All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for julio 2011

Fin 2

with 11 comments

—Me dijo que en su casa hay muchas —agregó como disculpándose pero no me miraba, y tío Carlos me llamó más fuerte del otro lado de los ligustros y yo tiré la pala que me había dado Lila y me volví al alambrado, aunque Lila me llamaba y me decía que otra vez estaba saliendo humo en su jardín. Salté el alambrado y desde casa por entre los ligustros la miré a Lila que estaba llorando con el libro en la mano y la pluma que asomaba apenas, y vi que el humo salía ahora al lado mismo del jazmín, todo el veneno mezclándose con las raíces. Fui hasta la máquina aprovechando que tío Carlos hablaba de nuevo con las de Negri, abrí la lata del veneno y eché dos, tres cucharadas llenas en la máquina y la cerré; así el humo invadía bien los hormigueros y mataba todas las hormigas, no dejaba ni una hormiga viva en el jardín de casa. –

 

(Cortázar)

Written by porlaverdad3

24/07/2011 at 21:37

Publicado en Reflexiones

Fin

with 6 comments

Conócete a tí mismo no significa: “Obsérvate”. Obsérvate es la palabra de la serpiente. Significa: “Conviértete en amo de tus actos”. Pero ya lo eres, ya eres amo de tus actos. Esta frase, por lo tanto, significa: “¡Ignórate! ¡Destrúyete!” Algo malo entonces. Pero sólo quien se inclina profundamente oye, como en un susurro, el mensaje bueno que dice: “…Para hacer de ti mismo lo que eres” –

 

Franz Kafka

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 20:14

Publicado en Miscelanea

Final+Explicación

leave a comment »

“En la lucha entre vos y el mundo,

procurá favorecer al mundo” – Kafka

Este blog fue creado sobre dos hechos incontestables: primero, que no existe (o es ínfima) la producción teórica seria y racional sobre la pedofilia. Uno puede encontrar cientos, miles de libros sobre los más diversos temas. Pero información racional sobre la pedofilia no existe. Sencillamente, no existe.

Segundo, que existen miles de pedófilos que no son abusadores ni violadores ni consumen pornografía infantil pero que son tratados como tales por la sociedad, por el mero hecho de poseer determinada condición sexual. Son consideradores abusadores a pesar de no haberle tocado un pelo a nadie. A pesar de no haber hecho nada son tratados como criminales, pederastas, hijos de puta, etc.

Porlaverdad3 fue un blog que, oficialmente desde fines del 2008, pero realmente desde fines del 2009, se propuso discutir, analizar y criticar los discursos relacionados con el tema de la pedofilia. Dado que la gran mayoría de la gente es incapaz de discutir este tema racionalmente, se podría decir que no tuvo demasiado éxito, aunque queda más lindo decir que “su tarea fue muy ardua”. La posición que mantuvo estuvo influenciada por mis ideas personales, libertarias y racionalistas principalmente.

Entiéndase bien: no se trata, jamás se trató de defender “la pedofilia” (ella se puede cuidar solita, no necesita que nadie la defienda), sino de atacar (en realidad, quejarme, “atacar” es sobrevalorar demasiado al blog) los discursos idiotas, imbéciles, ridículos, absurdos y fascistas que son articulados constantemente sobre el tema y que buscan demonizar personas y simplificar experiencias.

 Este blog llegó hoy a su fin.

Tuvo muchos objetivos y “ejes” (como se suele decir) pero básicamente fueron tres los principales, especialmente en la última etapa (fines de 2009-2011):

medios de comunicación: Criticar y analizar el discurso sobre la pedofilia que los medios de comunicación masivos emiten y promueven por diarios, revistas, televisión, internet. Hacer notar sus incoherencias, su irrealidad, su ridiculez, su carácter absurdo, generalmente a través de la burla y la parodia (que frente a textos como ‘el invierno es la época más…’ es la única vía posible)

ejemplos:

La televisión a su máximo exponente

Los discursos sobre la pedofilia

La revista “Mu” y su idea de “pedofilandia”

Los medios siguen confundiendo pedófilo con pederasta

sociedad, psicología y psiquiatría: Criticar y analizar dos fenómenos yuxtapuestos y modernos: la simplificación y estupidización de la pedofilia como atracción (es decir: tratar a esta atracción no como una experiencia integral, amplia y compleja sino reducirla completamente a un solo concepto: la idea de ‘perversión’ y  su versión moderna, la ‘parafilia’) y su correlato: la extrema demonización y diferenciación, al punto de convertirlos en verdaderos monstruos inhumanos, de “los pedófilos”. Lo que me lleva a la…

ejemplos:

Separar el mundo

Por fin le pegaron a una

Gran Avance de la Ciencia: Lista definitiva de quiénes son degenerados y quiénes totalmente normales

Un argumento pragmático

….creación de la imagen contemporánea del “pedófilo”: ¿Cómo se creó la imagen actual de una persona pedófila como un ‘monstruo’ sin alma, sin sentimientos, sin remordimientos ni moral, alguien completamente apartado de la sociedad humana, cuyo máximo deseo en la vida pareciera querer provocar daño? ¿Cómo se pasó de una definición de diccionario a una imagen mental tan cargada? Esa es una pregunta verdaderamente interesante y uno de los objetivos del blog fue mostrar que los medios de comunicación tuvieron y tienen una inmensa responsabilidad en la acepción moderna que se tiene del concepto de “pedófilo”.

Ejemplos:

La demonización de los pedófilos

El complot de monstruos pedófilos (lo de “monstruos” ni hace falta aclararlo, es obvio)

Sentido gráfico: cómo se contruye la pedofilia en los medios gráficos

Nota: estos son sólo algunos, poquísimos ejemplos. Realmente, este blog tiene más de 500 posteos, hay muchos otros que valen la pena, pero es solamente para dar un ejemplo.

En este blog se escribió bastante, demasiado. Muchas cosas que quise escribir no fueron dichas. Falta mucho análisis, reflexión, “deconstrucción” y sobre todo, destrucción, de discursos, mensajes y textos.

De ningún modo afirmo que lo escribí esté perfecto así como esta, ni necesite ser retocado, revisado, vuelto a analizar, vuelto a pensar.  Ojalá algún otro siga esta tarea. Ojalá algún otro utilize toda esta cantidad ingente de producción teórica que realicé en más de dos años y medios y le sirva para comprenderse mejor y comprender mejor el mundo. Realmente hace falta mayor investigación, mayor trabajo, pero este blog se puede considerar un “comienzo”, un “inicio”.

Les mando saludos che.

Bibliografía

El blog se va, pero para que no se queden sin nada para leer, dejo algunos artículos y textos serios sobre temas relacionados con la pedofilia:

Bibliografía principal:

  • “Understanding and Adressing adult sexual attraction to children” de Sarah D. Goode (por lejos, el mejor libro sobre pedofilia escrito hasta la fecha)

 

  • “Paedophiles in society: reflecting in sexuality, abuse and hope” de Sarah D. Goode

 

  • “Alicia en el lado oscuro” de Pablo Santiago (segunda fuente preferida)

 

  • “Harmful to minors” de Judith Levine (mi menos preferido, pero bueno)

 

  • “La ley del pudor” de Michael Foucault (cualquier cosa de Foucault es esencial)

(como ven, escasa. Ya lo dije: los libros serios sobre pedofilia prácticamente no existen)

Estudios interesantes:

“Adult-Child Sex and Parental Authority” de Jan Steutel

“Internet Stings Directed at Pedophiles: A Study in Philosophy and Law” de JosephS. Fulda

“The dilemma of the male pedophile” de Gunter Schmidt

Libros sobre el concepto de “anormalidad” y “perversión sexual”:

“Perversity Think Tank: A Seminar on the Concept of Perversity” de Supervert

“Degenerados, anormales y delincuentes” de Gabo Ferro

“Los anormales” de Michel Foucault

“Historia de la sexualidad (volumen 1)” de Michel Foucault

Películas:

“De nens”, de Joaquin Jordá

“Outing”, de Sebastian Meise y Thomas Reider

 

PD: Ah, una última cosa. Por el amor de Dios, piensen por sí mismos. Critiquen todo, incluso este blog. En los medios de comunicación todo el tiempo dicen estupideces y sólo basta cinco segundos para darse cuenta de ello, pero la mayoría de la gente no lo hace.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 17:09

Publicado en Información

Tagged with ,

El tren (Santiago Dabove)

leave a comment »

 

El tren era el de todos los días a la tardecita, pero venía moroso, como sensible al paisaje. Yo iba a comprar algo por encargo de mi madre.

 

Era suave el momento, como si el rodar fuera cariño en los lúbricos rieles. Subí, y me puse a atrapar el recuerdo más antiguo, el primero de mi vida. El tren se retardaba tanto que encontré en mi memoria un olor maternal: leche calentada, alcohol encendido. Esto hasta la primera parada: Haedo. Después recordé mis juegos pueriles y ya iba hacia la adolescencia, cuando Ramos mejía me ofreció un acalle sombrosa y romántica, con su niña dispuesta al noviazgo. Allí mismo me casé, después de conocer y visitar a sus padres y al patio de su casa, casi andaluz. Ya salíamos de la iglesia del pueblo, cuando oí tocar la campana; el tren proseguía el viaje. Me despedí y, como soy muy ágil, lo alcancé. Fui a dar a Ciudadela, donde mis esfuerzos querían horadar un pasado quizá imposible de resucitar en el recuerdo.

 

El jefe de estación, que era amigo, acudió para decirme que aguardara buenas nuevas, pues mi esposa me enviaba un telegrama anunciándolas. Yo pugnaba por encontrar un terror infantil (pues los tuve), que fuera anterior al recuerdo de la leche calentada y del alcohol. En eso llegamos a Liniers. Allí, en esa parada tan abundante en tiempo presente, que ofrece el ferrocarril Oeste, pude ser alcanzado por mi esposa que traía los mellizos vestidos con ropas caseras. Bajamos y, en una de las resplandecientes tiendas que tiene Liniers, los proveímos de ropas standard pero elegantes, y también de buenas carteras de escolares y libros. En seguida alcanzamos el mismo tren en que íbamos y que se había demorado mucho, porque antes había otro tren descargando leche. Mi mujer se quedó en Liniers, pero, ya en el tren, gustaba de ver a mis hijos tan floridos y robustos hablando de fútbol y haciendo los chistes que la juventud cree inaugurar.

 

Pero en Flores me aguardaba lo inconcebible; una demora por un choque con vagones y un accidente en un paso a nivel. El jefe de la estación de Liniers, que me conocía, se puso en comunicación telegráfica con el de Flores. Me anunciaban malas noticias. Mi mujer había muerto, y el cortejo fúnebre trataría de alcanzar el tren que estaba detenido en esta última estación. Me bajé atribulado, sin poder enterar de nada a mis hijos, a quienes había mandado adelante para que bajaran en Caballito, donde estaba la escuela.

 

En compañía de unos parientes y allegados, enterramos a mi mujer en el cementerio de Flores, y una sencilla cruz de hierro nombra e indica el lugar de su detención invisible. Cuando volvimos a Flores, todavía encontramos el tren que nos acompañara en tan felices y aciagas andanzas. Me despedí en el Once de mis parientes políticos y, pensando en mis pobres chicos huérfanos y en mi esposa difunta, fui como un sonámbulo a la “Compañía de Seguros”, donde trabajaba. No encontré el lugar.

 

Preguntando a los más ancianos de las inmediaciones, me enteré que habían demolido hacía tiempo la casa de la “Compañía de Seguros”. En su lugar se erigía un edificio de veinticinco pisos. Me dijeron que era un ministerio donde todo era inseguridad, desde los empleos hasta los decretos. Me metí en un ascensor y, ya en el piso veinticinco, busqué furioso una ventana y me arrojé a la calle. Fui a dar al follaje de un árbol coposo, de hojas y ramas como de higuera algodonada. Mi carne, que ya se iba a estrellar, se dispersó en recuerdos. La bandada de recuerdos, junto con mi cuerpo, llegó hasta mi madre.”¿A que no recordaste lo que te encargué?”, dijo mi madre, al tiempo que hacía un ademán de amenaza cómica: “Tienes cabeza de pájaro”.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 16:43

Publicado en Arte

Tagged with

Una pena extraordinaria

with one comment

 

La gran mayoría de las historietas de Chris Ware giran alrededor del mismo tema: la soledad y la devastación que esta produce en el ser humano.

 

La obsesión de Ware con los personajes abandonados, excluidos, sin amigos o sin pareja, carentes de afecto e imposibilitados para darlo es notable. Lo curioso es que jamás es condescendiente con sus parias: en Ware los solitarios siempre son (agregar un “o” o una “u” después de cada coma) o rencorosos, materialistas, envidiosos, engreídos, cínicos, odiosos, estúpidos.

 

 

Además de las historietas, en el libro que las incluye tenemos parodias de publicidades, que en Ware son esencial, obsesiva y agotadoramente misántropas. Juegan, siempre, sobre los mismos temas: el dinero fácil, el sexo fácil, la fama fácil. Hacerle daño a los demás u aprovecharme de ellos. La estupidez de la gente y de un público idiota. Las corporaciones malignas y codiciosas. Se quedan en eso: después de haber leído un par de sus propagandas de mentira que venden satíricamente cosas como “Un Verdadero Crucifijo Romano”, “La Vida Eterna”, “Un Almacén Para Guardar Negros”, “Ironía” o “Una Infancia” ya las vimos todas. Cansan.

 

 

Mucho más ricas y hermosas, pero igualmente desesperadas y desconsoladas, son sus historietas. Como dije, tratan obsesivamente, hasta el cansancio, el tema de la soledad, la melancolía, la carencia emocional, el materialismo, el egoísmo, la imposibilidad de amar o ser amado, la fugacidad de la vida, el malgasto de la juventud, de la niñez. Ware jamás hace que amemos a sus solitarios y sus parias. Son, todos, odiosos.

 

 

Rusty Brown, un “coleccionista” de “basura” (juguetes viejos y chucherías varias de la “cultura popular”) que engaña y miente a su (único) amigo con tal de conseguir una figura coleccionable de su héroe de acción favorito. Big Tex, una especie de redneck casi autista, estúpido y capaz de dejar sordo y paralítico a su (también único) amigo con tal de gastarle una “broma”. El ratón Quimby, un animal solitario y rencoroso. Y así.

 

 

Pero en Ware, una constante aparece en todos estos personajes patéticos, odiosos y solitarios: una mala infancia como origen de sus fallas como adultos. Niños excluidos, sistemáticamente reprimidos por unos padres incapaces de dar amor o decepcionados por las fallas de su retoño, golpeados y discriminados en la escuela (el “sabelotodo”, el “gordito”, el “raro”), Ware nos dice que si bien sus personajes son odiosos, los principales responsables de sus fallas como personas adultas, son, ante todo, sus padres y el ambiente que tuvieron de niños.

 

 

Una hipótesis cómoda y ciertamente popular. Desde hace rato que se fija a la infancia como período clave del desarrollo individual: una infancia de mierda significa que vas a ser una mierda de grande, una infancia feliz y amorosa que vas a ser un adulto feliz y amoroso. Cosa que es difícil de demostrar, pero que más allá de toda duda está fijada en el imaginario contemporáneo.

 

 

 

Las historietas de Ware son incómodas: en ellas está la presencia constante de la muerte y su contracara: la fugacidad de la vida. Como The Perry Bible Fellowship (otro trabajo que disfraza a la muerte con colores brillantes y diseño pop), su trabajo exuda el halito del fin cercano, ahí a la vuelta de la esquina, pero escondido y tapado por una vida llena de ridiculeces y basura descartable que hace que nos distraigamos de él. Ware nos dice que el materialismo, el egoísmo y la envidia nos impiden ser felices en una vida extremadamente corta. Su obra es agotadora y excesivamente misántropa, incluso naif y simplificadora (la vida no es toda una mierda, Ware, incluso para los más deprimidos y solitarios. El artista nos muestra una idea de vida excesivamente reducida) pero tiene una cualidad que pocas, ya no historietas, sino obras de arte, comparten: la de ser absolutamente necesaria.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 16:41

Publicado en Arte

Revista

leave a comment »

En Canadá una revista universitaria editó una nota sobre pedofilia desde un punto de vista racional pero polémico. Lamentablemente la imagen que hace de portada…

 

http://thegauntlet.ca/story/5981

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 16:34

Publicado en Información

Proteger personajes de ficción

Esta no es una pipa, es la imagen de una pipa

 

Extraído del código penal canadiense

 

163.1 (1) In this section, “child pornography” means

 

(i) that shows a person who is or is depicted as being under the age of eighteen years and is engaged in or is depicted as engaged in explicit sexual activity, or

 

(c) any written material whose dominant characteristic is the description, for a sexual purpose, of sexual activity with a person under the age of eighteen years that would be an offence under this Act; or

 

(d) any audio recording that has as its dominant characteristic the description, presentation or representation, for a sexual purpose, of sexual activity with a person under the age of eighteen years that would be an offence under this Act.

 

 http://www.canlii.org/en/ca/laws/stat/rsc-1985-c-c-46/latest/rsc-1985-c-c-46.html#sec163.1

 

Si alguien promulgara una ley que impidiera la posesión, distribución o publicación de historias o dibujitos animados de Bart Simpson teniendo sexo, seguramente lo trataríamos de loco. Pero eso pasa. Es la realidad. Solamente que no se dice con esas palabras que exponen su ridiculez, sino con un lenguaje que oscurece la fundamental estupidez de semejantes leyes.

 

 

En Canadá la definición de “pornografía infantil” no comprende solamente imágenes o videos de niños reales sino también literatura, escritos e incluso audio (sí, clips de audio, sonido) de niños reales o ficticios, e incluso de personas adultas que parecen menor de edad. Si una persona tiene 20 años pero parece de 15 y actúa en una película porno, está produciendo “pornografía infantil” según las leyes canadienses…

 

 

Estas leyes ridículas que protegen “niños” que no existen (En Canadá, si dibujás a Bart Simpson teniendo sexo estás produciendo pornografía infantil) se escudan bajo frases como “proteger a los niños de la explotación sexual”. ¿¡Pero de qué niños me están hablando?! ¿De niños ficticios, que no existen en la realidad? ¿De caricaturas? ¿De personajes de ficción? ¿De protagonistas de novelas, cuentos, dibujitos animados y videojuegos? ¿De personas adultas que parecen menores?

 

 

 

Pueden esconderlo con palabras que los hagan quedar como que defienden a los niños, pero la única realidad es esta: ESTÁN PROTEGIENDO A PERSONAJES FICTICIOS (PERSONAJES DE CUENTOS, NOVELAS, DIBUJITOS ANIMADOS Y VIDEOJUEGOS) DE CRÍMENES FICTICIOS. ¿Por qué no hablan claro y dicen las cosas como son? ¿Por qué en vez de proteger a niños QUE NO EXISTEN EN LA REALIDAD se dedican a proteger a niños reales?

 

 

Más en:

 

http://sandefur.typepad.com/freespace/2008/08/written-depicti.html

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 16:29

Realidad

Estoy cansado de los pedófilos que hablan de “la antigua Grecia”. Para esos boludos, escribí esto:

 

Nunca hubo una sociedad que aceptara la pedofilia análogamente a la heterosexualidad. En todas o casi todas las sociedades, los actos de sexo entre niños y adultos se dieron en dos modalidades (lo cual no excluye la combinación de ambas): una modalidad “ritualista”, es decir, estrictamente enmarcados como parte de un ritual, de un evento, de una manifestación cultural específica, y sin posibilidad de ser realizados fuera de él (Grecia Antigua); o como situaciones abusivas institucionalizadas, en donde los niños básicamente son objetos para la utilización de los adultos (Casamiento de niñas en el Medio Oriente).

 

Es decir, jamás ninguna sociedad aceptó las relaciones sexuales pedófilas de la misma manera que acepta la heterosexualidad: como algo normal y consentido. Siempre fue o “ritualista” o no consentido.

 

 

Y para que sea aceptada como algo tan normal como la heterosexualidad la sociedad y la cultura deberían sufrir profundísimas modificaciones. Sencillamente porque el mundo está hecho, “fabricado” para que los adultos tengan sexo con los adultos, no para permitir que adultos y niños tengan sexo. Bares, discotecas, lugares de trabajo, zonas públicas, todo está hecho para que heterosexuales y homosexuales se relacionan y entablen una relación amorosa. En cambio, no hay instituciones, ninguna, que permita que niños y adultos entablen una relación amorosa.

 

 

Todo el mundo, toda la sociedad está construida en torno a la heterosexualidad. ¿Cómo encontraría un pedófilo pareja (es decir, un niño que le corresponda)? ¿Eh? Para permitir eso la sociedad tendría que modificarse tan profundamente que ni podemos imaginarlo. Haría falta una verdadera “revolución cultural”. La sociedad debería cambiar tanto y tan profundamente que ni valdría la pena.

 

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 16:26

Publicado en Teoria pedofila

Definición de espiral

La mayoría de la gente enferma por no saber decir lo que ve y lo que piensa.

 

Dicen que no hay nada más difícil que definir en palabras una espiral: es necesario, aseguran, hacer en el aire, con una mano ajena a la literatura, el gesto ascendentemente enroscado y en orden, con que aquella figura abstracta de los resortes o de ciertas escaleras se manifiesta ante los ojos. Pero, desde que no olvidemos que decir es renovar, definiremos sin dificultad una espiral: es un círculo que sube sin que nunca llegue a cerrarse. Sé perfectamente que la mayoría de la gente no se animaría a definirlo así, porque supone que definir es decir lo que los demás quieren que se diga, y no lo que es preciso decir para que algo resulte definido. Mejor dicho: una espiral es un círculo virtual que se desdobla subiendo sin que nunca se realice. Pero no, aún así la definición es abstracta. Buscaré lo concreto, y todo resultará claro: una espiral es una cobra sin cobra enroscada verticalmente en nada.

 

 

Toda la literatura consiste en un esfuerzo por volver la vida real. […] Los niños son muy literarios porque dicen las cosas del modo que las sienten y no como debe sentir quien siente según la opinión de otro. Una vez oí a un niño que dijo, queriendo decir que estaba al borde del llanto, no estúpidamente como lo haría un adulto, “Tengo ganas de llorar”, sino que dijo: “¡Tengo ganas de lágrimas!”. Y esta frase, absolutamente literaria, a tal punto que resultaría afectada en un poeta consumado, suponiendo que fuera capaz de decirla, se refiere resueltamente a la presencia ardiente de las lágrimas, irrumpiendo en los párpados que saben de la pena a punto de derramarse. “¡Tengo ganas de lágrimas!” Sí, aquel niñito supo definir su espiral

 

 

(Pessoa)

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 10:47

Publicado en Arte

Tagged with

“Degenerados, anormales y delincuentes” de Gabo Ferro

http://www.editorialmarea.com.ar/degenerados.html

El estigma de la degeneración es durísimo. Dificilísimo de borrar. El trabajo de Gabo Ferro sobre el concepto de la “degeneración” es un trabajo histórico, centrado en la construcción de la imagen (primero científica, después popular) del “pervertido, el anormal” en el caso argentino. De lectura obligatoria para todos aquellos involucrados en las luchas por sacarse de encima este estigma.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 10:41

Banner

<a href="https://porlaverdad3.wordpress.com/2011/03/26/la-ignorancia-causa-sufrimiento-los-mitos-mas-comunes-acerca-de-la-pedofilia/">
<img border="0" src="https://porlaverdad3.files.wordpress.com/2011/07/asd.jpg"></a>

Simplemente copiar y pegar


Si no te gusta y creés que vos lo pudiste haber hecho más lindo, hacelo. Yo hago lo que puedo, putos. Simplemente peguen el código de más arriba y péguenlo en la barra de “widgets” para wordpress y donde sea para blogspot. Copiar y pegar para la barra de la izquierda de tu blog.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 10:17

Publicado en Reflexiones

“Understanding and Adressing adult sexual attraction to children” filtrado

Se filtró hace poco. Con una simple búsqueda en google pueden encontrarlo para bajárselo gratis. Completamente esencial para entender la pedofilia. Realmente, siento que tengo que decir que es el mejor libro escrito (perdón Pablo Santiago, “Alicia en el lado oscuro” también es un buen libro, pero ya el título mismo es toda una declaración de principios…) sobre el tema. Tendrá sus fallas y sus defectos, pero es, en el 2011, lo mejor, sin duda alguna, que se puede leer si alguien quiere estudiar la pedofilia.

En la página 18 contiene la patética (patético: Que es capaz de mover y agitar el ánimo infundiéndole afectos vehementes, y con particularidad dolor, tristeza o melancolía. RAE) historia de Ian, un chico que a los 16 descubrió que era pedófilo.

Bájenselo ya y cómprenlo si pueden, porque realmente vale cada centavo. Para leer y releer. ¡Leanlo ya! ¡y hagan que otros lo lean! ¡Difúndanlo, porque verdaderamente lo vale!

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 10:09

Publicado en Noticias

Ombligo

http://www.stp2012.info/

 

 

“Nos referimos, también, a la confusión de identidades y cuerpos no normativos (situados fuera del orden cultural dominante) con identidades y cuerpos patológicos.”

 

 

Fantástico, pero, ¿no debería también despatologizarse la pedofilia? Exactamente los mismos argumentos que usan se podrían usar para defender un montón más de sexualidades (pedófilos, zoófilos, necrófilos, etc.). Dejar de considerar enfermos a estas personas no significa que de repente los actos pedófilos vayan a pasar a ser legales: significa simplemente que se va a dejar de tratar como un enfermo mental a alguien que jamás le hizo daño a nadie y que la única razón por la cual es considerado un “enfermo” es porque no le gustan los adultos (o los humanos). Ser pedófilo o zoófito no significa ser un perverso, un violador o un enfermo mental. No significa carecer de moral, de responsabilidad o de libertad.

 

 

Lástima que los trans sólo se miren el ombligo.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 at 10:04

Publicado en Noticias

¿Por qué la lógica ordinaria parece no poder aplicarse hablando sobre pedofilia?

Por ejemplo: si alguien dijera que “detesta” a los heterosexuales porque algunos heterosexuales violan asesinan e incluso prenden fuego a sus mujeres, diríamos que es un idiota, porque es idiota pensar que el hecho de que algunos heterosexuales cometan esos crímenes, implica que todos los heterosexuales lo hagan. ¿Entonces porqué esta lógica parece desvanecerse cuando se habla de pedófilos? ¿Acaso este mismo argumento no se aplica?

Written by porlaverdad3

22/07/2011 at 21:54

Publicado en Miscelanea

Arquetipos

Inspirado por este grandioso artículo http://tabu.blogia.com/2007/080103-el-pedofilo-baboso.php traté de  recopilar, con ejemplos, los arquetipos más famosos, los lugares comunes más frecuentes, las imágenes más citadas sobre los pedófilos. Son, en todos los sentidos de la palabra, estereotipos, que nos alejan de la realidad, y por ello son dañinos. Mi objetivo es el siguiente: que al reconocerlos, sepamos evadirlos, esquivarlos, denunciarlos como lo que son, imágenes hechas y simplificadas que nos apartan de la realidad. Una cosa: vienen de todos los espectros.
 
 
Lamentablemente, no pudé completarlo, por falta de ganas y de material, así que quedó así, para que otro tome el trabajo ya hecho y trate de terminarlo.
 
 
El “violador serial sin remordimientos”: El Monstruo Total. Aunque no sea pedófilo, en Con-Air (película que por otra parte es un repertorio completísimo de estereotipos) aparece uno de estos Monstruos. Es evidente que en una obra de arte que lo incluya, jamás debe mostrar el más mínimo sentimiento o emoción.
 
 

El asesino de la increíble película de Fritz Lang


 
 

El “violador serial con remordimientos”: Ejemplo: El de M, el vampiro negro. A pesar de que no es un violador (o en ninguna parte de la película se lo trata como tal), es un asesino brutal de niñas. Lo pongo como ejemplo porque la película sería exactamente igual si hubiera sido un violador en vez de un asesino, así que realmente no hace la diferencia.
 
 

El “cura pederasta”: Imagen hecha al que nos han acostumbrado los medios masivos de comunicación. Seguramente es de derecha, seguramente apoyó la dictadura, sin duda es un reprimido, ni se discute que tiene varias perversiones sexuales. Por fuera parece afable pero moralizador, está en contra de los gays y de la “moral pervertida”, pero de puertas para adentros sodomiza niños. Es básicamente la variante clerical del punto XX.
 
 
El “pederasta recuperado”: El ejemplo arquetípico es Walter, de The Woodsman. Esta imagen vende la empatía que genera aquel que vence “a sus demonios internos” (perdón por hablar con lugares comunes). Es el “héroe de la vida”, aquel que era malo pero ya no, ahora es bueno. Es el recuperado, el que escaló la montaña, el que venció al mal, el que tuvo fuerza de voluntad. En una palabra: el que se integró a la sociedad.
 
 
El “tipo con una vida perfecta por fuera pero que esconde un oscuro secreto”: En Donny Darko, el escritor de libros de autoayuda aparentemente coleccionaba pornografía infantil. Es el típico pederasta que por fuera parece ser una persona inteligente, amable, divertida, pero que en la oscuridad de su habitación colecciona pornografía infantil o abusa de un niño. Esta imagen hecha se crea por antítesis: la perfección de la fachada es el reverso exacto del horror que se esconde detrás de ella (nótese que toda la oración pasada está escrito con lugares comunes).
 
 
El “que reprime sus ganas de violar niños”: Este es común. Según algunos, un pedófilo que no tiene sexo con niños es un “reprimido” que “contiene” sus ganas de salir a violar salvajemente a pequeños. Para los promotores de este arquetipo, las claves son dos: la “represión” (indicando que es algo en contra de la voluntad, y por tanto difícil) y, sobre todo, “aquello que se reprime”: las ganas de violar niños. En Canadá creo que hicieron una serie de televisión con uno de estos estereotipos.
 
 
El “que cae en la tentación”: Se relaciona con el anterior. Es básicamente, su extensión lógica. Para los que creen en el lugar común previo, un pedófilo es básicamente un reprimido, y de lo que se reprime, es de abusar de niños, y esta represión es muy difícil. Así que según esta imagen nada más natural que finalmente ceda y termine “cayendo en la tentación”.
 
 
El pedófilo “infantil” o “infantilizado”: El hombre-niño, que colecciona autitos de juguetes, álbumes de figuritas y ve canales infantiles. Inmaduro social, psicológica y emocionalmente, según el estereotipo probablemente sea una persona solitaria y tal vez haya sido abusada en la infancia.
 
 
El “enamorado de los niños” (el “child-lover”): Muchos defienden esta imagen hecha: la del pedófilo “platónico”, con un amor infantil, casi asexual, completamente desinteresado por los niños. Confunden “amor” con amor romántico (es decir, sexual). Proponen que los pedófilos verdaderos son los maestros de los niños, sus amantes o ambos.

Written by porlaverdad3

22/07/2011 at 10:51

Publicado en Mitos

A %d blogueros les gusta esto: