All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Lamborghini

leave a comment »

Lamborghini es como un jugador que en un partido de fútbol deja el juego y se para frente a la tribuna a hacer jueguito con una pelota y canchereadas y monerías para la tribuna. El partido se sigue jugando, detrás de él, pero el tipo está demasiado ocupado en ser canchero como para darse cuenta, o que le importe.

 

Mientras los verdaderos poetas (por ejemplo: Gelman. Por ejemplo: Pessoa) ponen todo su corazón en ser honestos y decir su verdad, Lambo está demasiado preocupado -y ocupado- en ser cool. En mostrar que puede jugar con el lenguaje. En hacerse la paja con las escenas homosexuales que describe. En intentar asquear al lector.

 

Lambo es uno de los poetas más superficiales de la Argentina. En casi ningún momento de sus libros -se me ocurre una sola excepción: la historia del japonés en “La causa justa”- intenta ser genuino. Intenta abrir el corazón. Intenta dejar de hacer muecas y monerías para decir su verdad. Probablemente porque no tuviera nada para decir. Nada. Un burgués drogado, puto y reventado como el que era, completamente quemado, pero con talento -eso no se lo niega nadie-. Talento, sí, lástima que nada para decir. Lástima que no sinceridad.

Written by porlaverdad3

24/04/2013 a 00:00

Publicado en Reflexiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: