All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Después de Papa Noel los pedófilos aseguran que quieren acabar con “los chocolates, las golosinas y los caramelos; los globos de colores; los parques de diversiones; los dibujitos animados; los juguetes; las muñecas y Barney el dinosaurio”

La villanía y maldad de los pedófilos no conocen límites. En su deseo frenético y demente por inflingirle la mayor cantidad de dolor a la infancia, su búsqueda perversa de violar la mayor cantidad posible de niños, los pedófilos van por todas aquellas cosas que puedan provocarle un mínimo de placer a la niñez. Así, su objetivo es acabar con “los caramelos; los trencitos de juguetes; los fines de semana y los paros docentes; los globos de colores; Piñon Fijo; los zoológicos; Disney World; los teletubies; las muñecas Barbie; los libros para colorear; los potreros y las canchitas de fútbol; la playstation; los osos de peluche; los arcoirís; las hamacas, toboganes y castillos inflables; esas cositas que cuando las soplás lanzan burbujas; los alfajores; las vainillas con chocolatada; los crayones y pinturitas; Harry Potter; los Jonas Brothers; los regalos de navidad; Reyes; los huevitos de pascua; el Pinguin club; las bicicletas y triciclos; las vacaciones en mundo marino; los libros de Alicia en el país de las maravillas y Kipling y Barney el dinosaurio.”

Cosas que los pedófilos odiarían

Plazas y juegos infantiles

Caramelos

Arco iris

Triciclos y bicicletas con rueditas

Barney el dinosaurio

Niños riendo

A %d blogueros les gusta esto: