All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Keys of Gamespace, un videojuego sobre el abuso sexual infantil

with one comment

Hace años que los creadores de videojuegos nos vienen intentando convencer de que sus creaciones son (o que pueden ser) un arte. Que no es lo mismo un Call of Duty que un Child of Eden. Un FIFA que un Planescape: Torment. Que existen juegos profundos y filosóficos. Keys of Gamespace se inscribe en esa tradición de desmarcarse de los juegos comerciales e intentar tocar un tema jodido: en este caso, el abuso sexual infantil y la libertad (o carencia de ella) de nuestros actos. Creo que con este juego me convencieron de que los videojuegos pueden ser un arte, pero un arte malo y superficial (al menos en este caso).

 

El problema es que los que hacen juegos creen que “tocar un tema difícil” (es decir, simplemente hablar del tema) es lo mismo que “ser profundo”. Eso es falso, uno puede hablar sobre un tema importante o “profundo” de forma completamente estereotipada y estúpida, es decir, sin ser profundos o inteligentes. No es suficiente con tocar un tema, es también necesario hacerlo de forma seria, inteligente y razonada. Y hacer eso en un videojuego es muy, muy difícil, sobre todo desde el momento en que un videojuego debe buscar entretener.

 

awww

 

Pero bueno, basta de reflexiones sobre el mundo de los videojuegos. Como dice más arriba, Keys of Gamespace trata el tema del abuso sexual infantil y lo hace más o menos desde la perspectiva esperada. Los problemas del juego son dos. Primero, su increíble colección de estereotipos (El Niño Solitario Que Vive en un Mundo de Fantasía,  El Padre Abusador con una Vida Secreta, El Adulto Retraído QUE-NO-PUEDE-CREER-LO-QUE-HIZO-SU-PADRE), lo cual no sería tanto problema (tan poco es que exageren los estereotipos tanto) sino fuera por su mayor defecto: la simplificación de la realidad y las opciones dicotómicas que ofrece. El juego nos propone dividir el mundo en dos creencias: somos libres de elegir lo que hacemos o no. Por lo menos en lo que se refiere al abuso infantil. Si fuimos abusados de chicos, tenemos dos opciones: o “matar” a nuestro padre (al menos simbólicamente) o perdonarlo/aceptarlo (lo cual podría significar perdonar/aceptar el abuso infantil). No se pueden elegir las dos, ni rechazar ambas. Lo cual es entendible, es un videojuego, es necesario hacer esas simplificaciones. Elegimos (o no) ser los malos o los buenos.

 

 

Ni siquiera los videojuegos están libres de frases pretenciosas

O perdonar/olvidar o tomar venganza. Lo cual no tiene en cuenta el (a mi juicio bastante bueno) término medio: la Justicia. Ni el perdón y el olvido ni la venganza son justicia. El juego nos obliga a elegir entre dos opciones igualmente irracionales: “perdonar” a nuestro padre por haber abusado de una niña solamente porque fue bueno y cariñoso con nosotros, o “vengarnos” y matarlo (simbólicamente) por los crímenes que cometió. En ningún lado aparece ahí la comprensión y la justicia.

 

Pueden descargar y jugar al juego gratis en:

 

http://www.expressivegame.com/index.html

 

 

Otro análisis/opiniones:

 

http://www.rockpapershotgun.com/2011/09/28/point-and-query-keys-of-a-gamespace/

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. No se si sigues ahí, pero para rematar más la faena…

    http://www.funny-games.biz/bieber-metamorph.html

    PPSOE

    26/11/2011 at 22:56


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: