All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Verdaderas fábricas de pedófilos

Laura Contrera afirma en su artículo que niñas de jardín bailando como las putas que frecuenten el programa de Tinelli funcionan como “fábricas de pedófilos”. Desde aquí me atrevo a disentir y afirmo que estas son las verdaderas fábricas de pedófilos:

 

 

 

 

OK, tal vez no me expresé bien: fábricas de imágenes de pedófilos. Fabrican imágenes, estereotipos, lugares comunes. Estas son las verdaderas factorías que crean lo que la gente entiende por ‘pedofilia’, las que fabrican, amasan, moldean lo que la gente piensa que es un pedófilo.

 

Y claro, como dice Borges la realidad en algún punto termina cediendo. La realidad se contamina de irrealidad. Violadores de niños discapacitados pasan a ser considerados ‘pedófilos’. En cambio una persona que se enamora de una niña de 9 pero jamás pasaría de ahí no lo es, porque no anda por ahí destrozando pequeñas. Alguien que tiene sexo consentido con una de 13 (edad de consentimiento legal en la Argentina) no es un pedófilo, porque fue consentido. En cambio si la viola ahí sí, ahí sí lo es.

 

Estas son las verdaderas fábricas de “pedófilos”. Estas factorías de imágenes crean la realidad mucho mejor y a mayor escala que cualquier desagradable espectáculo en donde se contamine de adultez a niñas. La realidad, por cansancio, termina cediendo.

A %d blogueros les gusta esto: