All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Una pena extraordinaria

with one comment

 

La gran mayoría de las historietas de Chris Ware giran alrededor del mismo tema: la soledad y la devastación que esta produce en el ser humano.

 

La obsesión de Ware con los personajes abandonados, excluidos, sin amigos o sin pareja, carentes de afecto e imposibilitados para darlo es notable. Lo curioso es que jamás es condescendiente con sus parias: en Ware los solitarios siempre son (agregar un “o” o una “u” después de cada coma) o rencorosos, materialistas, envidiosos, engreídos, cínicos, odiosos, estúpidos.

 

 

Además de las historietas, en el libro que las incluye tenemos parodias de publicidades, que en Ware son esencial, obsesiva y agotadoramente misántropas. Juegan, siempre, sobre los mismos temas: el dinero fácil, el sexo fácil, la fama fácil. Hacerle daño a los demás u aprovecharme de ellos. La estupidez de la gente y de un público idiota. Las corporaciones malignas y codiciosas. Se quedan en eso: después de haber leído un par de sus propagandas de mentira que venden satíricamente cosas como “Un Verdadero Crucifijo Romano”, “La Vida Eterna”, “Un Almacén Para Guardar Negros”, “Ironía” o “Una Infancia” ya las vimos todas. Cansan.

 

 

Mucho más ricas y hermosas, pero igualmente desesperadas y desconsoladas, son sus historietas. Como dije, tratan obsesivamente, hasta el cansancio, el tema de la soledad, la melancolía, la carencia emocional, el materialismo, el egoísmo, la imposibilidad de amar o ser amado, la fugacidad de la vida, el malgasto de la juventud, de la niñez. Ware jamás hace que amemos a sus solitarios y sus parias. Son, todos, odiosos.

 

 

Rusty Brown, un “coleccionista” de “basura” (juguetes viejos y chucherías varias de la “cultura popular”) que engaña y miente a su (único) amigo con tal de conseguir una figura coleccionable de su héroe de acción favorito. Big Tex, una especie de redneck casi autista, estúpido y capaz de dejar sordo y paralítico a su (también único) amigo con tal de gastarle una “broma”. El ratón Quimby, un animal solitario y rencoroso. Y así.

 

 

Pero en Ware, una constante aparece en todos estos personajes patéticos, odiosos y solitarios: una mala infancia como origen de sus fallas como adultos. Niños excluidos, sistemáticamente reprimidos por unos padres incapaces de dar amor o decepcionados por las fallas de su retoño, golpeados y discriminados en la escuela (el “sabelotodo”, el “gordito”, el “raro”), Ware nos dice que si bien sus personajes son odiosos, los principales responsables de sus fallas como personas adultas, son, ante todo, sus padres y el ambiente que tuvieron de niños.

 

 

Una hipótesis cómoda y ciertamente popular. Desde hace rato que se fija a la infancia como período clave del desarrollo individual: una infancia de mierda significa que vas a ser una mierda de grande, una infancia feliz y amorosa que vas a ser un adulto feliz y amoroso. Cosa que es difícil de demostrar, pero que más allá de toda duda está fijada en el imaginario contemporáneo.

 

 

 

Las historietas de Ware son incómodas: en ellas está la presencia constante de la muerte y su contracara: la fugacidad de la vida. Como The Perry Bible Fellowship (otro trabajo que disfraza a la muerte con colores brillantes y diseño pop), su trabajo exuda el halito del fin cercano, ahí a la vuelta de la esquina, pero escondido y tapado por una vida llena de ridiculeces y basura descartable que hace que nos distraigamos de él. Ware nos dice que el materialismo, el egoísmo y la envidia nos impiden ser felices en una vida extremadamente corta. Su obra es agotadora y excesivamente misántropa, incluso naif y simplificadora (la vida no es toda una mierda, Ware, incluso para los más deprimidos y solitarios. El artista nos muestra una idea de vida excesivamente reducida) pero tiene una cualidad que pocas, ya no historietas, sino obras de arte, comparten: la de ser absolutamente necesaria.

Written by porlaverdad3

23/07/2011 a 16:41

Publicado en Arte

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. hola soy de guate y en verdad te agradezco que hayas creado este espacio de esprecion

    Hector

    22/01/2015 at 02:27


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: