All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Una falacia NO ES una conclusión erronea

Seguramente algunas veces yo uso (y otros también seguramente) falacia como sinónimo de “mentira” o de “falsedad”. Esto es incorrecto. Una falacia es un razonamiento incorrecto, independientemente si la conclusión de ese razonamiento es verdadera o falsa. El término “falacia” tiene más que ver con la estructura, con el camino, con el método que con el resultado. Puede haber falacias cuyas conclusiones sean completamente verdaderas y las hay también falsas. Por ejemplo:

 

 

Todos los griegos son mortales

Sócrates es griego

Por lo tanto Sócrates es mortal

 

Ejemplo típico. El razonamiento es perfecto y la conclusión es verdadera.

 

 

 

Todos los argentinos viven en Plutón

Cristina Kirchner es argentina

Por lo tanto Cristina Kirchner vive en Plutón.

 

El argumento es impecable. No es una falacia. Pero la conclusión es falsa: Cristina Kirchner no vive en Plutón (que ya no es más un planeta parece). El razonamiento es irreprochable: si todo A es B y todo B es C, se sigue que todo A es C. Nada que decir.

 

 

 

Dos ejemplos de razonamientos impecables con conclusiones verdaderas y falsas. Veamos ahora dos falacias con conclusiones verdaderas y falsas:

 

 

 

Todos los estadounidenses son americanos

Abraham Lincoln es americano

Por lo tanto Abraham Lincoln es estadounidense

 

La conclusión es verdadera: Lincoln efectivamente era estadounidense. Es cierto. Pero el razonamiento es incorrecto: sólo porque se afirma que “todos los estadounidenses sean americanos” y que Lincoln fuera americano, no se implica que Lincoln fuera estadounidense. Podría haber sido de Canadá, Haití o la Guyana francesa. Todos los estadounidenses son americanos, pero no todos los americanos son de EE.UU.

 

 

 

Todos los cuadrados tienen cuatro lados

Un rombo tiene cuatro lados

Por lo tanto un rombo es un cuadrado

 

Como ven, tenemos un error de razonamiento (el mismo de antes: todos los cuadrados tienen cuatro lados, pero no todas las figuras de cuatro lados son cuadrados) y una falsedad en la conclusión.

 

 

 

 

Nótese que las conclusiones de estos razonamientos son verdaderas o falsas porque les damos significado. Si habláramos en términos puramente abstractos los dos primeros razonamientos se reducen a:

 

Todo A es B

Todo B es C

Por lo tanto todo A es C

 

Si escribimos las cosas así, completamente genéricas, la conclusión es cierta siempre. Podríamos ponernos filosóficos y decir que este razonamiento es algo cuya verdad es tan evidente que no admite discusión: es válido para cualquier persona capaz de entendimiento. No admite discusión racional.

 

Solamente cuando remplazamos A por “Cristina Kirchner” y C por Plutón la conclusión se vuelve falsa porque contradice la realidad. Pero justamente, a la lógica no le interesa demasiado la realidad.

 

 

Las dos segundas falacias se reducen a

 

Todo A es B

x es B

Por lo tanto x es A

 

Esto no necesariamente es verdad siempre. No está en ningún lado de las premisas que todo B sea A. Que todo A sea B no implica que todo B sea A. Esta es una falacia. El razonamiento está mal.

Written by porlaverdad3

23/03/2011 a 13:22

Publicado en Reflexiones

A %d blogueros les gusta esto: