All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for febrero 2013

La clase mierda

leave a comment »

 

Written by porlaverdad3

19/02/2013 at 21:33

Publicado en Miscelanea

Verdad

leave a comment »

Estuve reflexionando un poco y llegué a esta conclusión, ustedes me dirán qué les parece: la primera pregunta (no la única) que uno debe hacerse ante una obra de arte es:

¿Hay un intento de decir una verdad acá?

Me parece la pregunta decisiva. Nótese que digo “una verdad” y no “LA verdad”. Es decir, una verdad puede ser simplemente la verdad personal del autor, por más que otro pueda decir que está equivocado. En otras palabras: entiendo a “verdad” como un acto, una acción de sinceridad, una expresión, no como una realidad fáctica independiente de todo.

Imagínense si le hiciéramos esa pregunta a toda obra de arte. ¿Cuántas pasarían con un sí? Quedarían muy pocas. En general, la gente y los críticos se concentran en boludeces: aspectos técnicos, formales, o superficiales (por ejemplo: la trama) o buscan métaforas y símbolos (es decir, se apartan de la incómoda realidad y la fugaz expresión en busca de la comfortable seguridad de las ideas abstractas). Pocos se plantean la cuestión de la verdad.

¿Quiénes pasan el test? Algunos nombres tirados al azar:

Franz Kafka

Henry James

Samuel Beckett

Julio Cortázar (en algunos cuentos)

Juan Gelman

Sara Gallardo (en Eisejuaz)

John Cassavetes

Andrew Bujalski

Ingmar Bergman

Robert Kramer

¿Quiénes –para mí– no pasan el test? Algunos nombres:

Borges (eso no significa que no sea muy disfrutable el viejo)

Osvaldo Lamborghini

Alan Pauls (Historia del llanto)

Flaubert (La educación sentimental)

El 90% de los directores venerados por la crítica: Kubrick, Welles, Hitchcock, George Lucas, Spielberg, Tarantino, Lynch, Coppola, los hermanos Cohen, Solodnoz… son demasiados para nombrarlos todos.

Obviamente, se puede discutir hasta el infinito. El problema surge cuando un autor, a pesar de no tener una deseo de expresar la verdad, es inmensamente disfrutable: por ejemplo, Borges. O cuando el mero ánimo de decir la verdad no basta: por ejemplo, Woody Allen.

Written by porlaverdad3

18/02/2013 at 22:43

Stalker

leave a comment »

Stalker

Dicen que hacer esta película literalmente mató a Tarkovsky: para realizarla tuvo que filmar cerca de una planta nuclear, lo cual lo hizo contraer cáncer.

Queda justificada entonces su muerte, por esta obra maestra de la especie humana. Junto con el guernica o los cuentos de Kafka, obras de arte supremas como esta justifican y redimen a la especie humana.

Written by porlaverdad3

17/02/2013 at 22:47

Cerro-Corá – Osvaldo Lamborghini

leave a comment »

Hoy sigue 16, octubre 16. La lluvia hunde al tiempo en un pantano. En la charca, tal vez, desde donde los que ya están en ella (Lenin) nos llaman con su croar. Lalluvia hunde al tiempo en una ciénaga: mal olor. La putrefacción de la historia también es un concepto de Lenin. Ahora comprendo. Ingenuamente, infantilmente (vaya esquizofrénico) me vine a la orilla del Atlántico, a Mar del Plata. Escapé de Buenos Aires (Hotel Astor, Hospiutal Argerich). Escapé del Riachuelo y también del entero Mar Dulce, del Río de la Plata, si seré. Si seré animal. La hermana de Nietzche quería traerlo, a su hermano Nietzche, al Paraguay. Pero los ejércitos de la alianza argenitno-brasileña destruyeron el Paraguay. Un genocidio completo, sabio, tan sabio que los libros europeos no lo registran, tan sabios. Lo del Líbano es una caricia, un humano disenso internacional, comparado con aquello: aquello… allí se dirimía la eterna cuestión, civilización o barbarie, y claro, como es notorio: triunfó la civilización, aquello…

 

La última batalla librada por los paraguayos, fue la de Cerro-Corá, que fue librada… por niños paraguayos… barbas postizas o pintadas con tizne, recursos teatrales en la esperanza… con la esperanza… de que las hineas creyeran que tenían enfrente un verdadero ejército y frenaran por unas horas su avance para prepararse para la batalla y así les permitieran la huida… esperanza vana, vana esperanza…

 

La degollatina en masa prosiguió, ¿qué niños ni niños muertos? ¡niños y muertos! mujeres violadas, pero carajo, ¿por qué solamente violadas? no, carajo, ¡violadas y después o antes degolladas!, y no vaya a creerse al estilo idiota, al estilo zarandaja europea, para retardados mentales… no vaya a pensarse en los ¡huija! Mongoles, en desbordes a lo Tamerlán… no (y no), queridos míos… por aquellos años, 1870, cada ejército argentino marchaba con su degollador profesional, uno por pelotón. A los generales y oficiales, diplomados todos en los más famosos institutos, academias y universidades del Viejo Continente, violín-violón, ¿cómo decirlo?… la idea “prisionero de guerra”… ¿cómo decirlo?… les repugnaba, América era tierra de libertad, republicana, y la idea “prisionero de guerra” les parecía demasiado restringida, algo estúpida… europea, en suma…

 

Si en Europa, centro del mundo, se masacraban mutuamente con tanta alegría e impunidad, ¿cómo desperdiciar las oportunidades que estos desiertos brindaban en bandeja? ¿Qué hacer? ¿Qué hacer además de leer, en el original, a Tácito y Lord Byron? ¿El aburrimiento, el fastidio de la vida de hotel?

 

NO, cerro-corá. La cacería prosiguio porque se trataba de una operación de exterminio. Liquidado el ejército teatral infanto-juvenil, quedaban Solano López, su madre, su esposa, su amante, los ministros y los restos del Estado Mayor. Fueron todos pasados a cuchillo.  La única que se salvó fue Madame Lynch, la amante de Lopez, que cuando ya tenía el cuchillo en la graganta gritó “¡Soy inglesa!”. Santa palabra.

 

 

¿y a ver? ¿A quién carajo le importa lo que importa? –Usted se refiere: a lo único que importa o debería importar– Ya empezamos. Lo triste (es lo bello, es lo triste), lo triste es que todos sabemos a qué me refiero, a qué se refiere o debería referirse. “Un cotorrito blanco como la nieve”. Un cuerpo blanco como la nieve (un cuerpo de mujer; el cuerpo masculino no existe, que yo sepa). Una mirada azul, fascista. Es casi una cuestión pulmonar. Se respira cuando hay guerra. Cuando “lo criminal” ocurre. Es decir cuando se desarma  –un poco, muy poco–  la trama de la degeneración.

Written by porlaverdad3

16/02/2013 at 22:41

Publicado en Reflexiones

who?

leave a comment »

http://www.pieterhugo.com/

Written by porlaverdad3

15/02/2013 at 22:36

Publicado en Reflexiones

Me chupa un huevo

leave a comment »

 

Agarrate Catalina y su experiencia de la violencia desde la violencia (me parece que la última parte es la más importante, ese desde) Al menos de la violencia más visible, de la violencia que sale en la tele: el barrabrava, el “pibe chorro”. Hay infinidad de violencias muchísimo más sutiles, casi invisibles. Criminales y no criminales. De cualquier manera me parece que hay una frase de este cuplé que se aplica en cualquier caso: “(todo) me chupa un huevo”.

 

http://agarrate-catalina-mai.blogspot.com.ar/2011/10/2011-el-padre-atilio.html pero estaba leyendo la del padre atilio

que “tiene
Una doble moral”

“El Visio de las drogas
Y la masturbación”

“Se le hace agua la boca
De tan solo pensar
En monaguillos nuevos
Que están por ingresar”

 

“Tiene una historia oscura
Diabólica y atroz”

 

al parecer la historia del padre atilia es oscura, diabólica y atroz pero la del otro violento no, es producto de la sociedad, pobrecito, en cambio el padre atilio no, es diabólico y atroz, eso me jode

 

 

el doble estandar es que la historia del violento está contada “desde adentro”, dándole voz al violento, en cambio la historia del padre atilio está contada “desde afuera”, sin darle voz y juzgando. Ese desde afuera/desde adentro que se aplica en algunos casos y en otros no. Cassavetes siempre hablaba “desde adentro” siempre le daba voz a sus personajes, nunca se paraba desde afuera y señalaba, si bien esta murga hace eso en un caso no en el otro

 

Aparte está la cuestión de la expresión. la murga dice y expresa cosas que ni siquiera su sujeto piensa. así que le hace una gran ventaja ya que le deja defenderse de una forma muchísimo mejor que la del violento jamás pudiera conseguir. En cambio del padre atilio está escrito desde afuera, mostrando la hipocresía y la doble moral, juzgando los pensamientos. Dónde se denuncia la hipocresía del violento, que seguramente la debe tener? Dónde se juzga sus pensamientos e instintos violentos? Por otra parte el estilo de cassavetes nunca desprecia a ningún personaje y siempre lo respeta. no significa que necesariamente lo quiera, pero lo trata hasta con ternura. Aparte, en el cine de cassavetes el único culpable de su vida es uno. No hay excusas o culpar a la sociedad o a los demás

 

También si uno lo piensa, es un poco molesto eso: el ocultar con palabras que usa el violento, un discurso que el violento jamás podría articular. El vocabulario es el del violento. El discurso del cuplé, no. Es demasiado articulado, demasiado reflexivo, aquel del que habla la murga jamás se podría a pensar esas cosas. Esa es una forma de hacer aparecer, algo que sencillamente no está ahí. Igual, es simplemente una canción popular de 2 minutos, tampoco se puede esperar demasiada inteligencia

Written by porlaverdad3

14/02/2013 at 21:27

Publicado en Arte

Juegos independientes

leave a comment »

zXVIJ

 

En general, los videojuegos independientes son los más interesantes, al menos visualmente y, en muchas ocasiones, incluso hasta en las mecánicas y la profundidad del juego. Ya se sabe: solamente cuando no hay una gran corporación detrás buscando ganar dinero es cuando se puede crear algo nuevo de verdad.

 

http://www.youtube.com/watch?v=EO7cVIk8CmY

Written by porlaverdad3

13/02/2013 at 22:31

Publicado en Reflexiones

Lo importante de la lucha no es la victoria sino la lucha / / The importance of struggle lays not in victory but in struggle

leave a comment »

Written by porlaverdad3

12/02/2013 at 22:24

Sonia (o el final) – Osvaldo Lamborghini

leave a comment »

En cierta ocasión, a causa de un toletole del cual mejor no quisiera acordarme, unos amigos genoveses me dieron cobijo en una quinta cercana a las afueras de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe. Pues bien, ahora pacía allí, en paz, tranquilo, en vez de estar en el umbral de la mercería entre mate y mate –sentado en una silla de paja, y empezando como siempre. Alguien “pararía” el sumario me dijeron. Pues bien: ¡que lo paren! La niña de la casa era una jovencita entre púber y adolescente, no comprendo. Mi llegada coincidió con su temporada de vacaciones: ella estudiaba en un terrible colegio de monjas, o jamonas, que también daba vacaciones, todos los años, a todas sus alumnas. Pues bien. Ella se paseaba por la orilla del estanque. Yo la miraba desde mi habitación, desde la ventana de la habitación. Ella se paseaba por la orilla del estanque. Por costumbre de años (y las malas compañías, los artis del ambiente) en mis caminatas yo cantaba tangos, a plena voz aunque no hubiera nadie cerca de quien molestar con mis desafinados gargajeos. Sin embargo, una vez que estaba en “ésa”, una mañana, resultó que la jovencita… la sorprendí escuchándome. ¿Ah? ¿Sí? Por un momento creí que iba a lograr controlarme. Me quité el hongo grasiento y la saludé, con una reverencia casí. Ya me había controlado. Había dejado de transpirar, incluso, por los poros de la nuca y el bulbo de la nariz. Pero ella va y me pregunta, de sopetón:

– ¿Qué son los morlacos?

– Pues bien – ya no podía contenerme más – la letra de la canción, del tango-canción que yo cantaba (y que tú no debiste, en fin, escuchar…) se refiere a una ramera…

– ¿A una yiranita?

– Sí, a una hedionda. Esta mujer parece que era tan mala que no se conformaba con sacarle los dineros a los hombres, es decir, a los otarios. Tambien parece que los tomaba para el churrete, no conforme. Como en aquella época, año 1929, los hombres usaban tiradores elásticos además de cinturón para sostenerse los pantalones…

 

Último intento de callar.

Último fracaso en el intento de callar, verdaderamente ante-último.

 

Sonia:

– Siga, siga, se lo ruego.

– Sí, niña, si ya no puedo parar. Digo que, pongamos por caso, el otario ya había soltado el precio del arreglo, y ya estaba casi casi vestido para irse mientra ella todavía yacía afrancesada sobre las sábanas endurecidas y agrias por el semen seco, mientras afuera esperaba una larga fila (todavía) de hombres, deseando entrar para hacer sus aguas. Pues bien. Pongamos por caso al hombre erguido de espaldas a ella, con los tiradores ya perfectamente enganchados. Entonces la hetaira, no conforme, le apostaba los pies desnudos sobre las corvas, se prendía de los tiradores, los tensaba y luego, varias veces, los hacía restallar sobre las espaldas del hombre, mientras se reía con risa infernal. Y gozaba. Gozaba así, con los ojos entrecerrados y el cuerpo recorrido, todo el cuerpo, por un cálido temblor, oh.

Me senté exhausto sobre el tronco de un árbol: era un pino de Necochea. La jovencita, Sonia (se llamaba Sonia) se arrodilló entre mis piernas. Y empezó:

– Morlacos, entonces, son los…

– Son, Sonia: dilo, dilo nomás.

– ¿Tiradores elásticos?

– Sí, bendita seas.

Le arranqué a tirones la blusa, el corpiño, las bragas canela… Alguna vez, hasta yo he sido feliz.

Written by porlaverdad3

11/02/2013 at 22:29

La discriminación institucionalizada

leave a comment »

http://japandailypress.com/japanese-police-considering-lie-detector-tests-to-find-pedophiles-in-recruitment-0821053

 

 

Apuesto a que no les preocupa si algún recruta pueda ser un asesino o un criminal, eso sí, ¡Dios nos libre de que sea pedófilo!

Written by porlaverdad3

10/02/2013 at 22:20

Víctimas del deber, de Ionesco

leave a comment »

“Una nostalgia, desgarrones, los restos de un universo”

 

 

“Víctimas del deber”, del rumano Ionesco es uno de los “cuentos” (porque a pesar de ser una obra teatral corta, se lee como cuento) más deliciosos que haya tenido la oportunidad de leer. Opera de una de las formas que más fascinantes me resultan: empieza en un estilo naturalista, razonablemente sobrio, y poco a poco se va trastocando hasta convertirse en una pesadilla alucinatoria, en un surrealismo de horror.

 

El cambio parecería análogo al de ciertas obras fantásticas, sin embargo es muy diferente en el sentido de que en las obras de este género, el cambio se produce por un hecho en concreto, que a lo sumo no trastoca el estilo del cuento sino más bien su lógica o hechos internos. Por ejemplo, aparece un fantasma que no es recibido con horror sino con indeferencia. En el cuento de Ionesco sucede algo muy distinto: el estilo mismo del cuento, la forma de presentar el mundo, los matices y colores de la obra, son los que cambian; los hechos no son uno sino muchos y se suceden continuamente, y se pasa poco a poco de un mundo racional y aburrido a una especie de alucinación desquiciada.

 

 

El único otro texto que yo conozca que opera ese cambio es “El hombre que fue Jueves”, de Chesterton, que empieza como una novela policial y por el medio de la historia se convierte en un sueño fantástico y grotesco.

Written by porlaverdad3

09/02/2013 at 21:20

Roberto Bolaño y los tres puntos de referencia de la Literatura Argentina y una linda descripción de Lamborghini

leave a comment »

http://adin-cultura.blogspot.com.ar/2007/10/derivas-de-la-pesada.html

 

 

“Lamborghini es una cajita que está puesta sobre una alacena en el sótano. Una cajita de cartón, pequeña, con la superficie llena de polvo. Ahora bien, si uno abre la cajita lo que encuentra en su interior es el infierno.”

 

http://www.entrevista-a.com/entrevista-a-roberto-bolano/

Written by porlaverdad3

08/02/2013 at 22:19

Publicado en Arte

Poema de Leónidas Lamborghini sobre Lewis Carroll

leave a comment »

Written by porlaverdad3

07/02/2013 at 22:18

Publicado en Arte

¿Cómo hablar de la pedofilia en una sociedad polarizada?

leave a comment »

Si hay algo hermoso de este país es que nunca te aburre: Argentina no es como esos países nórdicos (digamos: Finlandia, Noruega) aburridísimos donde escriben con muchos circulitos arriba de las letras, donde no hay sobresaltos, no hay marchas, todo es previsible y formal. Argentina es un país que no puede aburrir a nadie que le interese la política.

 

También tiene sus desventajas: en este país donde la mayoría de los comunicadores sociales (medios masivos de comunicación, periodistas, ONGs, medios de comunicación independientes o comunitarios) están polarizados, donde el discurso político K o Anti-K copa e impide todo intento de comunicación, se hace difícil (sino imposible) tratar siquiera de insinuar una posible discusión social sobre el tema de la pedofilia. La agenda constante, la pelea constante, impide instalar este tema (obviamente no digo que sea el único impedimento).

 

Para peor, más importante que el mensaje, parece ser quién lo dice: Si sos oficialista porque sos oficialista, si estás en contra porque estás en contra. En definitiva, el mensaje pasa a ser menos importante que la posición política del que lo dice.

Written by porlaverdad3

06/02/2013 at 21:56

el perro borrado por milagro

leave a comment »

 

 

“Ahora miraba nuevamente hacia el fiord y veía, allá, sobre las tranquilas aguas, tranquilas y oscuras, estallar pequeños soles crepusculares entre nubes de gases, unos tras otros. Y hoces, además, desligadas eterna o momentáneamente de sus respectivos martillos, y fragmentos de burdas svásticas: Dios Patria Hogar; y una sonora muchedumbre – en ella yo podía distinguir con absoluto rigor el rostro de cada uno de nosotros – penetrando con banderas en la ortopédica sonrisa del Viejo Perón.” (Osvaldo Lamborghini, El fiord)

 

Osvaldo Lamborghini: El fiord

 

 

 

“En el falso fondo de un plato playo, toma la sopa el recluido familiar raspando el falso fondo con su cuchara llena de agujeros. Lame el terror y la sopa se le reparte por todas las cabezas: han llegado las brisas”

 

 

Ese perro bebiendo agua en mi vaso de agua tiene en su cara un asombro parecido a mi cara. Acaso, es un destello del perro de mi cara, otro asombro de mi espejo donde aparece el agua (bebida) y el perro borrado por milagro”

 

Osvaldo Lamborghini: Sebregondi retrocede

Written by porlaverdad3

05/02/2013 at 22:13

Publicado en Arte

A %d blogueros les gusta esto: