All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

La televisión a su máximo exponente


 
 

 

“I am younger (not saying my age, just a younger teen), but this episode made me really think.” – Un espectador sobre el programa semianal  “la ley y el orden SVU”.

http://www.imdb.com/title/tt1248632/
 

 
 

El detritus televisivo llamado “la ley y el orden: SVU” no para. El segundo episodio de su décima temporada (se nota que tiene éxito la bien guacha) es de no creer: un chico de 17 años se presenta ante su oficina de policías Anti-Degenerados para “pedir ayuda” diciendo que le gusta su hermanito menor, y los oficiales de la Ley, llevando a la práctica el eslogan que las películas yanquis nos hicieron creer que tienen (“para proteger y servir”) pero que de todos modos sin duda alguna cumplen (o al menos recitan), intentan fabricar cualquier tipo de pruebas para “probar” que abusó de su hermanito. Se justifica, todo sea por un pervertido menos en la calle eh.

 
 

 

Claro, el episodio incluye su ya famoso asesinato brutal (“gruesome”) de un pedófilo, que en este caso es el chico de 17 años, que seguramente se merecía las puñaladas con ¡seis o siete! cuchillos y ser sodomizado con un bate de béisbol, por tener pensamientos impuros. Ah, y por su propio padrasto, sea de paso. Tampoco falta la escena en donde los oficiales Anti-Degenerados no se privan de ejercer “el brazo duro de la ley” con EL Estereotipo de pedófilo, que no había cometido ningún crimen pero que se merecía una paliza igual.

 
 

 
Por si se pasan por EE.UU. y tienen ganas de hacer un escrache, estos son los nombres de los guionistas: Judith McCreary, Mick Betancourt y Dick Wolf. (sí, Dick Wolf).

 

 
 

Lo de las cartas con ántrax ya pasó de moda, ¿no?

Written by porlaverdad3

20/07/2011 a 20:13

Publicado en Miscelanea, Noticias

A %d blogueros les gusta esto: