All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

No tomarselo tan en serio a Foucault

leave a comment »

 

 

“[es necesaria] Una historia a la vez política y médica del problema […] sin simbolizaciones de ningún orden

 

“El poder psiquiátrico”, Michel Foucault

 

 

El pedido de Foucault de encarar un problema (en este caso el de la basura y los desperdicios y su relación con las sublevaciones contra el poder) sin simbolizaciones de ningún tipo es probablemente lo más irónico que haya leído en mucho tiempo. Viniendo de un tipo cuya obra estuvo consagrada en buena medida, a buscar símbolos, abstracciones y generalizaciones en hechos muy concretos (episodios y documentos históricos), es cuanto menos, graciosa.

 

Eso no significa “Quememos a Foucault” ni mucho menos. El tipo es agradable de leer (en general). Los “análisis” (es decir, la teatralización y simbolificación) que hace de diversos hechos históricos son divertidos e interesantes. Su manera de pensar el poder microscópico también es interesante y útil.

 

Mi punto es justamente el del título: no tomárselo muy en serio. Leerlo, disfrutarlo, pero no considerarlo como palabra santa. Todo el mundo sabe que las fuentes de Foucault son recontra específicas y particulares y que en muchos casos no tienen ni por asomo la generalidad y la importancia que les intenta atribuir. El francés sacaba citas y fuentes muy específicas y que en muchos casos estaban lejos del sentir y el pensamiento general de la época; y que usaba para llevar adelante y justificar sus propios pensamientos filosóficos.

 

Así que disfrutar de su erudición (que es innegable), de su humor (que  lo tiene), reírse con él (cuando habla de “camisas envenenadas” realmente me reí bastante) y también –porqué no- de él un poquito, su manía de buscar símbolos y abstracciones en los hechos más mundanos. Para Foucault nada era lo que es en sí mismo, nada era simple: todo era un símbolo de un despliegue de poder, de un “campo de batalla”, de algo oculto y abstracto que él dedicó su vida a identificar y explicar. Hay que reírse más cuando se lo leé y no tomárselo tan en serio. De hecho, creo que ni a él le hubiera gustado eso.

Written by porlaverdad3

02/02/2013 a 21:46

Publicado en Arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: