All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Posts Tagged ‘Barcelona

Porqué la revista Barcelona es tan estúpida e ignorante con respecto a la paidofilia como los mismos medios a los que critica

leave a comment »

Supongo que los de Barcelona creerán que es “cool” o “progre” llamar a los paidófilos “abusadores” o decir que son unos “pervertidos”, como si eso no fuera exactamente lo mismo que dicen absolutamente todos los medios masivos. Claro, porque discriminar a una persona por su orientación sexual es re de izquierda, ¿no?

Barcelona comete tres enormes errores:

1) Confundir paidófilo con violador. Primero que nada, son dos cosas totalmente opuestas. No voy a empezar de nuevo por vez millonésima a enumerar las diferencias (ya lo habré dicho MILES de veces en este blog), pero no todos los paidófilos abusan de niños y recíprocamente, una buena proporción de lo que lo hacen son heterosexuales y/o homosexuales, no paidófilos.

2) Decir que la paidosexualidad es una perversión. NO ES una perversión. Es una orientación sexual diferente. No existe ningún criterio objetivo y científico por la cual una determinada atracción (por ejemplo, por personas del mismo sexo o por niñas) deba ser una “perversión”. En todo caso, el único criterio es el prejuicio y la ignorancia. Los paidófilos son personas normales y ningún estudio logró determinar una correlación entre tener esta atracción o algún tipo de perturbación mental (pueden consultar el harmful to minors o la página web b4uact). Por otra parte, existe el evidente FASCISMO de suponer que ALGUNOS tienen derecho a estipular qué atracción es “sana” y qué atracción es “enferma”. Fascismo puro. Nadie tiene derecho a decir que tal persona es un enfermo por amar a una niña, lo que sentimos personalmente es nuestro y es fascista querer juzgar a otra persona por su atracción sexual. Un paedo se puede enamorar de una niña tanto como un adulto de una mujer, y el amor por los niños NO significa (como dice Barcelona) abusar de ellos o “vejarlos”, como repiten. Un paedo responsable jamás tendría relaciones con una niña ya que para él lo más importante es la amistad y el cariño de su niña.

3) Relacionar de forma totalmente falsa e irracional paidofilia y derecha. Para la revista Barcelona, la paidofilia es de derecha. No sólo eso, sino que también es católica: por ejemplo, un sacerdote que abusa de un niño no es un abusador, sino un paidófilo. Esto es infinitamente falso. Del mismo modo que violar a una mujer no lo hace a uno heterosexual (a menos que aceptemos que ser heterosexual significa violar mujeres) abusar de un niño no lo hace a uno paidófilo. Un verdadero pedo jamás abusaría de una niña porque son lo que más ama en el mundo.

Y creer que la paidofilia es de derecha es la ESTUPIDEZ más gigantesca del mundo. Es tan pelotudo e insensato que no tiene contestación posible. Es prejuicio puro, prejuicio al cien por ciento. No tiene ningún asidero, nada que analizar, es completamente estúpido y tarado creer que por ser paidófilo uno es de derecha o conservador o lo que sea. Es completamente tarado, es un prejuicio idiota que no tiene el más mínimo viso de realidad. Curiosamente conozco a un paidófilo socialista y ninguno de derecha, así que vean ustedes. La gran mayoría de los que conozco son chicos comunes y corrientes que defienden la libertad y el respeto por las minorías. Abominan de la ignorancia y de la discriminación.

Creo que nadie se sorprendería si dijera que me gusta la Barcelona, de hecho todo el humor del blog está robado (en cuanto a estilo) de ellos. Y es justamente por eso, que me duele muchísimo ver cómo difunden los mismos prejuicios que el resto, de creerse superior sólo por su orientación sexual. Conozco gays que son muchos más tolerantes que ellos. La verdad, es que creer que uno por ser paidófilo es un garca que votó a Macri, es una pelotudez gigantesca y sobre todo: ES PRE-JUI-CIO.

Diego Parés: un artista de (la) mierda

leave a comment »

Tal vez lo mejor que queda actualmente de la Barcelona es Parés. El chabón parece que no envjeciera nunca: después de años y años de publicar casi semanalmente su espacito de “humor” ultra violento en una revista ya ultra violenta, su estilo y sus ideas son tan inteligentes y subersivas como siempre. Mejor. Mucho mejor: que este Parés siga por mucho años más y sea una especie de Quino posmoderno.
Con claras influencias de Crumb (tanto en el trazo denso, brutal e increíblemente misántropo como en las ideas reaccionarias) decir que Parés hace “humor” es una mentira. O casi. Lo que busca no es el chiste sino el golpe más bajo, más descarnado, más visceral, más “polémico” (como le gusta decir a los medios) posible. Lo peor de lo peor. En esta carrera ya hay varios inscriptos y remarco a uno: Morning Glory. Mientras que este webcomic busca el golpe brutal desde las situaciones, desde las ideas (un padre que se burla de su hijo con cáncer mientras lo viola) pero con un estilo minimalista (poco dibujo), Parés va un poco más allá y a las ideas brutales, revulsivas, le suma un estilo de dibujo increíblemente asqueroso, en el sentido de que refleja gráficamente de forma perfecta aquello que retrata: lo crapuloso, la completa decrepitud moral y ética, lo peor de lo peor. Las ideas que retrata son horribles, así que ¿porque no dibujar a sus personajes tan horribles como sus actos? Todo en Parés es sucio, roto, manchado, asqueroso, feo, deforme: en la linea de otras obras misántropas, el artista iguala inmundicia interna con inmundicia externa: el mundo es un asco y los seres humanos somos asquerosos. Un enfoque nihilista, misántropo, que no afloja nunca y que le pega a todos, no siempre desde la mayor lucidez (comparte los mismos prejuicios, ignorancia y discriminación con respecto a los paidófilos que tienen el resto de la gente), pero siempre desde la mayor honestidad brutal (Parés es de clase acomodada y lo sabe). La política es retratada como lo que es: un chiquero de cerdos. El mundo del espectáculo es un menjungue de travestis, putas e imbéciles. El progresismo está lleno de caretas. El mundo es una mierda y si Parés intuye una esperanza (su título apunta hacia ese lado) no nos dice por dónde hay que ir a buscarla. Su obra siempre es originalísima, siempre es honesta, siempre es feroz. Mención aparte merecen sus ataques a dibujantes “blandos” (ie., para putos), como Nik y Liniers, que son tan divertidos como toda su obra en general (aunque sospecho que no le gustaría ese adjetivo demasiado).

En mi opinión Parés es uno de los dibujantes claves de la historieta argentina actual. Nadie que haya visto sus obras (cualquiera de sus obras) puede quedar impasible ante la fuerza y la violencia de su trazo y de sus ideas. “La esperanza fue lo último que se perdió” es una ironía cruel, tanto como el dibujo de un niño desnutrido comiendo la Constitución de la Nación Argentina.

Written by porlaverdad3

17/04/2010 at 17:35

Barcelona

Zoofílico

Aunque esté muy en desacuerdo en cómo tratan el tema pedofilia (confundiendo pedofilia con pederastia, creyendo que la pedofilia es una “perversión” y que los pedófilos son abusadores) no se puede negar que la revista con nombre catalán sigue siendo graciosísima.

A %d blogueros les gusta esto: