo hace referencia al tipo de orientación sexual (si es sólo sexual, o fetichista, o romántica, etc.) y otro a la edad de orientación sexual (efebófilos, pedófilos, infantófilos)

Por tipo de atracción:

El pedófilo “puro”: Se podría decir que es aquel cuya atracción es sólo de índole sexual. Se siente atraído hacia las/los niñas/niños de la forma en que cualquier hombre se siente atraído por una mujer o por otro hombre. Eso no significa que no pueda sentir algo más por alguna/alguno, pero en general su atracción es sólo sexual. Busca hacer el amor o tener relaciones consentidas con un/una menor, no violarlo o abusar de él/ella. No me parece reprochable, ya que es tan sólo una atracción sexual más, y de la misma forma en que nadie opina nada de un hombre que sólo busca a las mujeres sexualmente, no me parece justo criticarlo, mientras no tenga relaciones o abuse de ningun@, sólo por tener una orientación sexual diferente.

Pedófilo sádico o abusador: Tipo raro, su atracción es sólo sexual, pero no desea hacer el amor con una niña (como el pedófilo puro), sino abusar de ella o violarla, hacerla sufrir o provocarle daño. El sexo debe ser violento y abusivo, con sufrimiento para la pequeña. Por suerte, definitivamente raro (¿quién querría hacerle daño a un niño?) y definitivamente el tipo que menos me agrada, aunque tal vez el más interesante (porque una vez más, ¿quién y porqué podría quererle hacer daño a un niño?)

El pedófilo platónico: Su atracción es más del tipo de amor platónico, es decir, con un componente sexual reprimido y un especial énfasis en componentes no sexuales como la amistad, la compañía de las/los niñas/niños, jugar con ellos, etc.

El pedófilo fantasioso: No busca tener relaciones sexuales con una/uno (a pesar de que se siente atraído sexualmente) sino que simplemente “fantasea”, libera sus instintos sexuales no aceptados socialmente en la realidad a través de la fantasía. Consumen lolicón simplemente porque sabe que es fantasía, en la vida real nunca harían algo del estilo.

Girl lover/Boy lover: Su atracción hacia las/los niñas/niños es romántica, es decir, tanto sexual como emocional. AMAMOS a las/los niñas/niños y deseamos protegerlas y cuidarlas. A diferencia del pedófilo “puro” o el sádico, nuestra atracción es romántica en general, amamos a las niñas (y déjenme hablar por una vez como girl lover, aunque ídem para boy lovers) por ser lo que son: seres puros y tiernos que merecen nuestro más absoluto amor. Un verdadero girl lover busca proteger, cuidar, amar y ser amado por una niña. Jamás abusaría/violaría de una y disfruta más que nada en el mundo de su compañía, jugar con ella, charlar con ella, compartir una película o un momento de diversión. Busca hacerla reír y ser feliz. Nada es más importante que la felicidad de una niña para un girl lover. Eso es, por definición, el significado de la palabra “Girl lover”.

Pedófilo activista: No sólo es consciente y acepta su sexualidad, sino que además se considera a sí mismo como un “activista paedófilo”. No se contenta con sentirse excluido. Busca informar a la gente, comunicarse, expresarse, cambiar la situación, cambiar las cosas, en una palabra: busca un cambio, no es un sujeto pasivo.

Por edad de atracción:

Pseudo efebófilo: Su atracción es hacia niñas/niños de 10 años para arriba. Busca los caracteres sexuales pre-adolescentes o de la adolescencia temprana (pechos que comienzan a desarrollarse, cuerpos firmes y turgentes, etc.). Puede llegar a fantasear con niñas/niños menores, pero sólo si comparten características pre-adolescentes. Este sería el tipo de Humbert Humbert, el famoso “pseudo pedófilo” de la novela de Nabokov, “Lolita”. Este tipo puede subdividirse en todos los mencionados antes: pseudo efebófilo puro, fantasioso, sádico, platónico, girl/boy lover, activista, etc.

Infantófilo: Su atracción es hacia niñas/niños de menos de tres años en general, y podría dividirse entre los atraídos hacia las/los bebas/bebés, hacia los infantes (o “toddlers”, niñas/niños que comienzan a caminar) o hacia ambos. Lo que más les atrae, por lo menos en los heterosexuales, es la pureza, la inocencia y la belleza suprema de la primera infancia de las niñas. Pueden sentirse atraídos hacia niñas/niños mayores, pero no es su atracción principal. Este tipo también puede subdividirse en todos los mencionados antes: infantófilo puro, fantasioso, sádico, platónico, girl/boy lover, activista, etc.

Pedófilo: Se siente atraído hacia niñas/niños entre los 6/7 y los 11/12. Como regla general, se puede decir que su límite superior es 12 e inferior entre los 6 y los 7, aunque dependiendo de la persona puede variar por supuesto. En los paedófilos hombres heterosexuales esta variación en general es para abajo (mayor inclinación hacia las edades más tiernas) y en los homosexuales hacia arriba (mayor inclinación hacia los adolescentes/temprana adolescencia). Este tipo también puede subdividirse en todos los mencionados antes: pedófilo puro, fantasioso, sádico, platónico, girl/boy lover, activista, etc.

cuadrito

PD: Esta no piensa ser una lista extensiva o rígida. En realidad, como dije más arriba, los tipos puros no existen. Además, una persona puede recorrer varias etapas en su vida: pasar de ser efebófilo a pedófilo a infantófilo (o al revés). O puede tener al principio una atracción exclusivamente sexual y luego enamorarse de una niña y descubrir su costado girl lover. En fin, no existen los tipos únicos, las cosas son bastantes más complicadas en general. Por otra parte, hay también paedófilos bisexuales, otros atraídos también hacia las personas de su edad, etc, etc, etc. En general, podemos decir que no hay una regla. Cada persona es única y vive su paedofilia de una forma diferente, lo cual es bastante obvio: nadie ama de dos formas iguales. A cada ser humano los caminos de la vida lo llevan por sendas diferentes. Muchas son parecidas o se entrecruzan y en mi camino he tenido tanto la desgracia de conocer gente que odia a los niños como el placer de haber encontrado muchos que también aman a las niñas (pero nunca tanto como yo : P)

¿Quién es “Joshua”?

Joshua, más conocido en el mundillo de los abusadores de niños como “Joshua-lb” (lb de little boys), es un personaje que se hizo conocido por su doble moral y su hipocresía infinita. Ha logrado engañar a medio mundo acerca de su pasado y sus intenciones, pero su caradurez tiene un límite.

Lo cierto es que Joshua es un abusador de niños (varones) que durante mucho tiempo frecuentó a otros amigos pederastas (tanto en la vida real como en internet) con los que intercambia fotografías y videos de varones de menos de 7 años, en su mayoría, teniendo sexo o siendo abusados o él mismo organizaba “fiestas bl” (como las solía llamar) en la que se violaba y degradaba asquerosamente a niños de muy corta edad.

Este individuo frecuentaba los barrios pobres en busca de niños pequeños que se prostituyeran, los levantaba y los llevaba a su casa, donde eran abusados por él y por otros de sus amigos pederastas. Estos niños no eran liberados una vez el abuso terminaba, sino que muchas veces las vejaciones continuaban por días o hasta semanas y al niño se le privaba de la libertad hasta que a Joshua o a otro pederasta se le ocurría soltarlo. En la gran mayoría de los casos estos niños eran de clase humilde y necesitaban del dinero con los que los violadores le pagaban en retribución a los abusos cometidos y a cambio de su silencio.

Este personaje era rechazado por la comunidad de boylovers y pedófilos debido a sus inclinaciones sadistas (disfrutaba sexualmente con el sufrimiento de niños pequeños) y a su claro desprecio por la vida y la salud de sus víctimas. Los boylovers –amantes de los niños- lo despreciaban por ser justamente lo contrario: alguien que claramente odiaba a los niños.

Debido a esto Joshua acumuló rencor hacia la comunidad que lo rechazaba y se creó una especie de máscara virtual, de alter ego, en donde finge cazar a los que no comparten sus gustos sadistas y de desprecio por la inocencia pueril. Por otra parte, utiliza esta doble personalidad para chantajear a pedófilos y pederastas para obligarlos a entregarle fotos y videos de abusos y violaciones de niños, que acumula e intercambia con sus amigos pederastas.

Sin embargo, lo gracioso es que, si bien todavía algunos creen que éste individuo es sincero, muchos anti-pedófilos o no-pedófilos lo dejan de lado y vilipendian por su irracionalidad, su costumbre de gritar, su prepotencia, su megalomanía, su estupidez, sus maneras mafiosas, su desprecio por la razón y la lógica. Ojalá este texto sirva para agregar otra característica más: su hipocresía.

PORQUÉ LA GENTE SE PREOCUPA MÁS POR LA “GRIPE A” QUE POR LOS MILLONES DE NIÑOS QUE MUEREN DE HAMBRE

La sociedad está muy preocupada. Un mal, un terrible mal la azota. Un flagelo cual látigo golpea su trasero, moja su oreja y le escupe a la cara. Una plaga sólo comparable a aquellas Famosas Siete que resistieron más o menos estoicamente los egipcianos viste de luto y vergüenza su rostro. No es la pobreza, la desnutrición o el analfabetismo. No es la corrupción ni la miseria extrema ni los niños que mueren de desnutrición. Es la “gripe A” [en este punto cae un rayo, se apagan las luces y se escucha: ruido de cadenas y chirriar de goznes, risa malévola de bruja, batir de alas de murciélagos, musiquita del Imperio de Star Wars, el señor Burns diciendo “excelente”]. En menos de 3 meses, ya se ha llevado la vida de miles de “personas de bien” en todo el globo. En cambio, los seres humanos que se mueren porque no tienen para comer son apenas unos cuantos millones, y son todos negritos y de África, así que no importan mucho. Las muertes por gripe A son menos de 40 en la Argentina. Las causadas por el mal de Chagas, el Dengue o la Malaria, apenas unas cuantas decenas de miles. Y todas de morochos, por suerte.

Preocupémonos por la Gripe A. Después de todo, si todavía no declaramos al país en “ESTADO DE EMERGENCIA” por que hay chicos que se mueren PORQUE NO TIENEN PARA COMER, no debe ser tan grave, ¿no?

Written by porlaverdad3

10/07/2009 at 20:05

Atari Teenage Riot: el fascismo como enfermedad

ATR

En 1995 Atari Teenage Riot clamaba “elimináte, no tenés ninguna chance de ganar” al tiempo que demolía la música –y nuestros oídos- con su para-terrorismo cultural.

p226170ux2w

Surgidos luego de la caída del muro de Berlín y la reunificación alemana, ATR se rebeló contra la creciente –y preocupante- escena de techno filo-nazi que veía surgir. En 1992 hicieron su primer manifiesto: Hetzjagd AufNazis (“Cacen a los nazis”) y se conformaron como un núcleo de resistencia anarquista dentro de la conflictiva escena de la electrónica bailable alemana. Si políticamente tenían algo para decir, su música estaba a la altura de su discurso: ATR se propuso mezclar el rock industrial, el techno, el hardcore, el punk y la electrónica para hacer algo que ellos mismos llamaron: “digital hardcore”, es decir un hardcore donde las guitarras supersónicas son reemplazadas por beats supersónicos, todo esto combinado con melodías pop debajo de capas de violencia y hasta influencias del hip hop. Su mayor cualidad fue, en definitiva, saber combinar la ultra-violencia de su música con melodías pop escondidas detrás de capas y capas de sintetizadores y riffs. Su música, en palabras hiperbolizadas del crítico Scaruffi “aterrorizaba discotecas y estaciones de radio de toda alemania”

Entre sus temas/manifiestos revolucionarios se cuentan “Revolution Action”, una canción de rock industrial furioso en donde se notan más que nunca sus influencias del rap (y que cuenta con un video fabuloso) y su hermana “By Any Means Necessary”, que es aún más violenta y más pop; el punk digital de la homónima “Atari Teenage Riot”; la ya mencionada “Delete Yourself”, donde claman explícitamente “Here’s the order: Delete Yourself!”; el pastiche humorístico de noise pop “Sex Law Penetration”; la frenética y accesible “Speed” (tal vez su canción más “pop”ular) y el grito de “Deutschland Has Gotta Die!”.

Pero tal vez su verdadero himno, su verdadero manifiesto sea Kids Are United! donde afirman que la diferencia no es “entre blanco y negro, sino entre jóvenes y viejos”.

Vos sabés que la violencia es una enfermedad

¡Que va a ser parte de nuestras vidas y nuestro futuro si no hacemos nada contra ella!

Pero si juntamos nuestras fuerzas puede ser un gran era.

Ruidos de disturbios pueden provocar disturbios verdaderos

Jugá este juego bien.

No hay diferencia entre blanco y negro.

La verdadera diferencia está entre jóvenes y viejos.

DESCARGAR COMPILADO:

http://rapidshare.com/files/20614213/Atari_teenage_riot_-_atari_teenage_riot_1992-2000__2006_.rar.htm

Written by porlaverdad3

07/07/2009 at 06:12

Publicado en Arte

Tagged with

Informe exclusivo: qué proponen los candidatos con respecto a los pedófilos

Kirchner: Exterminar a los pedófilos (método: cámara de gas. Masivo y popular, como buen peronista)

Biondini: Exterminar a los pedófilos. (método: cámara de gas, pero por razones diferentes…)

Macri: Exterminar a los pedófilos (método: lapidación pública. Las cámaras de gas salen muy caras y las piedras son gratis -aunque consideraría la primera opción si aparecen buenos negociados con las constructoras)

De Narváez: Exterminar a los pedófilos (método: dejarle el trabajo a la policía)

Patti: Torturar a los pedófilos (70’s all night long)

Pino Solanas: Inyección letal indolora (pasa que es progre)

Michetti: Amputación de todo lo que haya debajo de la cintura (resentida)

Izquierda-Unida-Revolucionara-Socialista-de los trabajadores-Obrera-Comu-Filo-Troskista: Exterminar a los pedófilos (método: obligarlos a leer El Capital entero)

¿Quién es “Joshua”?

Joshua, más conocido en el mundillo de los abusadores de niños como “Joshua-lb” (lb de little boys), es un personaje que se hizo conocido por su doble moral y su hipocresía infinita. Ha logrado engañar a medio mundo acerca de su pasado y sus intenciones, pero su caradurez tiene un límite.

Lo cierto es que Joshua es un abusador de niños (varones) que durante mucho tiempo frecuentó a otros amigos pederastas (tanto en la vida real como en internet) con los que intercambia fotografías y videos de varones de menos de 7 años, en su mayoría, teniendo sexo o siendo abusados o él mismo organizaba “fiestas bl” (como las solía llamar) en la que se violaba y degradaba asquerosamente a niños de muy corta edad.

Este individuo frecuentaba los barrios pobres en busca de niños pequeños que se prostituyeran, los levantaba y los llevaba a su casa, donde eran abusados por él y por otros de sus amigos pederastas. Estos niños no eran liberados una vez el abuso terminaba, sino que muchas veces las vejaciones continuaban por días o hasta semanas y al niño se le privaba de la libertad hasta que a Joshua o a otro pederasta se le ocurría soltarlo. En la gran mayoría de los casos estos niños eran de clase humilde y necesitaban del dinero con los que los violadores le pagaban en retribución a los abusos cometidos y a cambio de su silencio.

Este personaje era rechazado por la comunidad de boylovers y pedófilos debido a sus inclinaciones sadistas (disfrutaba sexualmente con el sufrimiento de niños pequeños) y a su claro desprecio por la vida y la salud de sus víctimas. Los boylovers –amantes de los niños- lo despreciaban por ser justamente lo contrario: alguien que claramente odiaba a los niños.

Debido a esto Joshua acumuló rencor hacia la comunidad que lo rechazaba y se creó una especie de máscara virtual, de alter ego, en donde finge cazar a los que no comparten sus gustos sadistas y de desprecio por la inocencia pueril. Por otra parte, utiliza esta doble personalidad para chantajear a pedófilos y pederastas para obligarlos a entregarle fotos y videos de abusos y violaciones de niños, que acumula e intercambia con sus amigos pederastas.

Sin embargo, lo gracioso es que, si bien todavía algunos creen que éste individuo es sincero, muchos anti-pedófilos o no-pedófilos lo dejan de lado y vilipendian por su irracionalidad, su costumbre de gritar, su prepotencia, su megalomanía, su estupidez, sus maneras mafiosas, su desprecio por la razón y la lógica. Ojalá este texto sirva para agregar otra característica más: su hipocresía.

Written by porlaverdad3

03/07/2009 at 06:42

A %d blogueros les gusta esto: