All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Sobre el nombre del blog

 

Como algunos sabrán (?) este blog lleva el título de porlaverdad.

 

Cuando comenzé este blog, realmente creía que iba a decir “la verdad”. Pensaba que la tenía, después de todo, ¿quién sabe más sobre la pedofilia que un pedófilo? Que era una especie de predicador dispuesto a abrirles los ojos a la sociedad. A mostrar lo que los medios de comunicación ocultaban y ocultan. Creía que yo conocía o intuía “la verdad”. Cualquier adolescente piensa que se la sabe todas. Yo estaba _CANSADO_ de que me trataran como si fuera un monstruo solamente por sentirme atraído sexual y emocionalmente por las niñas. Apenas lo descubría y sentía que tenía que decir algo (todavía lo siento),

 

Con el tiempo me di cuenta que la realidad (que como dice el general, es la única verdad) es, como suele suceder, más compleja de lo que pensamos. La única Verdad es que sé que no la conozco. Si es que existe, cosa que habría que probar.

 

Así que sencillamente ignoren el nombre “técnico” de mi blog. Si se pudiera cambiar lo haría. Yo no creo tener la verdad. Sé que no la tengo (si es que existe). Este blog simplemente es un contrapeso necesario, una descarga personal y un intento por cambiar las cosas. A mí sencillamente me jode muchísimo que se trate a los pedófilos como monstruos, incluso cuando no le tocaron un pelo a nadie. Eso me jode y me joderá por siempre, porque hay muchos pedófilos que son EXCELENTES personas, personas buenísimas, amables, felices e inteligentes, cuyo único “defecto” (de acuerdo a la sociedad) es que por una casualidad del destino (a su hijo o hija, señor, señora, podría pasarle) descubrió que se sentía atraído afectivamente por los niños. Eso no lo convierte en un monstruo ni en alguien malvado ni en nada. Creo que eso es lo único de lo que estoy seguro en este punto. Después si la pedofilia es o no una enfermedad, una perversión o una orientación sexual diferente, eso es discutible, y está perfecto que se discuta.

 

Podemos discutir un montón de cosas. Lo que nunca voy a discutir es que se discrimine y demonice a gente buena por algo que no eligieron.

A %d blogueros les gusta esto: