All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Primero, personas

Hay algo que debe recordarse: los pedófilos son personas. No son animales, no son seres malvados cuyo único objetivo en la vida es hacer daño. Sentirte atraído por los niños no te quitan la más mínima humanidad, moralidad, sentimientos. Una persona paidófila es ante todo una persona, y como tal, puede amar y desear proteger a los niños tanto como cualquiera. Como vos o como yo. Tener una atracción sexual diferente no te hace una especie de monstruo sin sentimientos. No te hace un violador o un abusador. Cada persona es libre, incluso los paidófilos. Y hay personas atraídas sexualmente por los niños que violan o matan (igual que las personas atraídas sexualmente por las mujeres) y otras que no. Así de sencillo.

 

Obviamente, la realidad tiende a ser más complicada. Lo cierto es que la gente demoniza tanto a las personas paidófilas solamente por su atracción, que cada vez se hace más difícil encontrar alguna forma en que esta gente pueda ser feliz y llevar una vida digna. Es en este sentido que la sociedad debe cambiar urgentemente.

A %d blogueros les gusta esto: