All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for agosto 2009

Discusiones sin sentido: la importancia de los nombres II y un poco de lingüística

En el post sobre “La importancia de los nombres” concluyo que el mayor problema sobre las discusiones acerca de la pedofilia es semántico. Es decir que el problema, en definitiva, es que dos personas discuten sobre cosas diferentes que llaman con el mismo nombre: ambos utilizan el mismo símbolo para representar dos cosas diferentes.

Para A, x = x

Sin embargo, para B, x = z

Entonces, hablan de dos cosas diferentes pero que representan con el mismo símbolo, en este caso el conformado por las letras y los fonemas “p”, “e”, “d”, “ó”, “f”, “i”, “l”, “o”. “Pedófilo” no es más un símbolo, una convención de sonidos y dibujitos escritos sobre el papel o en el monitor con la forma “p”, “e”, etcétera, cuya definición podemos encontrar en el diccionario. Sin embargo, como ya vimos, existen problemas con la definición del símbolo “pedófilo” ya que no deja conforme a nadie: ni a unos ni a otros. Y también porque no existe un sustituto del símbolo “paedófilo” que defina lo que yo quiero definir (en este caso, alguien con una atracción romántica hacia los niños). En algún sentido, aunque muchísimo más inexacto, el idioma es como la matemática: una colección de símbolos definidos por convención cuyo significado podemos encontrar en un libro llamado “diccionario”. Por ejemplo, en matemática la definición de la intersección entre dos conjuntos es sencilla y no da lugar a malinterpretaciones:


dibujo

Esto es sencillo y, sobre todo, claro, no deja lugar a la vaguedad. Sin embargo, en el lenguaje no todo es tan sencillo. Por ejemplo, una palabra puede tener varias definiciones. Por ejemplo, el símbolo “Abajar” se define como: “bajar” o bien como “Cortar mucho del casco de las caballerías”. Pero la matemática tiene otra ventaja que es que, si no existe algo, lo creamos. Si una cosa no está definida, la definimos y listo. En el lenguaje también se puede hacer esto y el resultado se conoce como “neologismo”, sin embargo, no son “oficiales”, es decir, es un símbolo “informal”, sin valor “formal” (mientras que en matemática lo que definimos, si lo hacemos correctamente, puede ser perfectamente formal). Básicamente es inventar palabras.

El problema es que no existen palabras –símbolos- “oficiales” para representar un significado. Por ejemplo, no existe, en el castellano, una palabra que designe a aquellos paedófilos cuya atracción hacia los niños es de carácter romántico y amoroso, no sólo sexual. En inglés esa palabra (esas palabras) existe(n) y es “girl lover”, “boy lover” y “child lover”. En castellano no existen expresiones correspondientes (uno podría traducirlas, por supuesto, pero todavía seguiría siendo un neologismo hasta que no aparezca en ese librito con definiciones llamado “diccionario”). Uno podría decir varias cosas. Si uno es anti.pedófilo, y tuviera la suficiente cultura e inteligencia, cosa que dada su condición dudo mucho, podría articular la siguiente frase:

“no es necesario inventar un símbolo para designar a aquellos paedófilos enamorados de los niños ya que, estos, no existen. Un paedófilo enamorado de un niño es un absurdo”.

Esto tiene varias respuestas y todas demuestran la futilidad de semejante afirmación. No diremos la más obvia y clara: que SÍ hay paedófilos que cumplen esa condición, porque nunca la creerían. Sería inútil que me ponga como ejemplo porque afirmarían que no siento lo que siento y etcétera. Así que imaginemos que vivimos en su mundo, en el que ellos tienen la razón de todo, y aceptemos su proposición.

En matemática perfectamente existen definiciones que se definen en base a absurdos, es decir, cosas que no existen. Verbigracia: el conjunto vacío, que se define como:


dibujo2


Como vemos, es un absurdo, ya que z nunca es distinto de z y sin embargo existe y es claro y perfectamente formal y definido. Pero en el idioma también existen definiciones de absurdos o de cosas que no existen. Por ejemplo, se define “sirena” como Ninfa marina con busto de mujer y cuerpo de ave, que extraviaba a los navegantes atrayéndolos con la dulzura de su canto. Algunos artistas la representan impropiamente con torso de mujer y parte inferior de pez.”. ¿Eso significa que las sirenas existan? No. Eso significa que el símbolo “sirena” existe, es decir, que tiene una definición y esa definición es “formal” ya que está en el diccionario.

Todo esto para decir, y probar, que la cuestión de que el contenido de un símbolo exista o no es del todo irrelevante. Lo importante, lo relevante, es que exista un símbolo que defina algo de lo que yo quiero hablar y no tenga que recurrir a pleonasmos. Por supuesto, podría hacerlo, podría recurrir a circunloquios para hablar de “personas con una atracción sexual y emocional hacia las niñas”, pero eso es del todo inútil, inadecuado y engorroso.

Como dije, el problema es que no existe un símbolo que defina algo de lo que yo quiero hablar. Ese símbolo existe en el inglés pero no en el castellano. Y aún en el inglés dudo de que sea “oficial”, ya que, A CAUSA DE QUE no existe una organización central que se ocupe de definir los símbolos (para los hispanoparlantes esa organización es la RAE), ¡cada uno le pone la definición que quiere! ¡Muchos definen “girl lover” como “child rapist”! Mientras que los que crearon la palabra, saben que el verdadero significado, el significado original, para la que fue creada, es, traducido al castellano, alguien que siente una atracción romántica hacia las niñas. ¿Cómo se define, entonces, si una definición es “oficial”, en el inglés? Puf, bueno, por la extensión de su uso. Si la mayoría de la gente cree, y escribe libros afirmando que “girl lover” es “child rapist”… el significado original del símbolo “girl lover” se perderá completamente (una analogía en el castellano es “bizarro”, cuyo significado original, y oficial, es “valiente” o “Generoso, lucido, espléndido” y eso se está perdiendo puesto que la gente emplea ese símbolo para referirse a algo “raro, extraño, curioso, grotesco”, que es su significado en el inglés).

Por lo tanto, esto prueba que cualquier objeción que pueda interpolar un anti es del todo irrelevante.


En mi opinión es necesario crear un símbolo, una palabra, para nombrar a girl lovers, child lovers y boy lovers en castellano. Por supuesto, podríamos traducirlas, pero… no me gusta la traducción literal “amantes de niñas”. Suena horrible, presta a confusiones y, en definitiva, es otro circunloquio. Es necesario crear un neologismo que, con el tiempo, esperemos, sea incorporado de forma oficial por la RAE. Cualquier objeción a esto ya probé que es del todo irrelevante. La relevancia de esto es que evita la utilización de pleonasmos y hace muchísima más sencilla la discusión, ya que evita las confusiones. Pero sobre todo porque yo, y muchos que son como yo -sino todo esto no sería más que un reclamo egoísta y solitario- no encuentro satisfactoria la definición de paedófilo porque no me representa. Es del todo inadecuada para mí (y para muchos otros). No me siento contento con ella y la juzgo vaga, perniciosa y hasta incorrecta. Se podría decir que no soy “pedófilo”, sin embargo, no existe ninguna otra palabra que defina lo que soy. No existe la palabra. Ese es, en definitiva, el problema. La carencia de símbolos. Los ingleses necesitaban un símbolo, “girl lover”, y lo inventaron (el inglés, siempre tan versátil). En el castellano necesitamos su equivalente.

JOSHUA insiste en MENTIR

Borges, cuando lo acusaron de ser judío, mostró que, si bien sería un honor tener ascendencia semita, su ascendencia genealógica lo desmentía completamente. Creo, sin pretender juzgar, que rebajarse a contestar las acusaciones hechas por estólidos, fue casi darles la razón y un acto, tal vez, de pusilanimidad.

Esa fue mi máxima: a los idiotas y a los mentirosos, ignorarlos. Contestarles sería casi rebajarme. Sin embargo, hay estólidos y mentirosos que se destacan por su perseverancia. Uno de ellos es joshua.

Joshua, desde su blog (joshua-hunter,etc.), impulsa el terrorismo, el oscurantismo y la caza de brujas. Cualquiera que lo haya leído y haya visto las, cómo decirlo, inquietantes imágenes de niños con tres ojos o con expresiones verdaderamente insanas no puede pretender ignorar que lo escribe alguien con la razón alterada, cuando menos.

Sin embargo, ese no es el punto de este post. El punto es que ese ser que juega a estar loco no puede dejar de mentir acerca de todos y de todo. Incluso, de los que están de su lado, de sus “aliados” (carece de amigos). Miente acerca de todos y de todo y no ofrece la menor prueba en absoluto para hacer pasar por verdad sus inmundas mentiras. A mí, está claro, me odia, debido a que hago este blog y a que defiendo a los paidófilos. IGNORA, O QUIERE IGNORAR, QUE JAMÁS DEFENDÍ A LOS PEDERASTAS O A LOS ABUSADORES. NO SABE, O JUEGA A NO SABER, QUE NUNCA PRETENDÍ HACER PASAR POR ACEPTABLE LO INACEPTABLE. Jamás este blog defendió las relaciones con niños o la pornografía infantil. JAMÁS. LA GENTE CREE QUE HABLAR DE ALGO ES DEFENDERLO. QUE DECIR X ES Z ES LO MISMO QUE DECIR X DEBERÍA SER Z. Pero lo peor, lo intolerable, es que a mí mismo me ha llamado “pederasta y pornógrafo infantil”. A esas mentiras asquerosas, repulsivas, completamente inaceptables, decidí ignorarlas, PORQUE SERÍA CASI DARLE LA VOZ AL ESTÚPIDO. Sin embargo, el estúpido insiste, e insiste, como una cucaracha a la que se la aplasta y persevera en seguir arrastrándose. A los MENTIROSOS, IGNORARLOS. Pero esto tiene un punto. Joshua, SI TENÉS HUEVOS, DEJÁ DE MENTIR. DEJÁ DE MENTIR, TE ESPERO. TE ESPERO A QUE VENGAS A DISCUTIR, SIN RECURRIR A MENTIRAS ASQUEROSAS QUE PARECE SER ES LO ÚNICO QUE CONOCÉS.

Te espero, a ver CUÁN LEJOS LLEGÁS ENFRENTÁNDOTE A LA VERDAD.

A los que no lo conocen, pueden preguntarle a los que sí, a ver qué visión le dan de esta cucaracha mentirosa. Pueden preguntarle a “Tumbadito” (tumbadito.wordpress), sobre el que también mintió y acusó falsamente. Pueden preguntarle a cualquier que lo conozca, sobre su costumbre de mentir descaradamente de cualquiera que no piensa como él. Cualquiera les podrá decir que la máxima, y única, capacidad intelectual de este gusanillo es la mentira.

¿Sabés cuál es la diferencia entre yo y vos, joshua? YO NO MIENTO. Yo me manejo con la razón y la lógica. Vos, con la mentira y el engaño.

Written by porlaverdad3

30/08/2009 at 20:59

Publicado en Activismo, Información

Qué pensaríamos de épocas en las que fuera necesario probar que el agua es superior a la sed?

Obras que fingen defender cosas indefendibles –Elogio de la locura, de Erasmo; Sobre el asesinato considerado como una de las bellas artes, de Thomas de Quincey; La decadencia de la mentira, de Wilde- presuponen épocas razonables, épocas tan ajenas a la locura, al asesinato y a la mentira, que les divierte el hecho de que alguien pudiera vindicar esos males. ¿Qué pensaríamos, en cambio, de épocas en las que fuera necesario probar, con dialéctica rigurosa, que el agua es superior a la sed y que la luna merece que todos los hombres la miren, siquiera una sola vez antes de morir? En esas épocas vivimos…

-Jorge Luis Borges

wtf (ambient)

I’m tired and I never respond to things like this. like this. things… (s) But what about John Cage? Of course one would say his music is Avant Garde. But that’s not really a genre. In fact, inside your list there is much that could be considered avant garde- ‘A huge evergrowing… ‘ etc. etc. ct. ct. CT Scan. Scandal! Scandal! …or modern. …or post modern. By now everything is ambient. Everything is everything. Nothing is anything of import unless it is ultimate truth. Stockhausen died two days ago. My sister needs antibiotics. At any rate 4’33” is the quintessential ambient composition. And Satie is the most deceptive ambient composer. Remember, if you can, HE ‘invented’ furniture music well before Brian Eno’s hospital driven invention. This like things to respond. This like things to respond. This like things to respond. I wag my head…

Written by porlaverdad3

29/08/2009 at 05:57

PEOPLE SHOULD HAVE MORE EMPATHY TOWARDS PAEDOPHILES

I want you to try and put YOURSELF in the shoes of a pedophile, just for a moment. You don’t find women arousing, you don’t find men arousing, you see nothing attractive about them at all. The only thing that can make you feel in-love and make you sexually aroused is prepubescent children.

You consider yourself a normal person in every way except for your pedophilia.

It’s not your own choice to be this way, it’s just the way you’re made. That tiny error in your brain, telling your hormones to feel attracted to children.

 

You wish more than anything that you weren’t a sexual deviant.

It makes you hate yourself so much, but it’s just the way you’re genes and environment has caused you to be.

You can’t talk to anyone about it. It’s a (perhaps the greatest) taboo in our society to be a pedophile.

You’d rather die than letting people know.

You might be the nicest person in the world, but tell someone that you’re a pedophile, and you will be disgusting and hated. You will be “down there” with criminals like murderers and rapist.

 

Can this taboo be compared with something else?

Doesn’t it remind you a lot about how homosexuality used to be looked down upon?

Today, a lot of people think of homophobes as ignorant idiots.

I think that within a few decades, the today’s “pedophobes” will be treated the same way. (I know it’s different in many ways, but it’s comparable to some extent.)

 

And to those who don’t know: Pedophiles are not people who have sex with children. A minority of the pedophiles do. And when one do, ALL pedophiles get the blame.

Pedophiles are simple people who are attracted to prepubescent children (romantic or sexually). And they CAN NOT be blamed for this attraction. It’s not a choice, most pedophiles hate their pedophilia, and would be willing to give ANYTHING just to be normal.

 

So how about having some sympathy for them?

How about not hating them and telling them how gross they are, but rather try to understand the position they’re in.

It’s hard to live with a secret like that, knowing that people would despise you if they got to know that secret.

 

I must also say I understand why most people are disgusted by pedophilia. That’s just the natural reaction. (note how I distinguish disgust from hate)

Pedophiles are indeed a threat for parents. But the threat is only that one-out-of-a-thousand-pedophiles who would actually go out and molest a child.

Pedophiles can be rapists. Homosexuals can be rapists. Heterosexual people can be rapists.

They are then RAPISTS, regardless of their sexual orientation.

 

Please note that I’m not condoning sex with children, in any way. I think it is wrong, disgusting, and those who do it should be shot.)

The pedophiles who do not have sex with children show self-control, respect, they have a good sense of morals. And for this they should only be rewarded. Think about how hard it would be for you to never have sex with a woman/man again.

It can be very hard to ignore your urges.

 

Hate for rapists (includes child molestation) = The right response.

Hate for pedophiles = Wrong.

 

If you read my block of text, please tell me how you feel and what you think about this issue.

 

 

 

 

 

———————————————————————————————–

 

 

 

 

 

So, since we’re having a lot of foreign visitors, I thought it would be wise to post something in english, really concise and right-to-the-point, for them. I have not written the following text actually, I found it on the web, but since is so CLEAR and intelligent and beyond any refutation I thought it would be perfect to post. I’m not able to post something like that, my skills in english are limited, so if someone has already said it, and even better than you will ever be able to, why not use it?

 

I completely agree with all of it. It doesn’t defend sex with children and doesn’t defend people who have sex with children. It just supports paedophiles, people who were born with a different -and often problematic- sexual orientation. Pedophiles didn’t choose to be the way they are, so -as long they don’t hurt anyone- they should be helped and respected. It’s essential to defend freedom of speech, even paedophiles’ freedom of speech, which is usually overridden.

 

“The pedophiles who do not have sex with children show self-control, respect, they have a good sense of morals. And for this they should only be rewarded. Think about how hard it would be for you to never have sex with a woman/man again.”

 

PD: I don’t know if there will be more posts in English. I hope so, because we have a lot of non-spanish visitors and I think that it can only be right to communicate our ideas to them also. If I find another excellent post in English such like this, I will post it.

 

 

 

———————————————————————————————–

 

 

 

 

Debido a que el blog está recibiendo muchas visitas de gente que no habla castellano, pensé que sería inteligente postear algo en inglés –claro y conciso- para llegar también a ellos. El texto que publiqué no lo escribí yo, pero es tan claro e inteligente y más allá de cualquier refutación que es casi PERFECTO. Jamás lo pude haber escrito yo así en inglés, pero ya que alguien lo hizo, y mucho mejor de lo que yo jamás sería capaz, me pareció sabio utilizarlo.

 

Por otra parte estoy totalmente de acuerdo con todo lo que dice. No defiende el sexo con niños ni a los pederastas. Defiende a los PEDÒFILOS, gente que nació con una orientación sexual diferente y muy rechazada. Los paidófilos no eligieron ser quienes son y, mientras no lastimen a nadie, deberían ser ayudados y respetados. Es ESENCIAL defender la libertad de expresión, INCLUSO la de los paidófilos, que son a menudo censurados y callados.

 

El texto también comprende el rechazo instintivo que la gente puede llegar a sentir hacia alguien que tiene una orientación sexual diferente, pero remarca que se debe hacer una diferencia entre la reacción visceral, natural, y el liso y llano odio, es decir, la discriminación y la persecución activa.

 

Destaco esta oración:

 

“Los pedófilos que no tienen sexo con niños evidencian auto control, respeto y un buen sentido de la moral. Y por esto, deberían ser recompensados. Piensen en lo difícil que sería para ustedes no volver a tener nunca jamás sexo con una mujer u hombre”

 

PD: No sé si habrá más posts en inglés. Yo quiero que haya, pero tendré que ver si encuentro otro texto con las mismas calidad y verdad que este tiene.

Written by porlaverdad3

27/08/2009 at 20:27

Publicado en English, Reflexiones

Gentes: ¿son idiotas?

Gentes, ¿son idiotas? ¿Porqué pierden su, y lo que es peor, , tiempo escribiendo insultos? ¿Acaso no leyeron las reglas de moderación de mensajes? ¿Porqué me hacen perder el tiempo insultando sabiendo que sus mensajes NO van a ser publicados?

¿Acaso no saben discutir?  ¿O lo único que saben es diatribar?

Written by porlaverdad3

25/08/2009 at 17:08

Publicado en Miscelanea

Tagged with

LA UNIÓN EUROPEA URGE A AUMENTAR LAS PENAS CONTRA LA HETEROSEXUALIDAD

LA UNIÓN EUROPEA URGE A AUMENTAR LAS PENAS CONTRA LA HETEROSEXUALIDAD


“Esto no puede seguir así” coinciden, todos, en los pasillos de la oficina central de la Organización de las Naciones Europeas. “Los heterosexuales existieron siempre, pero internet los potenció y les dio libertad” dice con preocupación el presidente de la comisión legislativa de la UE, John SuckDick. “Un heterosexual de antes, vivía su enfermedad como un secreto, una perversión que no debía ser descubierta” “Con el internet –continúa- ahora se dan apoyo mutuamente y se consideran ‘normales’, mientras lo utilizan para intercambiar videos y fotos de sus violaciones a mujeres”. “Un heterosexual antes mantenía en secreto sus violaciones y abusos. Ahora los publica y publicita para el regodeo de millones de pervertidos en todo el mundo” afirma. “Es necesario que la legislación se actualice a los tiempos que corren. No sólo los heterosexuales –hombres que violan mujeres- sino también los homosexuales –hombres que abusan de otros hombres- deben ser castigados con la máxima severidad” “No sólo hay homosexuales hombres –previene- muchas mujeres también pueden cometer esta clase de abusos”.

SuckDick afirma que los heterosexuales utilizarían “símbolos archi secretos” para “comunicarse”. “Tipo paloma mensajera o mensajes en clave pero versión 2.0” asegura. “Uno de ellos sería una especie de conejito blanco –todavía lo estamos analizando-, mientras que los homosexuales utilizarían métodos como CDs de Abba o Village People, libros de Oscar Wilde y remeras multicolores con la cara de Freddy Mercury o Federico Moura; para potenciar el mensaje, viste” comenta.

PANEGÍRICO A LEWIS CARROLL

carroll and alice kissing

Lewis Carroll fue matemático, escritor, fotógrafo y, sobre todo, GIRL LOVER. Como matemático, dio clases en la universidad de OXFORD, una de las más prestigiosas del mundo. Como escritor, creó una de las más bellas fantasías de la literatura: Alicia en el país de las maravillas. Como fotógrafo, estampó en imágenes la belleza de las niñas. Y como girl lover amó y trato con dulzura y devoción a todas las niñas. Pero siempre tuvo un lugar especial en su corazón para Alice Lidell, su amor, que conoció cuando ella tenía 4 años. A ella le dedicó las novelas de Alicia.

FUE UNA PERSONA INTELIGENTE, CREATIVA Y BUENA QUE AMÓ A LAS NIÑAS COMO POCOS. Fue un verdadero girl lover. Gran matemático y gran escritor. Pero yo creo que, si hoy viviera, querría que se lo recordara como alguien que, antes que nada, antes que todo, antes que su inteligencia su genio y su creatividad, fue alguien que amó a las niñas: un GIRL LOVER.

DEDIQUÉMOSLE NUESTROS RESPETOS AL QUE FUE UNO DE LOS MÁS ILUSTRES PAIDÓFILOS DE LA HISTORIA.

Kafka

PDVD_000

 

POSEIDÓN

Poseidón se sentó ante su mesa de trabajo y revisó las cuentas. La administración
de todos los océanos lo tenía muy atareado. Podía emplear
los asistentes que quisiera, y por cierto tenía muchos, pero responsable,
como era, insistía en revisar personalmente cuenta por cuenta, así
que sus asistentes de poco le servían. No diría que le deleitaba este
trabajo, lo hacía simplemente porque se le había asignado. Es cierto
que ya con frecuencia había pedido una tarea más animada, pero entre
los varios trabajos que le fueron sugeridos, se observó que su disposición
natural era para su presente empleo. Ni decirlo, sería demasiado
difícil conseguirle otra ocupación. Tampoco pensar en ponerlo a administrar
determinado mar. Dejando a un lado que la tarea no sería más
fácil, sólo inferior, el gran Poseidón, por el contrario, debía obtener un
puesto más importante. Cuando se le ofreció un cargo sin afinidad a las
aguas, la sola idea lo enfermó, su aliento divino decayó y su broncíneo
torso comenzó a jadear. Lo cierto era que nadie tomaba muy en serio
las quejas de Poseidón, pero cuando alguien de su poderosa talla se
lamenta, por lo menos se debe simular que se lo escucha, aunque sea
una situación sin perspectivas. Realmente, nadie pensaba en separar a
Poseidón de su cargo ; desde los orígenes estaba destinado a ser el
dios de los mares y eso no podía ser modificado.
Lo que más le irritaba –y esto era lo que lo indisponía con su trabajo–,
eran los rumores que circulaban sobre él. Por ejemplo, que constantemente
cabalgaba sobre las olas con su tridente, como un cochero,
cuando la verdad era que se encontraba sentado en las profundidades
de los océanos sin terminar nunca con sus cuentas. La única interrupción
a esa monotonía era, de vez en cuando, un viaje hasta Júpiter, del
cual siempre regresaba exasperado. De ahí que casi no conocía los
océanos, sólo los había visto en sus furtivas ascensiones al Olimpo. Y
no se podía afirmar que realmente los hubiera navegado. Acostumbraba
decir que lo haría cuando el mundo tocara a su fin, sólo para entonces
tendría un momento de descanso. Justo antes del fin del mundo y sólo
después de haber revisado la última cuenta le daría tiempo para una
rápida gira.

ANTE LA LEY
(1914)
Ante la Ley hay un guardián. Hasta ese guardián llega un campesino y
le ruega que le permita entrar a la Ley. Pero el guardián responde que
en ese momento no le puede franquear el acceso. El hombre reflexiona
y luego pregunta si es que podrá entrar más tarde.
–Es posible –dice el guardián–, pero ahora, no.
Las puertas de la Ley están abiertas, como siempre, y el guardián se ha
hecho a un lado, de modo que el hombre se inclina para atisbar el
interior. Cuando el guardián lo advierte, ríe y dice:
–Si tanto te atrae, intenta entrar a pesar de mi prohibición. Pero
recuerda esto: yo soy poderoso. Y yo soy sólo el último de los
guardianes. De sala en sala irás encontrando guardianes cada vez más
poderosos. Ni siquiera yo puedo soportar la sola vista del tercero.
El campesino no había previsto semejantes dificultades. Después de
todo, la Ley debería ser accesible a todos y en todo momento, piensa.
Pero cuando mira con más detenimiento al guardián, con su largo
abrigo de pieles, su gran nariz puntiaguda, la larga y negra barba de
tártaro, se decide a esperar hasta que él le conceda el permiso para
entrar. El guardián le da un banquillo y le permite sentarse al lado de la
puerta. Allí permanece el hombre días y años. Muchas veces intenta
entrar e importuna al guardián con sus ruegos. El guardián le formula,
con frecuencia, pequeños interrogatorios. Le pregunta acerca de su
terruño y de muchas otras cosas; pero son preguntas indiferentes,
como las de los grandes señores, y al final le repite siempre que aún no
lo puede dejar entrar. El hombre, que estaba bien provisto para el
viaje, invierte todo –hasta lo más valioso– en sobornar al guardián.
Este acepta todo, pero siempre repite lo mismo:
–Lo acepto para que no creas que has omitido algún esfuerzo.
Durante todos esos años, el hombre observa ininterrumpidamente al
guardián. Olvida a todos los demás guardianes y aquél le parece ser el
único obstáculo que se opone a su acceso a la Ley. Durante los
primeros años maldice su suerte en voz alta, sin reparar en nada;
cuando envejece, ya sólo murmura como para sí. Se vuelve pueril, y
como en esos años que ha consagrado al estudio del guardián ha
llegado a conocer hasta las pulgas de su cuello de pieles, también
suplica a las pulgas que lo ayuden a persuadir al guardián. Finalmente
su vista se debilita y ya no sabe si en la realidad está oscureciendo a su
alrededor o si lo engañan los ojos. Pero en aquellas penumbras
descubre un resplandor inextinguible que emerge de las puertas de la
Ley. Ya no le resta mucha vida. Antes de morir resume todas las
experiencias de aquellos años en una pregunta, que nunca había
formulado al guardián. Le hace una seña para que se aproxime, pues su
cuerpo rígido ya no le permite incorporarse.
El guardián se ve obligado a inclinarse mucho, porque las diferencias de
estatura se han acentuado señaladamente con el tiempo, en desmedro
del campesino.
–¿Qué quieres saber ahora? –pregunta el guardián–. Eres insaciable.
–Todos buscan la Ley –dice el hombre–. ¿Y cómo es que en todos los
años que llevo aquí, nadie más que yo ha solicitado permiso para llegar
a ella?
El guardián comprendiendo que el hombre está a punto de expirar, le
grita, para que sus oídos debilitados perciban las palabras.
–Nadie más podía entrar por aquí, porque esta entrada estaba
destinada a ti solamente. Ahora voy a cerrarla.

EL SILENCIO DE LA SIRENAS
Existen métodos insuficientes, casi pueriles, que también pueden servir
para la salvación. He aquí la prueba:
Para guardarse del canto de las sirenas, Ulises tapó sus oídos con cera
y se hizo encadenar al mástil de la nave. Aunque todo el mundo sabía
que este recurso era ineficaz, muchos navegantes podían haber hecho
lo mismo, excepto aquellos que eran atraídos por las sirenas ya desde
lejos. El canto de las sirenas lo traspasaba todo, la pasión de los seducidos
habría hecho saltar prisiones más fuertes que mástiles y cadenas.
Ulises no pensó en eso, si bien quizás alguna vez, algo había llegado a
sus oídos. Se confió por completo en aquel puñado de cera y en el manojo
de cadenas. Contento con sus pequeñas estratagemas, navegó en
pos de las sirenas con inocente alegría.
Sin embargo, las sirenas poseen un arma mucho más terrible que el
canto: su silencio. No sucedió en realidad, pero es probable que alguien
se hubiera salvado alguna vez de sus cantos, aunque nunca de su silencio.
Ningún sentimiento terreno puede equiparse a la vanidad de haberlas
vencido mediante las propias fuerzas.
En efecto, las terribles seductoras no cantaron cuando pasó Ulises; tal
vez porque creyeron que a aquel enemigo sólo podía herirlo el silencio,
tal vez porque el espectáculo de felicidad en el rostro de Ulises, quien
sólo pensaba en ceras y cadenas, les hizo olvidar toda canción.
Ulises, (para expresarlo de alguna manera), no oyó el silencio. Estaba
convencido de que ellas cantaban y que sólo él se hallaba a salvo. Fugazmente,
vio primero las curvas de sus cuellos, la respiración profunda,
los ojos llenos de lágrimas, los labios entreabiertos. Creía que todo
era parte de la melodía que fluía sorda en torno de él. El espectáculo
comenzó a desvanecerse pronto; las sirenas se esfumaron de su horizonte
personal, y precisamente cuando se hallaba más próximo, ya no
supo mas acerca de ellas.
Y ellas, más hermosas que nunca, se estiraban, se contoneaban. Desplegaban
sus húmedas cabelleras al viento, abrían sus garras acariciando
la roca. Ya no pretendían seducir, tan sólo querían atrapar por un
momento más el fulgor de los grandes ojos de Ulises.
Si las sirenas hubieran tenido conciencia, habrían sido exterminadas aquel día.
Pero ellas permanecieron y Ulises escapó.
La tradición añade un comentario a la historia. Se dice que Ulises era
tan astuto, tan ladino, que incluso los dioses del destino eran incapaces
de penetrar en su fuero interno. Puede que, aunque esto ya sea incomprensible para
la mente humana, tal vez Ulises supo del silencio de las sirenas y tan
sólo representó tamaña farsa para ellas y para los dioses, en cierta manera
a modo de escudo.

PREOCUPACIONES DE UN PADRE DE FAMILIA
(1917)
Algunos dicen que la palabra Odradek es de origen eslovaco, y de
acuerdo a esto tratan de explicar su etimología. Otros en cambio, creen
que es de origen alemán y sólo tiene influencia eslovaca. La imprecisión
de ambas interpretaciones permite suponer, sin error, que ninguna de
las dos es verdadera, sobre todo porque ninguna de las dos nos revela
que esta palabra tenga algún sentido.
Naturalmente, nadie haría estos estudios si no existiera en realidad un
ser que se llama Odradek. A primera vista se asemeja a un carretel de
hilo, plano y en forma de estrella, y en efecto, también parece que tuviera
hilos arrollados; por supuesto, sólo son trozos de hilos viejos y rotos,
de diversos tipos y colores, no sólo anudados, sino también enredados
entre sí. Pero no es sólo un carretel, porque en medio de la
estrella, emerge un travesaño pequeño, y sobre éste, en ángulo recto,
se inserta otro. Con ayuda de esta última barrita, de un lado, y de uno
de los rayos de las estrellas del otro, el conjunto puede sostenerse
como sobre dos patas.
Uno se siente inclinado a creer que esta criatura tuvo en otro tiempo
alguna especie de forma inteligible, y ahora está rota. Pero esto no parece
comprobado; por lo menos, no hay nada que lo demuestre; no se
ve ningún agregado o rajadura que corrobore esta suposición; es un
conjunto bastante absurdo pero dentro de su estilo, bien definido. De
todos modos, no es posible un estudio más minucioso, porque Odradek
es extraordinariamente ágil y no se lo puede apresar.
Se esconde alternativamente en la buhardilla, en la caja de la escalera,
en los corredores, en el vestíbulo. A veces no se lo ve durante meses;
suele mudarse a otra casa; pero siempre vuelve, fielmente, a la nuestra.
A menudo, cuando al salir por la puerta uno se lo encuentra apoyado
justamente debajo en la escalera, siente deseos de hablarle. Naturalmente,
no le hace una pregunta difícil, más bien lo trata –su tamaño
diminuto lo exige– como a un niño.
–Bueno, ¿cómo te llamas?
–Odradek –dice él.
–¿Y dónde vives?
–Domicilio indeterminado–dice, y ríe; es la risa que podría hacer alguien que
no tiene pulmones. Suena más o menos como el susurro de las hojas
caídas.
Y así termina generalmente la conversación. Por otra parte, no siempre
responde, frecuentemente se queda mucho tiempo callado, como la
madera de que parece estar hecho.
Ociosamente, me pregunto qué será de él. ¿Será posible que se muera?
Todo lo que se muere tiene que haber tenido alguna especie de intención,
alguna especie de actividad, que lo haya gastado; pero esto no
puede decirse de Odradek. ¿Será posible entonces que siga rodando por
las escaleras y arrastrando pedazos de hilo ante los pies de mis hijos y
de los hijos de mis hijos? Evidentemente, no hace mal a nadie; pero la
idea de que pueda sobrevivirme me resulta casi dolorosa.

LA PRUEBA
No hay trabajo para un criado. Soy medroso y no me pongo en evidencia;
ni siquiera me coloco en fila con los demás, pero esto es sólo una
de las causas de mi falta de ocupación; también es posible que nada
tenga que ver con eso; lo
importante es, en todo caso, que no soy llamado a prestar servicio;
otros han sido llamados y no han hecho más gestiones que yo; y acaso
ni siquiera han tenido alguna vez el deseo de ser llamados, en tanto
que yo lo he sentido, a veces, con mucha intensidad.
Así yazgo, pues, en el catre del cuarto de los criados, la mirada fija en
las vigas del techo, me duermo, me despierto y, en seguida, vuelvo a
dormirme. A veces cruzo hasta la taberna, donde sirven cerveza agria;
algunas veces por fastidio, he volcado un vaso, pero luego vuelvo a beber.
Me gusta sentarme allí porque, detrás de la pequeña ventana cerrada
y sin que nadie me descubra puedo contemplar las ventanas de
casa. No se ve gran cosa; a la calle dan, según creo, sólo las ventanas
de los corredores, y además, no de aquellos que llevan a los cuartos de
los señores; es posible también que me equivoque; alguien lo sostuvo
una vez, sin que yo se lo preguntara, y la impresión general de la fachada
lo confirma. Sólo de vez en cuando se abren las ventanas, y
cuando esto ocurre, lo hace un criado, que se inclina también sobre el
antepecho para echar un vistazo hacia abajo. Son, pues, corredores
donde no puede ser sorprendido. Por lo demás no conozco a esos criados;
los que son ocupados permanentemente arriba, duermen en otro
lugar; no en mi cuarto.
Una vez, al llegar a la hostelería, un huésped ocupaba ya mi lugar de
observación; no me atreví a mirar en forma directa hacia donde estaba
y quise volverme en la puerta para irme en seguida. Pero el huésped
me llamó y, así, entonces, advertí que también era un criado al que yo
había visto una vez en alguna parte, aunque sin haber hablado nunca
hasta entonces.
–¿Por qué quieres escapar? Siéntate aquí y bebe. Te invito.
Me senté, entonces. Me preguntó algo, pero no pude responder; ni siquiera
comprendía las preguntas. Por eso le dije:
–Quizás ahora te arrepientas de haberme invitado. Me voy, pues.
Quise levantarme. Pero él extendió la mano por encima de la mesa y
me retuvo en el asiento.
–Quédate –dijo–. Era sólo una prueba. El que no responde aprueba.

LA PARTIDA
Ordené que trajeran mi caballo del establo. El criado no me entendió,
así que fui yo mismo. Ensillé el caballo y lo monté. A la distancia oí el
sonido de una trompeta y pregunté el mozo su significado. El no sabía
nada; no había oído sonido alguno. En el portón me detuvo y preguntó:
–¿Hacia dónde cabalga, señor?
–No lo sé –respondí–, sólo quiero partir, sólo partir, nada más que partir
de aquí. Sólo así lograré llegar a mi meta.
–¿Entonces conoce usted la meta? –preguntó él.
–Sí –contesté–. Ya te lo he dicho. Partir, ésa es mi meta.
–¿No lleva provisiones?–preguntó.
–No me son necesarias –respondí–, el viaje es tan largo que moriré de
hambre si no consigo aumentos por el camino. No hay provisión que
pueda salvarme. Por suerte es un viaje realmente interminable.

DE NOCHE
¡Hundirse en la noche! Así como a veces se sumerge la cabeza en el
pecho para reflexionar, sumergirse por completo en la noche. Alrededor
duermen, los hombres. Un pequeño espectáculo, un autoengaño inocente,
es el de dormir en casas, en camas sólidas, bajo techo seguro,
estirados o encogidos, sobre colchones, entre sábanas, bajo mantas; en
realidad se han encontrado reunidos como antes una vez y como después
en una comarca desierta: un campamento al raso, una inabarcable
cantidad de personas, un ejército, un pueblo bajo un cielo frío, sobre
una tierra fría, arrojados al suelo allí donde antes se estuvo de pie,
con la frente contra el brazo, y la cara contra el suelo, respirando pausadamente.
Y tú velas, eres uno de los vigías, hallas al prójimo agitando
el leño encendido que cogiste del montón de astillas, junto a ti. ¿Por
qué velas? Alguien tiene que velar, se ha dicho. Alguien tiene que estar
ahí.

UNA PEQUEÑA FÁBULA
–¡Ay! –dijo el ratón–. El mundo se hace cada día más pequeño. Al principio
era tan grande que le tenía miedo; corría y corría y por cierto que
me alegraba ver esos muros, a diestra y siniestra, en la distancia. Pero
esas paredes se estrechan tan rápido que me encuentro en el último
cuarto y ahí en el rincón está la trampa, sobre la cual debo pasar.
–Todo lo que debes hacer es cambiar de rumbo –dijo el gato, y se lo
comió.

LA PARTIDA
Ordené que trajeran mi caballo del establo. El criado no me entendió,
así que fui yo mismo. Ensillé el caballo y lo monté. A la distancia oí el
sonido de una trompeta y pregunté el mozo su significado. El no sabía
nada; no había oído sonido alguno. En el portón me detuvo y preguntó:
–¿Hacia dónde cabalga, señor?
–No lo sé –respondí–, sólo quiero partir, sólo partir, nada más que partir
de aquí. Sólo así lograré llegar a mi meta.
–¿Entonces conoce usted la meta? –preguntó él.
–Sí –contesté–. Ya te lo he dicho. Partir, ésa es mi meta.
–¿No lleva provisiones?–preguntó.
–No me son necesarias –respondí–, el viaje es tan largo que moriré de
hambre si no consigo aumentos por el camino. No hay provisión que
pueda salvarme. Por suerte es un viaje realmente interminable.

A veces me pregunto qué clase de alma pudo escribir cuentos semejantes. Qué musa habrá inspirado a un tal judío checo oprimido por su padre a escribir esas fantasías desoladoras, angustiantes, incómodas, torturadas, desasosegadoras.

Borges observaba que “Dos ideas –mejor dicho, dos obsesiones- rigen la obra de Franz Kafka. La subordinación es la primera de las dos; el infinito, la segunda. En casi todas sus ficciones hay jerarquías y esas jerarquías son infinitas. […] La crítica deplora que en las tres novelas de Kafka falten muchos capítulos intermedios, pero reconoce que esos capítulos no son imprescindibles. […] El pathos de esas “inconclusas” novelas nace precisamente del número infinito de obstáculos que detienen y vuelven a detener a sus héroes idénticos. Franz Kafka no las terminó porque lo esencial era que fuesen interminables. *[…] Kafka no tiene porqué enumerar todas las vicisitudes. Bástenos comprender que son infinitas, como el Infierno.”

No existe escapatoria posible al caer en lugares comunes y banalidades, si ensayara una especie de crítica, de análisis (como si tales cosas me fueran posibles). Y es que en realidad, tampoco tengo mucho que decir que no sea un lugar común, algo ya dicho y redicho y sabido por todos. Sólo me queda mencionar mi propia experiencia. Pero, qué decir, ¿que sus ambientes –laberintos los llama Bioy Casares, seguramente por influencia de Borges- atroces me hacen, irremediablemente, temblar cada vez que los visito; que sus fantasías-pesadillas hechas de absurdo mandan escalofríos a través de mi espalda; que ese absurdo es la incomprensión, la incomprensión ante fuerzas que nos superan y desconocemos y que son tan inalcanzables como absolutas?

Bioy Casares afirma que “Kafka, con ambientes cotidianos, mediocres, burocráticos, logra la depresión y el horror”. Y es que hay algo de horror intrínseco o de violencia implícita, en cuentos como “Poseidón” (“Solía decir que por eso esperaba que llegase el fin del mundo, dónde, y sólo después de haber revisado la última cuenta, tendría tiempo para una rápida gira”), “El silencio de las sirenas” (“De haber tenido conciencia, las Sirenas habrían sido exterminadas ese mismo día”), “El escudo de la ciudad”, “Prometeo”, “El buitre”, “Una confusión cotidiana”, o especialmente –en la humilde opinión de quien esto escribe- “Preocupaciones de un padre de familia”. Sus cuentos nos aterrorizan, sin ser en absoluto de terror. Ese terror, como el de la literatura fantástica, proviene del absurdo. O, mejor dicho, de esas postergaciones infinitas, de la infinita subordinación ante algo que no comprendemos. El terror de cuentos como Poseidón o “El escudo de la ciudad” viene de eso que no podemos explicar, de que no hay explicación. Particularmente, en mi modesta opinión, el terror absoluto de “Poseidón” viene de esa última frase “en el fin del mundo, y sólo después de haber revisado la última cuenta, tendría tiempo para una rápida gira”. Ante la destrucción del mundo, revisar las últimas cuentas. Esa clase de terror nos invade.

En mi opinión, hay una gran violencia contenida en la obra de Kafka. Una especie de espasmo solo visible superficialmente, una especie de viscerabilidad, de violencia implícita, la recorre. En “El puente”, en “Una confusión cotidiana” o “El escudo de la ciudad” se hace visible más explícitamente, en “Comunidad”, “El piloto”, “¡No bromees!”, “Sobre el reclutamiento de tropas”, las deducimos de los actos de los personajes, de la violencia y prepotencia con la que se tratan (como en Comunidad). A veces, esa violencia no es física, sino simplemente producto del abuso.

Jordi Llovet observa que la literatura de Kafka es literatura anarquista. “Toda la literatura de Kafka podría ser considerada como una muestra apabullante y genial de literatura anarquista […] sino fuera por dos elementos: Su respeto por una Ley Verdadera que parece haberse esfumado […] y su radical imposibilidad de compartir cualquier credo político, incluso del que los niega a todos”. Lo confirma esta anécdota de Kafka con Max Brod, su bienaventurado e insubordinado albacea: Una tarde al volver del Instituto de Seguros contra Accidentes de trabajo [su labor allí era, en palabras de Juan Forn “contemplar –y luego redactar, con lujo de detalles- todas las posibilidades en que las máquinas podían dañar al hombre […] todas descriptas en el lenguaje más puntilloso, desapasionado, razonable], luego de haber tratado toda la jornada con obreros mutilados a causa de las deficientes condiciones laborales, Kafka le dijo a Max Brod con perplejidad: “Vienen mansamente a ver si podemos hacer algo por ellos, en lugar de destruir el Instituto y aniquilarlo todo”. En efecto: algo de profundamente anarquista, de rebeldía -no, la palabra no es rebeldía. Es más bien impotencia– contra leyes que “no son conocidas por todos: son secreto de la nobleza que nos gobierna” hay en cuentos como “La denegación”, el citado “Sobre la cuestión de las leyes”, “¡No bromees!, “El golpe en el portón de la esquina, “La construcción de la muralla china”. En el último de ellos, se menciona que “En el despacho de la Dirección –dónde estaba y quiénes estaban, eso lo han ignorado y lo ignoran cuántos he interrogado–, en ese despacho se agitaban, sin duda, todos los pensamientos y todos los deseos humanos e inversamente todas las metas y todas las plenitudes.”. Son cuentos, en mi humildísima opinión, profundamente anarquistas sin ser jamás, nunca, panfletarios o políticos. El ideal anarquista viene del reconocimiento que hace a través de ellos, el lector, del Estado burocrático como un sistema inherentemente injusto.

“La literatura de Kafka ha sido considerada profética de la crueldad y el absurdo que la existencia humana alcanzaría a lo largo del siglo XX” dice, anónimamente, el Clarín. Permítanme, por una vez, estar de acuerdo.

Posdata 1: Verdaderamente les recomiendo que, al menos, intenten sumergirse en las uniformes y tenebrosamente racionales pesadillas de Kafka. Sus textos son harto fáciles de conseguir y sin duda alguna en cualquier librería deben tener, al menos, La metamorfosis o alguna antología de sus relatos cortos, tanto más superiores (por ser más breves, más condensados) a sus novelas y cuentos largos. En sus páginas podrán encontrar, se los prometo, el mismo estupor, el resignado pesimismo y la misma angustia ante el absurdo del mundo que, muchos de los que lo habitamos, compartimos con él. Creo que pocas (ninguna) literatura sintetiza tan soberbiamente la perplejidad y angustia ante el absurdo con el que tenemos que lidiar, día a día, en esta vida y en esta lucha.

Posdata 2: No incluí, por razones de espacio, el que es, para mí gusto, el mejor relato largo de Kafka: La construcción, una verdadera fantasía fantasmal, claustrofóbica, alucinatoria y paranoica. Su oración postrera (o, quizás, todo el relato) sintetiza una angustia que pocas veces he encontrado en la literatura.

Posdata 3: No sé si, entre todas mis opiniones personales, alguna merezca un mínimo de atención. No soy crítico literario y supongo que cualquiera podría hacer un análisis más profundo, pero sólo me limité a dar mi humildísima opinión.

*Las bastardillas son mías.

Sobre este blog

Hay mucha gente que todavía no lo entiende, así que me parece oportuno comentarlo.

Muchos dicen que este blog “promueve” o “defiende” la paidofilia. Esto es absurdo. Esto es absurdo porque la paidofilia no es algo que se “promueva” –ya que se la tiene o no se la tiene, pero no te la pueden “meter”- o se “defienda” –concepto absurdo, ya que sólo se puede “defender” algo que permita términos morales como “bueno” o “malo”, y la pedofilia en tanto orientación sexual no es ni “buena” ni “mala” per se y por lo tanto la idea de “defender” algo que no puede ser ni bueno ni malo es absurda-. Pero existen otras razones, en caso de que esas dos contundentes no satisfagan. Decir que “promueve” la pedofilia significa decir que “busca” que haya más pedofilia, es decir, más personas con paidofilia. Eso me recuerda al capítulo de los Simpsons donde Homero cree que Bart se va a hacer gay sólo por estar con uno. Y al final del capitulo, Lisa, le tiene que aclarar lo que pensaba su padre porque al chico, hasta a ese momento, ¡ni se le había ocurrido! Decir que la homosexualidad, o la pedofilia se pueden promover es una idea ridícula. Es como pensar que ahora hay más homosexuales que hace 100 años sólo por el ‘destape’ homosexual que vive –que vivió– la sociedad. Podrá haber más homosexuales reconocidos, pero dudo muchísimo que el porcentaje de homosexuales reales haya diferido en una media considerable.

¿Entonces, si no defiende o promueve la pedofilia, qué defiende o promueve este blog? La respuesta es sencilla: NADA.

Este blog, desde el comienzo, se abrió como un espacio de DISCUSIÓN, REFLEXIÓN Y OPINIÓN. Este blog JAMÁS, NUNCA (mal que le pese a algún paidófilo) fue panfletista. Este blog JAMÁS se valió de frases hechas. Este blog jamás afirmó algo que no estuviera justificado, explicado y reflexionado. Este blog jamás opinó por opinar. Este blog jamás afirmó por afirmar. Este blog SIEMPRE justificó, reflexionó y sostuvo con hechos y razonamientos sus opiniones. Y creo que esto es algo que ni los antis pueden negar. Nunca me atreví a decir x es z sin antes justificar mi afirmación. Por eso, jamás este blog fue pancartista. Nunca dijo “¡viva la pedofilia!” sólo porque sí, para pegarlo en una remera o usarlo de nick en el msn. De hecho, este blog jamás empleó una expresión de ese estilo. Siempre, buscó la discusión, el diálogo, la opinión recíproca.

Por otra parte, cualquiera que lo haya visitado, podrá constatar con sus propios ojos que el tema de este blog ni siquiera es la pedofilia exclusivamente. También es un vehículo para hablar de arte (literatura y música principalmente, ya que son mis preferidos, pero apoyo y amo todos. Ya habrá alguno de cine y artes plásticas), de cultura popular (que también es arte), de opiniones, sucesos y eventos. Los posts sobre literatura y cultura popular abundan y están, también, abiertos a la discusión. El blog es joven y sin duda alguna habrá más.

Este blog, por otra parte, es único. Pregúntense a sí mismos, ¿cuántos blogs o páginas webs dedicados a discutir y reflexionar, de una forma sensata y racional, sobre la paidofilia, existen en Internet? ¿Y en la Internet castellana? ¿Ninguno?

Pregúntense: ¿Cuántas personas hay dedicadas a hablar del tema? ¿Cuántas organizaciones? Y ahora pregúntense: ¿Cuántos hay dedicados a callar el tema? ¿Cuántas organizaciones?

Este es uno de los poquísimos espacios dedicados a esa noble función: el arte de discutir, informar y charlar. Cualquiera –sea anti o no- está invitado. Si ALGUIEN no habla, ¿quién lo va a hacer? Si ALGUIEN no se expresa, ¿quién lo va a hacer? Si ALGUIEN no inicia la discusión, ¿quién la va a iniciar? La discusión es una discusión racional, sensata. No se tolera –y empiezo por mí mismo- el “opinar por opinar”, sin justificaciones o argumentos. También sirve como un vehículo para difundir trabajos científicos sobre el tema, que de otra forma quedarían tapados, censurados o acallados y a los que no se le daría suficiente prensa. Porque lo único que escuchamos es una voz, este blog SIEMPRE se propuso darle una voz a los que no la tienen.

Así que sí, SÍ se podría decir que este blog “promueve” algo: https://porlaverdad3.wordpress.com/2009/02/23/no-tengo-boca-y-debo-gritar/ EL DARLE UNA BOCA A LOS QUE NO PUEDEN GRITAR. Y no existe una misión más NOBLE que esa.

Curiosísimo: A la gente le preocupa muchísimo la libertad de expresión de los venezolanos pero parece no importarle mucho la de los paidófilos

¡Lloremos por la libertad de prensa! Lloremos por la libertad que le permite a unos POCOS decir lo mismo de SIEMPRE para contentar a unos MUCHOS mientras no se ofenda a NADIE (importante)

¿¿Dónde está la libertad de expresión de los paidófilos?? ¿Eh?

¿Por qué cuando un partido político como el PNVD hace reclamos son censurados y agredidos y la policía no sólo deja impune este accionar patoteril sino que también lo TOLERA?

¿Por qué se busca que los paidófilos ya no tengan el derecho ni siquiera a hablar?

¿Acaso toda esta hipocresía de la sociedad no les tiene los huevos por el piso como a mí?

“What Burns Never Returns”, de Don Caballero

What Burns Never Returns

Mi primera crítica con respecto a What Burns Never Returns (“lo que arde no regresa”) fue bastante naïf. O más bien, bastante irresponsable. Irresponsable por varias cosas, la principal fue por no haberle dado suficiente tiempo, por no haberlo escuchado lo suficiente como para emitir una opinión sensata. Pero es que se me hacía imposible sumergirme en esa marejada de guitarras y ritmos quebradizos que cambiaban todo el tiempo. A mí, acostumbrado a gustar de la música repetitiva, se me hacía intolerable un disco cuyas estructuras y ritmos estaban en constante cambio, sin encontrar jamás un ancla, un loop, un leif motiv, con guitarras que variaban constante y eternamente, en una peregrinación sin fin buscando -me pareció en ese momento- absolutamente nada: cambiar por cambiar. Así, su música rock extremadamente compleja se me antojaba huidiza porque no encontraba nada de qué agarrarme: todo estaba en constante cambio. Y el ritmo, bueno, el ritmo no existía. Y si bien a veces prefiero la melodía antes que el ritmo, en general mi corazoncito se inclina más por la música rítmica y repetitiva antes que por la melodiosa.

Pero la verdad, es que no lo había escuchado bien. No me había gustado porque no lo había escuchado bien. No me había gustado porque no encontraba melodía, ritmo, no encontraba nada de qué sostenerme. Pero, una vez que le volví a prestar la oreja y a redescubrir, encontré tímidas melodías y tímidos ritmos surgiendo en esa marejada de guitarras. Pero pasa que Don Caballero, pareciera que le tuviera un pánico, un temor cerval a la melodía y al pop: apenas descubren la canción más perfecta del mundo (como a los 2:05 minutos de “June Is Finally Here”, como a los 2:50 de “Slice Where You Live Like a Pie”, como a los 1:55 de Room Temperature Suite”) la abandonan como si se sintieran avergonzados de ser tan pop, como si esa melodía perfecta fuera señal inequívoca de “haberse vendido”, de ser “mainstream”, de “ser unos vendidos”. Don Caballero le tiene pánico a las melodías perfectas.

Y lo más gracioso, es que en este disco las descubren casi por casualidad. Tienen una facilidad increíble para encontrarlas. Pero, apenas la descubren, la abandonan. Acá podríamos preguntarnos si porque no la saben manejar o por una decisión consciente. Escuchándolos tocar, no quedan dudas de que es por lo segundo. Hay excepciones: si bien los 3 primeros minutos de los 9 de “Don Caballero 3” son totalmente arrítimicos después la banda se va acomodando y a desarrollar una canción, “In the Absence of Strong Evidence to the Contrary, One May Step Out of the Way of the Charging Bull” y “Delivering the Groceries at 138 Beats Per Minute” son casi completamente rítimicas (no sé cómo no las descubrí la primera vez que las escuché) y “Slice Where You Live Like a Pie” bellísima. “Room Temperature Suite” sigue la buena senda. Acá hay melodías, hay material, sólo hay que descubrirlo. Por eso, no es un disco fácil: requiere atención y dedicación, pero el que busca encuentra. (Y sí, es “math rock”, su líder sacó un disco excelente con Battles, todo lo que quieran)

DESCARGAR

Written by porlaverdad3

13/08/2009 at 07:27

Porqué hay muchas canciones de “orgullo gay” y ninguna de orgullo pedófilo

Me jode que haya muchísimas canciones pop de temática gay o de orgullo maricón, pero ninguna, ni una de orgullo paidófilo. ¿Será porque los paidófilos somos normales en vez de afeminados, amanerados o con una personalidad que se presta para el chiste (la canción pop en general es una especie de chiste)? No sé, pero en mi opinión debería haber una canción de orgullo paidófilo. Y no, no es un tema menor o banal. El activismo se compone de cosas como estas, pequeñas cosas que significan mucho. Ya que haya un día del orgullo girl lover puede parecer poca cosa, pero en realidad es un paso ENORME. Créanme que cosas como esas -reconocernos orgullosos como paidófilos- son muy pero muy importantes y sólo un necio negaría su importancia capital. Cosas como esa, como que haya más películas, libros, música y series de televisión que hablen de la paidofilia y hechas por paidófilos son muy pero muy importantes. La idea detrás de todo esto es que los paidófilos dejen de parecer seres “underground”, por fuera de la ley o de la sociedad, y empiecen a parecer como verdaderamente somos: buenas personas comunes y corrientes. Con nuestros propios sueños, ideas y sentimientos personales. Y para eso, es de vital importancia que empecemos a APARECER, mediante el arte, para luego dar el siguiente paso. Sólo un necio negaría la importancia CAPITAL que tiene que haya más películas, libros y música que hablen de la paidofilia desde una posición desprejuiciada.

O prejuiciada si quieren, pero con humor.

Recuérdenlo siempre en su vida: el humor es EL MEJOR MEDIO PARA TRANSMITIR IDEAS Y DE QUE LA GENTE LAS ACEPTE. Si son inteligentes, el humor es un arma FUNDAMENTAL para ganar una discusión u obtener el apoyo de la gente.

El humor logra cosas que un discurso largo y sesudo jamás lograría. El humor APELA A LAS MASAS. Y es A ELLAS a las que queremos llegar.

El humor es -en general- fácil de entender, masivo, popular, visceral, emocional, apela a los sentimientos y no a la razón. Por todo eso, es un vehículo de ENORME potencial para transmitir nuestras ideas. El humor, para la gente común, llega muchísimo más lejos que un discurso largo, reflexivo y serio sobre un tema cualquiera. Así que que haya más humor sobre paidófilos (pedobear es un aliado estupendo) es, también, de una importancia monumental. Lo repito: todas estas cosas son muy, pero muy relevantes. De estas cosas se construye la aceptación y la tolerancia que, los VERDADEROS girl lovers, nos merecemos.

Gripe A

el_eternauta

Written by porlaverdad3

10/08/2009 at 05:48

Publicado en Arte

Tagged with , , ,

LOLITA ES UNA MIERDA

LOLITA ES UNA MIERDA

ASÍ ES:

EL LIBRO “LOLITA”, ¡¡ES UNA PORQUERÍA!!

Y voy a decir porqué: Porque H-H no es un pedófilo, ¡¡es un EFEBÓFILO!! Y Lolita, es una ADOLESCENTE PRECOZ. Tendrá 10 años, pero TIENE EL CUERPO Y LA MENTALIDAD DE UNA ADOLESCENTE.

POR ESO, AUNQUE ME GANE MILLONES DE ENEMIGOS Y MUCHOS AMIGOS DEJEN DE SERLO, ME LA BANCO Y AFIRMO QUE:

LOLITA ES UNA PORQUERÍA

AHORA, CRUCIFÍQUENME, VAMOS, CRUCIFÍQUENME, SOY UN TRAIDOR, ‘TA BIEN, ESPERO SUS INSULTOS Y SUS REFUTACIONES Y LOS LLORIQUEOS DEL TÍPICO PEDO FUNDAMENTALISTA DICIENDO QUE LOLITA FUE EL MEJOR LIBRO QUE LEYÓ EN SU VIDA.

ALGUIEN TENÍA QUE DECIRLO:

LOLITA ES UNA VIEJA!!!!

Y ahora, ¡APÚNTENME A MATAR! XDD

Written by porlaverdad3

08/08/2009 at 06:06

Publicado en Arte

Tagged with ,

A %d blogueros les gusta esto: