All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

¿Cómo puede ser que la palabra “pedofilia” venga tan cargada?

¿Desde cuando “pedófilo” no significa solamente “persona con una atracción sexual por los niños” sino que además significa psicópata, sadista, enfermo, vil, malvado, manipulador, desquiciado, etc, etc, etc.?* No solamente eso, además te adivinan la profesión: cura católico. Y los rasgos físicos: viejo, gordo y feo. Y tu comportamiento: perseguir y embaucar infantes a la salida del colegio para violarlos y luego matarlos y esconder el cuerpo.**

 

 

Como ya dije varias veces, ser “pedófilo”, en la época contemporánea, no significa solamente tener una atracción sexual. Significa, para la sociedad, poseer un montón de características (defectos) morales, sociales, psicológicos y hasta físicos. Ser pedófilo es ser malvado. Ya sé que te da bronca, pero para la sociedad pedófilo implica necesariamente maldad.

 

 

Y lo más gracioso es que después se quejan de los estereotipos de los que son víctimas los gays, como si los pedófilos no fueran víctima de ningún estereotipo.

 

 

 

*De hecho hay una palabra inglesa que se usa, prácticamente universalmente, para describir a los pedófilos, o que al menos acompaña siempre el sustantivo “pedófilo”: creepy. “Creepy pedophile” es un lugar consabido.

 

 

** Por eso hay mucha gente que dice: ¿pero cómo que no violaste a nadie? ¡Entonces no sos pedófilo!

A %d blogueros les gusta esto: