All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Los discursos sobre la pedofilia son el arquetipo de la estupidez y el delirio institucionalizado

Esas ambigüedades, redundancias y deficiencias recuerdan las que el doctor Franz Kuhn atribuye a cierta enciclopedia china que se titula Emporio celestial de conocimientos benévolos. En sus remotas páginas está escrito que los animales se dividen en

(a) pertenecientes al Emperador, (b) embalsamados, (c) amaestrados, (d) lechones, (e) sirenas, (f) fabulosos, (g) perros sueltos, (h) incluidos en esta clasificación, (i) que se agitan como locos, (j) innumerables, (k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, (1) etcétera, (m) que acaban de romper el jarrón, (n) que de lejos parecen moscas.

(Borges)

 

 

Se distinguen dos variantes en la pedofilia:

La sentimental homoerótica y la agresiva heterosexual

 

 

 

Yo no sé cómo alguien puede decir así como así, tan tranquilamente, con toda la seriedad del mundo que existen DOS (2) TIPOS DE PEDÓFILOS. Si uno analiza esa afirmación, si uno se detiene en esa afirmación, como mucho transcurren unos pocos segundos antes de darse cuenta de su increíble, de su gigantesca, de su descomunal estupidez. ¿Cómo es posible que se reduzca a un grupo humano compuesto por millones de personas de los más diversos orígenes, con las más diversas motivaciones, sentimientos, pensamientos, emociones y deseos, en DOS, DOS CLASES? ¿Es que acaso soy el único que se da cuenta de esta increíble pelotudez? ¿A nadie más le parece grotesco que lo que dicen estas personas sea considerada palabra santa por muchos?

 

Según estos profesionales del saber existen dos clases de pedófilos: el “sentimental homoerótico” y el “agresivo heterosexual”

 

O también algunos hacen esta división dual: los pedófilos del tipo “inexpertos o con retraso mental” y los “agresivos o del tipo asocial”.

Así parcelan el mundo. De a bloquecitos de dos: o sos un pedófilo del tipo “retrasado mental” o sos un pedófilo del tipo “agresivo/asocial”. Así se divide el mundo. Así se dividen los pedófilos. Entre retrasados mentales y agresivos asociales.

Si hay algo en el medio o más a los costados o si directamente toda esta clasificación es ridícula, estúpida, arbitraria, imbécil, simplista, pueril y carente del más mínimo sentido, son cosas que no importan.

 

Lo que importa es que en vez de reírse, reírse con ganas (como con esa genialidad de Borges que citaba al comienzo) la gente se los toma en serio. Y eso es lo preocupante.

A %d blogueros les gusta esto: