All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for abril 2011

Escritores sobre escritores

http://pincio.pbworks.com/w/page/32491683/ESCRITORES-SOBRE-ESCRITORES

Vladimir Nabokov

 

 

No he leído el volumen de Nabokov [Lolita] y no pienso leerlo, ya que la longitud del género novelesco no coincide ni con la oscuridad de mis ojo sin con la brevedad de la vida humana.

Jorge Luis Borges

 

 

Pero yo pelearme con Borges, porque todo el mundo quiere hacerme pelear con Borges, no lo haré nunca. Que piense él como un dinosaurio, no tiene nada que ver con mi pensamiento. El no entiende nada de lo que pasa en el mundo contemporáneo y piensa que yo tampoco entiendo.

Pablo Neruda

 

 

Neruda representa a la revolución de Octubre; lo que no separa de su persona no son las convicciones políticas sino, simplemente, la vanidad… y el sueldo.

Octavio Paz

 

 

Como poeta sería maricón o acaso loca, como Whitman o Blake. Neruda y Paz, en cambio, son maricas.

Roberto Bolaño

 

 

Bolaño hablaba mal de todo el mundo. Era una persona extraordinariamente conflictiva que nunca dijo nada bueno de nadie […] Bolaño es un buen escritor que desgraciadamente murió, pero eso no le hace mejor persona.

Isabel Allende

 

 

Me parece una mala escritora simple y llanamente, y llamarla escritora es darle cancha. Ni siquiera creo que Isabel allende sea escritora, es una escribidora.

Roberto bolaño

 

 

Eché una mirada a un par de sus libros y me aburrió espantosamente.

Isabel Allende

 

 

Pérez-Reverte o Isabel Allende. Da lo mismo, Feuillet era el autor francés más leído de su época.

Roberto bolaño

 

 

Ese muchachito de Valladolid.

Juan Benet

Written by porlaverdad3

30/04/2011 at 18:29

Publicado en Arte

Después de Papa Noel los pedófilos aseguran que quieren acabar con “los chocolates, las golosinas y los caramelos; los globos de colores; los parques de diversiones; los dibujitos animados; los juguetes; las muñecas y Barney el dinosaurio”

La villanía y maldad de los pedófilos no conocen límites. En su deseo frenético y demente por inflingirle la mayor cantidad de dolor a la infancia, su búsqueda perversa de violar la mayor cantidad posible de niños, los pedófilos van por todas aquellas cosas que puedan provocarle un mínimo de placer a la niñez. Así, su objetivo es acabar con “los caramelos; los trencitos de juguetes; los fines de semana y los paros docentes; los globos de colores; Piñon Fijo; los zoológicos; Disney World; los teletubies; las muñecas Barbie; los libros para colorear; los potreros y las canchitas de fútbol; la playstation; los osos de peluche; los arcoirís; las hamacas, toboganes y castillos inflables; esas cositas que cuando las soplás lanzan burbujas; los alfajores; las vainillas con chocolatada; los crayones y pinturitas; Harry Potter; los Jonas Brothers; los regalos de navidad; Reyes; los huevitos de pascua; el Pinguin club; las bicicletas y triciclos; las vacaciones en mundo marino; los libros de Alicia en el país de las maravillas y Kipling y Barney el dinosaurio.”

Cosas que los pedófilos odiarían

Plazas y juegos infantiles

Caramelos

Arco iris

Triciclos y bicicletas con rueditas

Barney el dinosaurio

Niños riendo

Abuso de indigentes en Japón: vagabundos y pobres son engañados para hacer el trabajo que nadie más quiere hacer: limpiar reactores nucleares

Completo en http://proyecto-esperanza.blogspot.com/

Más de 70.000 personas trabajan constantemente en las 17 centrales y 52 reactores repartidos por todo el país. Aunque las nucleares tienen a sus propios empleados para los puestos más técnicos, más del 80% de las plantillas está formado por trabajadores sin preparación, contratados de forma temporal entre las capas más desfavorecidas de la sociedad. Los mendigos son reservados para los cometidos más arriesgados, desde la limpieza de reactores a la descontaminación cuando se producen fugas, o los trabajos de reparación allí donde un ingeniero nunca se atrevería a acercarse.

Nubuyuki Shimahashi fue utilizado para algunas de esas tareas durante cerca de ocho años antes de morir, en 1994. El joven procedía de una familia pobre de Osaka, había terminado el instituto y se encontraba en la calle cuando le ofrecieron un puesto en la central nuclear de Hamaoka Shizuoka, la segunda mayor del país. «Durante años estuve cegada, no sabía dónde estaba trabajando mi hijo. Ahora sé que su muerte fue un asesinato», se lamenta Michico, su madre.

 

 

Los Shimahashi han sido la primera familia en ganar en los tribunales un largo proceso que hace responsable a la central del cáncer de sangre y de huesos que consumió a Nubuyuki, le postró en la cama durante dos años y terminó con su vida entre dolores insoportables. Murió con 29 años.

Written by porlaverdad3

28/04/2011 at 18:12

Publicado en Noticias

Documento revelador: así es por dentro el complot pedófilo para violar torturar desollar descuartizar abusar esclavizar maltratar y asesinar a todos los niños del mundo. HÁGANLO CONOCER POR EL BIEN DE NUESTROS NIÑOS!

Aquelarre de pedófilos discutiendo cuál es la mejor forma de desollar vivo a un infante

La sociedad lo sospecha, pero hasta ahora no había pruebas: existe una conspiración mundial de pedófilos. Su objetivo es simple: hacer sufrir a la mayor cantidad de niños posible. De cualquier forma, de todas las formas: torturándolos, violándolos, esclavizándolos, y luego asesinándolos. Si es posible, exterminar a todos los niños del planeta. Saben que es difícil, muy difícil, pero su ánimo de maldad les impide desanimarse: “en el largo plazo la idea es acabar con todos los menores de edad del planeta; por ahora nos conformamos con causarles el mayor sufrimiento posible” afirma uno de los complotados en estricto off-the-record.

La idea ya había surgido hace un par de años, pero la constante atención que los medios prodigan a la maldad pedófila hizo que los planes debieran ser reconsiderados y ocultados por un tiempo “Sí, es una pena, gracias a los medios la gente ya se dio cuenta de la verdad, de que en realidad no somos personas que desean no hacerle daño a nadie y que quiere proteger a los niños tanto como cualquiera, sino que somos monstruos desalmados que nos excita ver a un niño llorar. Nos descubrieron” dice lamentándose el pedófilo.

Sentido gráfico: los mejores argumentos son imágenes

Poniendo a prueba mi sanidad mental, recolecté de internet varias de las fotos e ilustraciones más difundidas que sirven para ilustrar aquello que aparece nombrado con la palabra “pedofilia”. Todas estas fotos pueden ser encontradas por cualquiera con una conexión a internet que busque “pedofilia” en el buscador de imágenes de google. Están (casi) todas en la primera o segunda página, a lo sumo.

¿Por qué lo hago? Porque este discurso, este que ahora les estoy a punto de mostrar pero que seguramente ustedes ya conocen, este y no otro, es el que construye a diario aquello que la gente entiende que significa la palabra “pedofilia”. Esto es lo que construye el término, no lo que dice el diccionario o digo yo o dice mengano. Una palabra no es una definición en el diccionario. Es mucho más que eso.

Si yo pienso en un gato no estoy pensando en un mamífero de cuatro patas peludo que maulla. Estoy pensando en un tipo especial de gato, con determinadas características, gris y con manchitas blancas digamos. Mi primera reacción es una imagen específica creada por una combinación del influjo de la sociedad (aquello que la sociedad me dice que debe ser un gato, porque lo veo en la tele, en el cine, leo en libros o me cuentan que así son estos animales) y mi propia experiencia personal, mi propios recuerdos, mi memoria. Así con todo. Inclusive con esa construcción abstracta que simboliza el signo ‘paidofilia’.

Por eso es necesario entender cómo se genera el contenido de un símbolo. Un símbolo por sí solo no significa nada. Nosotros, como sociedad, le damos sentido, significado. Y hoy en día, este es el significado que se le da a la atracción por los niños.

Empecemos.

 

Por si todavía hiciera falta, te podés dar cuenta que son pedófilos porque se nota desde lejos que son malvados y degenerados y están complotados para violar y torturar a los niños. Están hechos de maldad y oscuridad, es su materia constituyente.

 

Es evidente que el que le tapa la boca al niño es un pedófilo, porque quiere ocultar los abusos para que no se conozcan; primero violar y después obligar al silencio, de manual.

 

Los pedófilos siempre están en una posición de autoridad con respecto al menor, siempre son hombres viejos y malos que utilizan su poder para violentar niños contra su voluntad. Después, el niño no puede escapar a sus garras, por miedo o desprotección (¡todo lo que se puede deducir mirando una foto!)

 

Esta es una de las más ricas del montón. Tiene varios componentes: primero, el adulto, besando al niño ciego o sin importarle que este llora. Eso representa la enajenación mental del pedófilo. Segundo, las lágrimas, o mejor dicho, la lágrima, única, solitaria, del niño (si se fijan, en ninguna de las otras aparecen). Símbolo del llanto reprimido, contenido, que teme estallar por miedo a las represalias. Tercero, la insoportable cercanía que impone el adulto, los cuerpos cerca cuando no quieren estar cerca. Cuarto, es, una de las pocas que muestra el rostro del niño, y la única que muestra el rostro del adulto. Esto muestra que es una relación insoportable, pero relación al fin. En las otras fotos los cuerpos están distanciados, unidos sólo por una mano: acá están cerca y en contacto.

Mirá, este es un chico abusado, se nota porque se agarra la cabeza y la foto está en blanco y negro. ¿Hace falta decir que el que lo abusó es un pedófilo?

 

Bueh, cuando se es tan evidente hay poco lugar al análisis. Nótese la inocente niña y la maligna sombra del infierno que la acecha. Los cuernos agregan al conjunto. Cuáles son los roles y las intenciones de cada uno ya los sabemos.

 

La mano oscura sobre el niño indefenso. ¿Qué clase de monstruo es capaz de hacerle eso a un niño? No hay nada más que decir, queda todo dicho.

La mano oscura sobre el niño indefenso bis. El blanco y negro suma. Hablando de cualquier otra cosa esta podría ser una foto inocente. En blanco y negro y con la palabra “pedofilia” al lado se hace evidente que el niño es abusado.

 

Esta clase de fotos no se destacan particularmente por su sutileza, sí por su efectividad. Pero bueno, esa es la idea después de todo.

 

Qué nariz eh.”La pedofilia, podrás no verla pero podría estar pasando”. Es evidente por la segunda parte de la propaganda que “la pedofilia” es manosear nenitas.

Parecida a la segunda foto, pero mejor, porque es más realista, y el blanco y negro hace que gane en dramatismo.

Elementos comunes:

– Los pedófilos siempre son sombras, oscuras y acechantes.

– Los pedófilos son los que abusan de niños y los que abusan de niños son pedófilos.

– Su posición es de autoridad, de poder, de dominio sobre el niño. Eso se simboliza en la mano impuesta desde arriba.

– El niño siempre está indefenso, a la merced del poder brutal y esclavizante del adulto. Sufriendo o callado (es decir, sufriendo por dentro).

– El pedófilo busca acallar al niño, silenciarlo, no dejarlo que se exprese.

– El pedófilo no es una persona: es una mano, una pija o una sombra. Y las manos, las pijas y las sombras no tienen sentimientos, eso es evidente.

– La mano de un adulto sin rostro que presiona o calla desde arriba a un niño sin rostro.

Humanidad

Leo en http://theorein.wordpress.com/ que escribieron una pequeña notita acerca de este blog. Su texto me parece muy acertado e incluso dice cosas que yo no sospechaba pero que son ciertas, como que uno de los objetivos de este espacio es defender la dignidad de los pedófilos.

Pero especialmente me gustó una frase. Me pareció tan empática, tan humanista y humana, tan racional. Sobre todo porque destila eso que pareciera estar prohibido o mal recibido en cualquier discusión sobre el tema: la empatía (Sarah D. Goode ya dijo algo parecido acá http://www.timeshighereducation.co.uk/story.asp?storycode=408084 ‘What is often missing in these debates is the element of tenderness’). Los pedófilos son considerados como animales solamente porque le atraen los niños. Como que no pueden controlar sus impulsos y deberían estar amarrados a un poste, en la cárcel o en el psiquiátrico porque su enfermedad es incurable. Eso es falso. Eso denigra, tergiversa y falsea la realidad. Sencillamente, denigra a las personas, así de sencillo. Darse cuenta de esto es empatía. Darse cuenta que un pedófilo tiene algo más adentro que simple deseo sexual parece (y es) una trivialidad, pero también es verdadero y también es completa y totalmente olvidado (¿o me lo van a negar?). Una persona a la que le atraen los niños no es amoral ni inmoral ni animal. Ni tampoco existe un solo tipo de atracción por los niños: existen muchas, infinitas, una por cada persona. Todas estas cosas son banalidades, pero banalidades que son necesarias remarcar y recordar, porque se olvidan.

“Lo que se olvida en estos debates es el componente de dulzura”. Se deja de lado la empatía (ponerse en el lugar del otro). Y el autor de la entrada que comento verdaderamente la muestra.

El pedófilo no es un wanton que sigue sus voliciones de primer orden sin cuestionarse acerca de ellas, sino que es una persona que puede desear mantener una relación (sexual o sentimental) con un niño pero que también desea otras cosas: no hacerle daño, no ir a la cárcel, etc.; y, en consecuencia, puede elegir no hacerlo, no mantener la relación con el niño. Nadie debería juzgar nuestros deseos, sólo nuestros actos, de ellos hemos de responsabilizarnos, pues estos sí los elegimos.

Written by porlaverdad3

23/04/2011 at 17:57

Publicado en Reflexiones

Definición de posmodernismo

Primero, el original:

La intervención:

 

El primer comic es serio, reflexivo, fatalista. Su ironía es la ironía que tiene todo chiste tradicional con intención de decir “la incómoda verdad” o mostrar el aspecto menos favorable de lo que el creador entiende que es la “realidad” (y cuyas ramas más populares son los chistes sobre cualquier grupo “racial”, religioso, político, cultural o sexual: chistes sobre gallegos, abogados, homosexuales, etc. Ah, Y también la llamada ‘comedia stand-up’). La ironía proviene de esa intención de decir “la verdad”, lo que le pasa “a la gente común”. E incluso, en este caso particular, no deja de intentar hacer una crítica social, cultural o lo que sea. Esto es el modernismo.

Luego tenemos la introducción de un componente absurdo y descolocado, extraterrestre a la escena que le quita seriedad y fatalismo. Un componente paródico y auto-paródico, cuyo principal fin es el de restarle fatalidad, seriedad a la composición. Si la primera historieta es reflexiva y corrosiva; la segunda es absurda, graciosa y poco seria.

No sólo eso: tenemos la infaltable referencia a la “cultura popular”, en el personaje de un famoso videojuego, una especie de robot cuyo único poder (como bien lo dice) consiste en tener un ventilador en el pecho que “empuja” a sus rivales con el aire que expulsa…

Introducción del absurdo, la parodia y la cultura popular entonces. Pérdida del elemento fatalista, romántico y hasta reflexivo. Si uno podía ponerse a reflexionar con la primera historieta, en la segunda sólo resta reír. La reflexión, el cuestionamiento, la crítica, quedan tapadas por la parodia, las citas a la cultura popular y el absurdismo que se resiste a toda interpretación (¡¿qué hace un robot gigante de un videojuego hablando con dos adolescentes?!).

La exposición de sentimientos e ideas que se dio en la primera tira, quedan anuladas o ahogadas por la parodia absurda y la auto-referencia.

Ah, y sin contar que la segunda no es una obra original, sino tan solo un derivado, una intervención sobre algo ya hecho.

La segunda tira es básicamente la definición de posmodernismo.

Written by porlaverdad3

22/04/2011 at 17:48

Publicado en Reflexiones

Tagged with ,

Hicieron un musical estilo Broadway sobre un “pedófilo”….

http://www.nicepeopletheatre.org/npt_current.html

No comments.

Diez canciones de los últimos diez años

Miralo a ese tipo. Tan indie. Súper indie. Y así y todo se despachó una de las canciones más sentidas y lindas de la década del 2000. LCD Soundsystem ya pasó a la historia pero dejaron “All my friends”, una de las joyas pop que mejor resumen los últimos 10 años.

Para conmemorar una década que dejó muy buenas canciones, y porque tengo ganas, armo una listita de diez temas pop que en mi opinión, están entre las más lindas, las más emocionantes o sencillamente las mejores de los diez años pasados.

Y si la lista es 100% indie es porque es una lista de pop. Las cancioncitas pop dejésemoslas a él, la música para el cerebro a Tortoise, John Fahey y Gastr del Sol.

PD: ¡Dejen sus comentarios diciendo cual le gustó más!

LCD Soundsystem: All my friends

Arcade Fire: Rebellion (lies)

Kanye West: We major

The Mars Volta: Drunkship of lanterns

Él Mató a un Policía Motorizado: Guitarra comunista

[http://www.youtube.com/watch?v=rAxCc70trN8]

Junior Boys: FM

Animal Collective: Kids on holiday

Interpol: Say hello to angels

Franz Ferdinand: Take me out

Architecture in Helsinki: The owls go

Written by porlaverdad3

17/04/2011 at 17:45

Publicado en Arte

“Corporalidades frágiles” de Laura Contrera

http://pidoperdonzine.blogspot.com/2011/04/corporalidades-fragiles.html

<br>

<br>

El texto entiende a la pedofilia como “poder voraz”, que las niñas de jardín de infantes bailando como putas producen “pedófilos” (así como el baño del caño por Showmatch produce heterosexuales, o ir a bailar a Amerika te vuelve gay), que detrás de la atracción por los niños hay tan solo una especie de inclinación “voraz” a violentar y masacrar infantes… Con palabras más lindas, claro, pero básicamente es eso. “La pedofilia genera miseria”, afirmación tan sorprendente como decir que una crisis económica causó la muerte a balazos de dos personas. Habla de “producción” de pedófilos, como si la sociedad fuera una máquina de “pervertir” personas perfectamente normales (heterosexuales y homosexuales) en monstruos desalmados (ya sabemos quiénes). Sin obviar por supuesto el tinte despectivo que tiene toda mención a las maneras del capitalismo (líneas de ensamblaje de pervertidos, a lo fordista, bien de garca). Esto evidentemente muestra una fundamental ignorancia con respecto a cómo y cuándo se desarrolla esta orientación, o sus alcances.

<br>

<br>

Decir que es “una sexualidad adulta invasiva” es exactamente lo mismo que repetir que detrás de la pedofilia tan solo se esconde un deseo de abusar de niños, de aprovecharse de ellos, etc. Es decir que el adulto se mete con el niño, invade su esfera privada, lo acosa, como un enajenado o un fanático trastornado que no deja de perseguir a una actriz famosa. Todo esto dejando de lado la confusión “pedófilo/abusador de niños”, que parece que para la autora son lo mismo o al menos equivalentes. Semejante incomprensión fundamental, semejante ignorancia, semejante prejuicio muestra perfectamente el nivel del discurso.

<br>

<br>

De alguna forma el texto afirma que los pedófilos quieren “taparle la boca” a los chicos, que si uno tiene esta  atracción entonces quiere que haya más niños abusados o que al menos los que lo son no puedan hablar o no puedan denunciar o no puedan recuperarse o que sean victimizados o … Es imposible meter tanto prejuicio junto (o tal vez sí: la tapa de la revista Mu donde un colegio en el que se abusaba de niños era “pedofilandia”, el “paraíso” de nosotros, el lugar donde podríamos cumplir nuestro sueño: abusar de niños y que no se descubra nunca. Ese sería el sueño, el ideal, el paraíso, el cielo, el Disneylandia pedófilo). Igual, nobleza obliga: casi todo el mundo piensa que si uno es pedófilo entonces está a favor del abuso de niños o “al menos” del sufrimiento de infantes. En este sentido la autora no se aparta de la norma (en casi ningún sentido lo hace, de hecho)

<br>

<br>

La idea de buscar una “patología” detrás de todas y cada una de las variaciones de la sexualidad humana no es nueva. Así, por ejemplo, en épocas pretéritas concluyeron que a los hombres homosexuales les gustan los varones por una niñez confusa o “daddy issues” (como les dicen los yanquis) en la infancia. O que si a una mujer le gustan las mujeres debe ser porque es una machona. O si es masoquista porque de chico le pegaban. O si es pedófilo debe ser porque quiere violentar infantes para satisfacer su deseo de poder. Lo repito, no es nada nuevo, pero esa idea de que la pedofilia “esconde algo más”, algo detrás, una explicación patológica a esta enfermedad, es posiblemente la última que quede del montón.

<br>

<br>

El texto abunda, está plagado, en confusiones, galimatías y mezcla de ideas. Juega a querer analizar las “relaciones intergeneracionales” (término que no me gusta y me parece ridículo) desde una postura “desprejuiciada”, “desde cero”, a lo Descartes, pero partiendo de la hipótesis de que, después de todo, son siempre más o menos abuso. Asume aquello que intenta demostrar. La idea de “violentar a la infancia” parece, para la autora, inherente al concepto de las relaciones sexuales con niños. No puede dejar de mencionarla al lado de sus “relaciones intergeneracionales” (¿las relaciones sexuales de uno de 30 con la tercera edad también son intergeneracionales?). Es completamente incapaz de separar ambos conceptos. Juega al descartismo de “empezar de cero”, pero no es más que una farsa, porque la conclusión ya está dicha casi desde el comienzo. En su opinión:

<br><br>

“Reconocer la autonomía que le es propia a la sexualidad infantil no autoriza a la demanda deseante abusiva de otros.”

<br>

<br>

O sea, para el texto el deseo pedófilo es “una demanda deseante abusiva”. Estaría bueno preguntar  si solamente la atracción pedófila es “una demanda deseante abusiva”, o si también la atracción homosexual tiene algo de “demanda deseante abusiva” o si toda atracción sexual que se aparte de la norma tiene aunque sea una pizca de  “demanda deseante abusiva”. La idea de  “una demanda deseante abusiva” es una aberración, porque reduce una orientación sexual (infinitamente compleja) a algo parecido al trastorno del enajenado que mencionábamos al comienzo, que no puede dejar de perseguir y acosar a una actriz famosa. Para la autora la pedofilia es eso: acoso, demanda, voracidad. Siempre por parte del adulto, claro. El niño, impoluto, desconoce lo que es el deseo y jamás podría querer magrearse con alguien mayor. El deseo parte siempre del adulto, el niño es, digamos, inmaculado de deseo (sexual).

<br>

<br>

En fin. Promover que mi sexualidad está perfecta pero la de los demás es perversa no es algo que se haya puesto de moda ayer.

<br>

<br>

Después de todo, si nos quedáramos sin grupos a los que señalar, ¿qué haríamos con nuestros dedos índices? ¿Dónde nos los meteríamos?

<br>

<br>

PD1: Lo que sí rescato del texto es que nota la idealización de la infancia por parte de los child-lovers, aunque discrepo en sus conclusiones sobre este hecho. Para los child-lovers los niños son lo más hermoso, lo más bueno, lo más puro, lo más honesto… Sin embargo, deducir (como hace la autora) de ese amor por la infancia un deseo de corromper, de “moldear” (sus palabras), de pervertir la infancia, es completamente desacertado y prejuicioso. Que muchos child-lovers tengan una visión idealizada (idealizada, no sexualizada) de la niñez es indiscutible y comprobable. Deducir de esa idealización un deseo de corromperla o moldearla, es estólido y terrorista. Dicha idealización podrá ser un error, pero un error sin malas intenciones, en general.

<br>

<br>

Del mismo modo que a un hombre gay le podrá atraer el concepto de “virilidad” o de “masculinidad”, por la sencilla razón de que eso es lo que le gusta, ¿qué cosa más natural hay que pensar que a un pedófilo le podrá atraer el concepto de “infancia” o de “niñez”, sencillamente porque eso es lo que ama?

<br>

<br>

No busquemos segundas intenciones donde no las hay. No busquemos patologías detrás de cada atracción. No busquemos enfermedades donde simplemente hay una orientación sexual. Basta de creernos con el derecho a juzgar la atracción sexual de otra persona.

<br>

<br>

PD2: Comparemos el texto confuso, pretencioso y plagado de galimatías que les ofrecía al comienzo con este mensaje límpido y humanista

<br>

<br>

“El pedófilo no es un wanton que sigue sus voliciones de primer orden sin cuestionarse acerca de ellas, sino que es una persona que puede desear mantener una relación (sexual o sentimental) con un niño pero que también desea otras cosas: no hacerle daño, no ir a la cárcel, etc.; y, en consecuencia, puede elegir no hacerlo, no mantener la relación con el niño. Nadie debería juzgar nuestros deseos, sólo nuestros actos, de ellos hemos de responsabilizarnos, pues estos sí los elegimos.”

http://theorein.wordpress.com/

<br>

<br>

Creo que no hay dudas acerca de quién demuestra mayor sabiduría, empatía e inteligencia.

Written by porlaverdad3

16/04/2011 at 17:24

Publicado en Reflexiones

Tagged with

El cuco 2.0, aggiornado

 

 

 

No iban a creer que la sociedad todavía usaría al hombre de la bolsa en el siglo XXI, ¿no?

El famoso perfil de un pedófilo del que todos hablan

 

Aquí lo tienen. Este es el perfil definitivo de un pedófilo. Gran perfil, ¿verdad?

 

Etimología

 

http://etimologias.dechile.net/?pedofilia

“La interesante historia…”

Interesante si están al pedo. Son tres párrafos igual. Pocos ignoran que el término fue acuñado por el señor Krafft Eving a fines del siglo XIX.

 

Definición de clásico

 

 

Hay un tipo vestido así medio de payaso…

 

Written by porlaverdad3

12/04/2011 at 17:25

Efebófilos

 

http://sexresearchhoneypot.blogspot.com/2010/07/meet-hebephiles-missing-link-between.html

 

Es raro ver que le tiren palos a los efebófilos. Ellos son como la versión “humana” (es decir, más cercana a la heterosexualidad) de los pedófilos. A los efebófilos les podrán atraer los púberes, pero al menos no son unos monstruos desalmados sin empatía como los pedófilos. Son como la versión correcta o corregida de los que son malos de verdad. No serán completamente normales, pero al menos son más normales y con eso basta.

 

 

O eso es lo que yo creo que la gente cree.

 

 

Por eso es sorprendente ver cómo se los trata en ese post como violadores o abusadores o pervertidos en general. No sé. No me gusta que retrocedamos tanto como para que hasta sentirse atraído por una chica de 14 años desarrollada sea considerado una perversión. Si eso es una perversión, ¿qué es entonces sentirse atraído por una de 9? Perversión al cubo. Aparte, 14 años es legal en muchas partes del mundo, siendo España y Argentina alguna de ellas (como para que vean que no hablo de un obscuro país africano). Presuponer que alguien que tiene sexo con una persona de 14 años NECESARIAMENTE es un abusador, no sólo es incorrecto porque es un prejuicio, sino porque además es permitido y legal en muchas partes del mundo. En EEUU no, pero EEUU no es todo el mundo.

 

 

Pero bueno, la que escribió ese artículo parece yanqui y todo el mundo sabe que son bastante paranoicos en lo que al sexo con menores se refiere. Bah, qué digo. Si a un tipo en España lo crucificaron mediáticamente por decir que le gustaban las chicas de 17 y 18. Más hipocresía es imposible.

 

A %d blogueros les gusta esto: