All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Name and Shame

http://www.kcra.com/r/28162149/detail.html

 

Difícilmente haya personas más aborrecidas que aquellos condenados (bah, qué condenados: la mera acusación basta) por delitos sexuales. Especialmente por delitos sexuales contra niños. Más allá de lo aborrecible que es abusar de otra persona, me parece adecuado citar las palabras de Foucault sobre la tendencia de imprimir o identificar al crimen en la persona:

 

“La pericia permite pasar del acto a la conducta, del delito a la manera de ser, y poner de relieve que esta última no es otra cosa que el delito mismo pero, en cierto modo, en el estado de generalidad en la conducta del individuo. Ustedes me dirán que no es tan grave y que los psiquiatras, cuando se les solicita hacer una pericia a un delincuente y dicen: “después de todo, si cometió un robo, es en resumidas cuentas porque es ladrón; o si cometió un asesinato, es en suma porque tiene una pulsión de matar”, no hacen otra cosa que el molieresco análisis del mutismo de la muchacha […] Sólo que en realidad, es más grave, y no lo es simplemente porque la cosa pueda entrañar la muerte de un hombre. Lo más grave es que, de hecho, lo que el psiquiatra propone en ese momento no es la explicación del crimen: lo que hay que castigar es en realidad la idea misma” – Michel Foucault

 

Lo que me preocupa sobre todo es la asunción de que alguien que cometió un crimen detestable “no tiene cura”. No puede cambiar. Que está condenado a ser toda su vida un abusador y nada más que un abusador. Detesto profundamente los crímenes contra niños, pero también detesto profundamente la idea de que las personas no pueden cambiar, que están condenadas.

 

 

Personalmente, creo que en la dignidad humana y creo que la mayoría de las personas pueden cambiar. Creo que las personas que son innatamente malas, para siempre y en todo momento, son escasas, por suerte. Creo que la mayoría puede cambiar. Creo que la mayoría no hace el mal por maldad sino por ignorancia. No creo que alguien que comete un crimen aborrecible (como abusar de un niño) sea necesariamente una persona aborrecible. Una persona no se puede reducir a un acto. Si aceptamos que alguien puede matar a una persona por ignorancia o por desidia, creo que sin duda alguien puede abusar de otra por persona por ignorancia o por desidia, en este caso, del daño causado: si supieran el daño que provocan, seguramente no lo harían. No todos, claro. Pero me parece que no serían pocos.

Written by porlaverdad3

18/07/2011 a 20:57

Publicado en Noticias

A %d blogueros les gusta esto: