All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

MI problema con el animé

with 5 comments

Pareciera que el animé utiliza la violencia extrema, el sexo, la pornografía, la tecnología y el humor para evitar lidiar con la vida. Para evitar tratar con personas reales, viviendo situaciones reales. La violencia, el gore, la pornografía apabullante, la tecnología futurista y la filosofía barata… El animé/manga utiliza nuestras fantasías más bajas para evitar decir algo sobre nuestras vidas reales, sobre personas que podrían ser de carne y hueso viviendo emociones y sentimientos verdaderos.

Robots gigantes que disparan rayos lasers y luchan contra monstruos de nombres bíblicos puede ser muy divertido de ver, ¿pero semejante cosa nos dice algo sobre nuestras vidas o nos ayuda a comprenderlas?

 

 

Una madre que no ama a su hijo, dos amigos que se reencuentran luego de años de no verse, una pareja que se ama muchísimo, un pedófilo que intenta entender su atracción… La vida real, las situaciones reales, la gente real, están absolutamente ausentes. No hay nada de eso en el animé. Hay estereotipos, caricaturas-muñecos haciendo lo que se supone que tienen que hacer: el “Chico Solitario” “sufre”, el “Villano” “planea algo malvado” y así… Son emociones prefabricadas, hechas porque se supone que el arquetipo que las representa las debe sentir.

 

Y cuando intenta ser “profundo”, el animé juega a la filosofía. Piensa que ser profundo es utilizar símbolos religiosos, combinar tecnología con “dilemas bioéticos” (así les dicen) y eso… Cree que su juego de símbolos vacíos, abstracciones, generalizaciones increíbles y “dilemas morales” mencionados apresuradamente en 20 minutos y combinados con explosiones, hackers y robots que disparan lasers tiene alguna especie de relevancia para el mundo real. Y la pregunta persiste: ¿Dónde están las personas? ¿Dónde esta el sufrimiento, el amor y las dudas? ¿Por qué no hay seres humanos en el animé, solamente estereotipos y personajes de cartulina?

 

Comparen cualquier animé con una película de Cassavetes, “Faces”, “A woman under the influence” o “Husbands”. Cassavetes no tiene miedo de mostrar lo que necesitamos comprender: a nosotros mismos. Madres, hijos, esposos y esposas, amigos. No hay explosiones, no hay sangre ni pornografía, robots, “nanotecnología”, realidad virtual o extraterrestres… Hay personas de verdad que sufren, aman y dudan. Que tienen miedo. Que buscan comprenderse y comprender a los que aman. Que no viven en un mundo imaginario, sino que podrían vivir al lado nuestro.

Cassavetes

 

 

Y sobre, todo, hay ternura en el cine de Cassavetes. Hay amor por la vida y las personas y sus creaciones. Y hay una idea de que el arte importa. De que el arte puede y debe intentar comprender la realidad. Porque es fácil comprender “la filosofía”, unas horas por semana por unos años y tenés un diploma y todo. No, lo que intenta comprender Cassavetes es mucho, muchísimo más: los seres humanos, a nosotros, a vos. Lo más complejo, difícil y hermoso del mundo.

Written by porlaverdad3

01/03/2012 a 13:35

Publicado en Miscelanea

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. A mi si me importa este sitio, pero siento que algo falta para generar una mayor partisipacion de los que lo conocemos. me gustaria me escribieras a mi e mail y poder comentar mas directamente contigo. saludos.

    cristiangls

    03/03/2012 at 01:18

  2. Sucede que el anime es un producto comercial y altamente comercializable. No es ni arte ni cultura. Como producto existe para satisfacer una necesidad. Ahora: la necesidad de abstraerse de la realidad por unos 20 minutos, de olvidarnos de la crueldad del mundo por un rato y adentrarnos a otro que, desde el principio sabemos, no nos puede hacer daño; surge precisamente para desahogarnos de la vida, en la que hay madres que no quieren a sus hijos, pedofilos de dudosa integridad, entre otras amenazas. A mi me gustaba, hasta que decidi tomar mi vida, mi lucha, como una hazaña, una aventura. Hoy se que pocos sobrevivirian en mi mundo, soy un heroe.

    Erediel

    24/03/2012 at 00:02

  3. Poco anime conoce usted. Pero es normal, las cosas buenas suelen ser totalmente desconocidas mientras que las tonterías ganan fama.

    Y tiene razón en lo que dice, pero no lo generalice a todo. Hay cosas increíbles en ese mundillo.

    George

    30/03/2012 at 15:49

  4. Saludos, Porlaverdad3.
    No es bueno que caigas en la Falacia de generalización que tanto criticas (en este caso, que la ciencia, la política, la religión, la educación y los mass media confundan pedofilia con pederastia), porque la animación japonesa, el buen anime, es producto endógeno de la cultura y nacionalismo japonés (Historia, ciencia, mitología, vestimenta, moral, filosofía), que posee un lenguaje partucular, distinto del occidental.

    Un buen ejemplo de anime, son las películas de Hayao Miyazaki (El Viaje de Chihiro, La princesa Mononoke,y Mi vecino Totoro), Isao Takahata (Pompoko, y La tumba de las luciérnagas) y Satoshi Kon (Los padrinos de Tokio, y Paprika).

    Disfruta estas películas. Te encantarán.

    Alain Manés

    21/06/2012 at 16:13

    • El viaje de chihiro, qué pelotudez gigantesca. Muy colorido, muy retorcido, sí, ¿pero arte? No lo creo. El arte verdadero busca un compromiso con la vida, no escapar de ella.

      porlaverdad3

      12/07/2012 at 20:26


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: