All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for the ‘Mitos’ Category

RAGE

leave a comment »

 

 

Si quieren enojarse MUCHO les recomiendo (o no) leer esto :

 

http://www.arteindividuoysociedad.es/articles/N13/Monica_Carabias.pdf

Written by porlaverdad3

23/04/2013 at 00:00

“Mamá, papá, tengo algo que decirles. Soy pedófilo”

with 6 comments

La inmensa mayoría de las personas pedófilas descubre su orientación entre los 12 y los 17 años. Simplemente descubren que son pedófilos: esto es que tienen una atracción por los niños. Eso no significa que sean pederastas o violadores, sino simplemente que sienten poca o nula atracción por personas púberes o mayores.

Nadie elige su orientación sexual. Nadie elige ser homosexual, heterosexual, pedófilo o zoófilo. Si fuera de otro modo, seguramente la mayoría elegiría ser heterosexual para ahorrarse toda la discriminación y el sufrimiento que trae aparejado la diferencia. Nadie elige ser pedófilo.

Sin embargo, estos chicos, por ser pedófilos, son considerados pederastas/violadores/abusadores/consumidores de pornografía infantil. Ahí hay una tremenda injusticia y un gran prejuicio, que hace creer que alguien por ser pedófilo (es decir, tener una atracción que no eligió) necesariamente debe ser un criminal/hijo de puta/defectuoso moral o psicológicamente.

La mayoría de las personas con esta orientación JAMÁS le harían daño a un niño, y son tan normales y morales como el resto. Pero deben sobrellevar un fuertísimo estigma que los deja imposibilitados de hablar, opinar, expresarse y comunicar sus sentimientos, incapaces de pedir ayuda o buscar comprensión.

Una persona pedófila no es un abusador/criminal/pederasta/monstruo y no se deben confundir las palabras (pedófilo=atracción, pederasta=acción). Es una persona compleja, con sentimientos, emociones, ideas y deseos, con sueños y miedos. En la mayoría de los casos buscan proteger a los niños tanto como cualquier persona homosexual o heterosexual.

 

Así que basta de estigmatizar a las personas por su condición sexual innata que no eligieron. Enfoquémonos en los ACTOS (pederastas) en vez de la diferencia sexual (pedófilos).

Información sobre la pedofilia

leave a comment »

 

 

 

 

¿Qué es la pedofilia?

 

Es la atracción erótica o sexual por niños.

 

 

¿Es lo mismo pedofilia que abuso sexual infantil?

 

No. Lo primero es una orientación sexual por los niños, lo segundo un crimen.

 

 

¿Pero es lo mismo pedófilo que alguien que tiene sexo con niños/abusador/pederasta/violador?

 

NO. Muchas personas atraídas por los niños (pedófilos) son tan conscientes como una persona atraída por los adultos que abusar de un menor (o de cualquier persona) es algo terrible y detestable. Muchos pedófilos jamás le harían daño a un menor.

 

 

¿Entonces porqué los medios de comunicación usan el término como si fuera lo mismo que abusador?

 

No tengo la menor idea, pero supongo que:

 

1: Por comodidad de ellos. La gente ya lo conoce y cree que sabe lo que significa. No hace falta realizar ninguna investigación ni informarse. Palo y a la bolsa.

 

2: Por comodidad del lector: Introducir la diferencia, los matices, es algo que está prohibido en el periodismo de los grandes medios. Decir que no todos los pedófilos abusan de niños chocaría demasiado al lector, porque ya están acostumbrados a creer que son lo mismo.

 

3: Por miedo. Misteriosamente, creen que decir que hay personas atraídas por los niños (pedófilos) que jamás, nunca le harían daño a alguno es, de alguna forma extraña, una “apología” del abuso infantil. No me pregunten de dónde sacan esa conclusión, es totalmente irracional.

 

4: Por ignorancia: No les importa ni les interesa diferenciar. ¿Total, quién se va a quejar, qué juicio le van a hacer, cuántos diarios van a dejar de vender?

 

 

 

¿Y porqué es importante o necesario diferenciar (vale decir, ¿a quién le importa esto?)?

 

 

Las dos principales razones son:

 

1: Nadie elije ser pedófilo. Nadie. Se sigue de esto, que existen muchas personas pedófilas que jamás abusarían de un menor y que detestan semejante concepto, al igual que la mayoría de los heterosexuales  u homosexuales. Tratar a estas personas que están en CONTRA del abuso infantil como “abusadores” solamente porque sienten atracción por los niños (algo que no E-LI-GIE-RON) es una contradicción. Nadie elije su orientación sexual. Ningún chico a los 12, 13, 14 años elige “mhh, me parece que voy a ser heterosexual y me van a gustar las mujeres”. Nadie elige ser pedófilo. Lo que sí se elige, claramente, es cometer un delito/abuso contra un menor (excepto en casos de demencia o enajenación mental, pero bueno, sacando esos casos de lado).

 

 

2: Porque pone el acento en la ORIENTACIÓN antes que en las ACCIONES. Cambia el foco de atención de los DELITOS CONTRA LOS NIÑOS hacia la ORIENTACIÓN SEXUAL. Crea una figura mítica y se demoniza a las personas NO POR SUS ACCIONES, sino en base a un estereotipo falaz.

 

 

 

¿A qué edad descubren su atracción los pedófilos?

 

Según un estudio de B4UACT realizado entre estas personas, la mayoría entre los 12 y los 16 años. Estos adolescentes pueden sufrir depresión o hasta intentar suicidarse porque la sociedad los considera abusadores sexuales de niños, incluso si JAMÁS cometieron semejante atrocidad ni desean hacerlo. Es importantísimo hacerles saber a estos adolescentes que NO son “monstruos” por su atracción sexual, que son seres humanos valiosos y que pueden crecer para ser miembros plenos, responsables y dignos de la sociedad.

 

Arquetipos

Inspirado por este grandioso artículo http://tabu.blogia.com/2007/080103-el-pedofilo-baboso.php traté de  recopilar, con ejemplos, los arquetipos más famosos, los lugares comunes más frecuentes, las imágenes más citadas sobre los pedófilos. Son, en todos los sentidos de la palabra, estereotipos, que nos alejan de la realidad, y por ello son dañinos. Mi objetivo es el siguiente: que al reconocerlos, sepamos evadirlos, esquivarlos, denunciarlos como lo que son, imágenes hechas y simplificadas que nos apartan de la realidad. Una cosa: vienen de todos los espectros.
 
 
Lamentablemente, no pudé completarlo, por falta de ganas y de material, así que quedó así, para que otro tome el trabajo ya hecho y trate de terminarlo.
 
 
El “violador serial sin remordimientos”: El Monstruo Total. Aunque no sea pedófilo, en Con-Air (película que por otra parte es un repertorio completísimo de estereotipos) aparece uno de estos Monstruos. Es evidente que en una obra de arte que lo incluya, jamás debe mostrar el más mínimo sentimiento o emoción.
 
 

El asesino de la increíble película de Fritz Lang


 
 

El “violador serial con remordimientos”: Ejemplo: El de M, el vampiro negro. A pesar de que no es un violador (o en ninguna parte de la película se lo trata como tal), es un asesino brutal de niñas. Lo pongo como ejemplo porque la película sería exactamente igual si hubiera sido un violador en vez de un asesino, así que realmente no hace la diferencia.
 
 

El “cura pederasta”: Imagen hecha al que nos han acostumbrado los medios masivos de comunicación. Seguramente es de derecha, seguramente apoyó la dictadura, sin duda es un reprimido, ni se discute que tiene varias perversiones sexuales. Por fuera parece afable pero moralizador, está en contra de los gays y de la “moral pervertida”, pero de puertas para adentros sodomiza niños. Es básicamente la variante clerical del punto XX.
 
 
El “pederasta recuperado”: El ejemplo arquetípico es Walter, de The Woodsman. Esta imagen vende la empatía que genera aquel que vence “a sus demonios internos” (perdón por hablar con lugares comunes). Es el “héroe de la vida”, aquel que era malo pero ya no, ahora es bueno. Es el recuperado, el que escaló la montaña, el que venció al mal, el que tuvo fuerza de voluntad. En una palabra: el que se integró a la sociedad.
 
 
El “tipo con una vida perfecta por fuera pero que esconde un oscuro secreto”: En Donny Darko, el escritor de libros de autoayuda aparentemente coleccionaba pornografía infantil. Es el típico pederasta que por fuera parece ser una persona inteligente, amable, divertida, pero que en la oscuridad de su habitación colecciona pornografía infantil o abusa de un niño. Esta imagen hecha se crea por antítesis: la perfección de la fachada es el reverso exacto del horror que se esconde detrás de ella (nótese que toda la oración pasada está escrito con lugares comunes).
 
 
El “que reprime sus ganas de violar niños”: Este es común. Según algunos, un pedófilo que no tiene sexo con niños es un “reprimido” que “contiene” sus ganas de salir a violar salvajemente a pequeños. Para los promotores de este arquetipo, las claves son dos: la “represión” (indicando que es algo en contra de la voluntad, y por tanto difícil) y, sobre todo, “aquello que se reprime”: las ganas de violar niños. En Canadá creo que hicieron una serie de televisión con uno de estos estereotipos.
 
 
El “que cae en la tentación”: Se relaciona con el anterior. Es básicamente, su extensión lógica. Para los que creen en el lugar común previo, un pedófilo es básicamente un reprimido, y de lo que se reprime, es de abusar de niños, y esta represión es muy difícil. Así que según esta imagen nada más natural que finalmente ceda y termine “cayendo en la tentación”.
 
 
El pedófilo “infantil” o “infantilizado”: El hombre-niño, que colecciona autitos de juguetes, álbumes de figuritas y ve canales infantiles. Inmaduro social, psicológica y emocionalmente, según el estereotipo probablemente sea una persona solitaria y tal vez haya sido abusada en la infancia.
 
 
El “enamorado de los niños” (el “child-lover”): Muchos defienden esta imagen hecha: la del pedófilo “platónico”, con un amor infantil, casi asexual, completamente desinteresado por los niños. Confunden “amor” con amor romántico (es decir, sexual). Proponen que los pedófilos verdaderos son los maestros de los niños, sus amantes o ambos.

Written by porlaverdad3

22/07/2011 at 10:51

Publicado en Mitos

Las famosas “películas sobre un pedófilo”

http://www.indiewire.com/article/cannes_review_markus_schleinzers_michael_puts_a_pedophile_in_uneasy_focus/

 

http://bieninformado.com/?c=148&a=80683

 

Nunca entendí esto. Nunca entendí cómo puede pretender ser ‘progesista’ hablar de un tipo que secuestra y mantiene capturado contra su voluntad a un niño mientras lo viola, como un “pedófilo”. Es absurdo. El solo hecho de mezclar, confundir pedofilia con semejante horror es de una estupidez tan descomunal (pero tan común) que anula completamente cualquier intento de ser “progesista”.

 

En el instante mismo en que se anuncia como una película o una obra de teatro “sobre la pedofilia” deja patente que es tan sólo oportunismo y estupidez.

 

¿Saben lo que sería progresista? Una película que muestre un pedófilo de verdad, no un abusador de niños o un hijo de puta que secuestra niños.

 

Hacer una obra de cine o de teatro sobre alguien que viola y asesina niñas no es hablar sobre la pedofilia, no es hablar sobre los pedófilos, no es ser progresista, no es ser inteligente, no es ser ‘incisivo’, no es ‘llamar a la reflexión’, no es ser trangresor. Es simplemente contribuir y estimular la estupidez, la confusión y los prejuicios. Es simplemente seguir y seguir promoviendo el mito de que todos los pedófilos son abusadores, violadores o asesinos y que no se puede ser pedófilo sin ser un ser humano digno.

Written by porlaverdad3

15/06/2011 at 18:47

Así se construyen (y destruyen) los monstruos en la cultura popular

 

 

Written by porlaverdad3

12/05/2011 at 18:56

Publicado en Miscelanea, Mitos

Tagged with

La fundamental ignorancia con respecto a la pedofilia

Como muestra vale un botón: en Europa al parecer hubo quilombo por una revista de modas (‘VOGUE’) que mostró en su tapa a niñas prepúberes vestidas como adultas, en actitudes que algunos consideraron “pornográficas” o “eróticas” o lo que sea. Dijeron que era “incitación a la pedofilia”. Que alguno se podía volver pedófilo por ver esas fotos.

 

 

Esta clase de ignorancia nos muestra hasta qué punto la sociedad no tiene la menor idea de lo que es esta orientación sexual.

 

Nadie (o una cantidad ínfima) se va a hacer pedófilo por ver una foto de una niña en actitud “sexy” (a mí me parecen repulsivas las fotos porque las hacen parecer como MUJERES, pero bueno). La paidofilia verdadera (aquella cuyo foco primario y exclusivo son los niños y que algunos llaman child-love) es algo que la mayoría descubre en la adolescencia o que siempre tuvo, y las razones son obscuras y no se conocen.

 

Decir que ver una foto de una niña “sexy” te va a convertir en una persona cuya orientación sexual sea verdaderamente la paidofilia, es absurdo. No es algo que se elija y la mayoría de las veces surge demasiado temprano en la vida y por causas que son casi imposibles de dilucidar. Hay muchos child-lovers que afirman que siempre lo fueron. Otros que sólo lo descubrieron al enamorarse de una niña/niño. Una simple revista de moda con una tapa de mal gusto para mí tiene cero o nula influencia en el desarrollo de la paidofilia en un joven.

 

 

 

Por ponerles un ejemplo análogo: es como decir que ver una foto de dos hombres besándose te va a convertir en gay. Una “curiosidad” puede surgir, pero las posibilidades de que siendo heterosexual te hagas gay para siempre y definitivamente, son ínfimas. Nadie se hace gay por ver a una pareja homosexual besándose. Es algo demasiado íntimo y demasiado complicado como para reducir a un hecho tan trivial.

 

 

 

Otro error: la idea de que niñas posando como MUJERES, actuando “sexy” y vistiéndose como adultas de alguna forma son “sexualmente atractivas” para todos los paidófilos. No niego que para algún porcentaje lo sean (aquellos que acá http://thelastpsychiatrist.com/2007/03/a_primer_on_pedophilia.html describen como ‘regresivos’ o regressive y cuya verdadera orientación sexual no se dirige hacia la infancia), pero un verdadero girl-lover, ama a las niñas porque son niñas, no porque se comportan o visten como mujeres adultas.

 

 

Por ponerles otro ejemplo: es como decir que un hombre que se vista, se pinta y actúa como mujer va a necesariamente atraer a los gays. Decir semejante burrada es negar la esencia misma de la homosexualidad. Mismo con la paidofilia: si me atrae la infancia, ¿por qué me habría de gustar una nena que se pintarrajea, se viste y se quiere comportar como una mujer?

Libertad de expresión: Políticos piden calma y aseguran que “a los únicos que vamos a censurar es a los pervertidos, no a los que ejercen el terrorismo informativo con traje y corbata en medios de comunicación masivos”

Ante el indicio de una pequeña polémica sobre las repercusiones que tendría prohibir que los pedófilos hablen sobre la pedofilia, políticos del PP español salieron a defender la propuesta: “No se preocupen, si no son pervertidos no les va a pasar nada. A los únicos que vamos a censurar es a estos degenerados, los periódicos y canales de televisión van a seguir teniendo todo el derecho del mundo a publicar terrorismo contra la lógica, la inteligencia y el sentido común, y a llamar al genocidio masivos de pedófilos, zoofilos y otros degenerados que no son normales como nosotros” aseguró uno de los legisladores del PP que apoya la ley.

Written by porlaverdad3

30/03/2011 at 16:17

Publicado en Mitos

La ignorancia causa sufrimiento: los mitos más comunes acerca de la pedofilia

“Todos los pedófilos son pederastas”: Es obvio que no. Una es una atracción, la otra un acto. Uno podría decir que después de todo es un “tecnicismo” y que no importa la diferencia pero cuando ese acto no solamente es ilegal sino que además es considerado lo peor del mundo me parece que la diferencia se hace muy importante.
 
 

-“Todos los pederastas son pedófilos”: La recíproca tampoco es cierta. Personas que no son pedófilas pueden tener relaciones sexuales con niños por multitud de razones que van desde el deseo de dominar a otro ser (cosa que no tiene nada que ver con la pedofilia), el gusto por el aspecto prohibido y criminal de dicha relación, hasta la influencia de drogas, alcohol, enfermedades mentales (psicopatía, sociopatía, delirio) o la presencia de una multitud de atracciones (zoofilia, homosexualidad, sadomasoquismo, fetichismo, etc.) en la persona de la cual la pedofilia es solamente una más.
 
 
-“Los pedófilos quieren abusar de niños”: Existe una diferencia entre desear tener una relación sexual con alguien y desear abusar de esa persona. Esto es cierto incluso en el caso de cuando se desea a un niño. Para entenderlo con un ejemplo: si alguien se enamora de una persona ciega, discapacitada o con problemas mentales, ¿No sería ridículo decir que entonces quiere abusar de la otra persona solamente porque la sociedad considera que esta es incapaz de dar su consentimiento, o simplemente diríamos que tuvo la “mala suerte” de enamorarse de alguien con esas características? Después de todo, no elegimos lo que nos atrae, y sentirnos atraídos sexualmente por alguien no significa que queramos hacerle daño a la otra persona.

 
 
-“Las personas con esta atracción son psicópatas, sadistas, manipuladores, egoístas, no tienen empatía, etc.”: No existe ninguna evidencia de una mayor presencia de psicopatologías en personas atraídas por niños que en personas atraídas por adultos. La pedofilia es una atracción sexual, independiente de cualquier otra característica de la persona. Una persona atraída sexualmente por los niños puede tener tanta moral, dignidad y deseo de proteger a la infancia como cualquier otra. Su atracción sexual no impide de ninguna manera su capacidad de elección. Sin embargo, muchas veces el impacto y la visión extremadamente negativa que la sociedad tiene con respecto a los pedófilos sí puede influir en el bienestar mental y espiritual de las personas con esta atracción.

 
 
-“La pedofilia es una enfermedad”: Técnicamente, según el DSM-IV, es una parafilia, es decir, una desviación o trastorno de la sexualidad, no una enfermedad. La palabra desviación evidencia que se trata de sencillamente algo que se sale de la norma, en este caso, la norma que establece que un adulto se debe sentir atraído por otros adultos. Obviamente, otras cosas que antes eran consideradas desviaciones ya no lo son más y este criterio es completamente contingente (pues depende de una norma social). La CIE-10 de la ONS también lo califica, junto con la transexualidad, como un “trastorno”, no una enfermedad.
 
 

-“No existe ninguna razón en absoluto para considerar a la pedofilia como una orientación sexual”: Es evidente que con la definición restrictiva de ‘orientación sexual’ como gusto por un sexo u otro, no. Una definición más amplia de ‘orientación sexual’ permitiría incorporar sexualidades históricamente relegadas como la pedofilia o la zoofilia.

Por otra parte, la pedofilia sí comparte muchas similitudes con orientaciones sexuales totalmente válidas. Por ejemplo, se desarrolla (al menos en general) en la primera adolescencia e incluso antes (algunos pedófilos afirman que desde siempre conocieron su atracción pero sólo de mayores conocieron el nombre que se le daba). Puede compartir los mismos sentimientos de enamoramiento, deseo, cariño, etcétera, que aquellas. Es sostenida en el tiempo y casi imposible de modificar. No presupone ninguna característica moral o psíquica específica.

Obviamente, también existen diferencias: practicar la pedofilia es ilegal en la mayor parte del mundo, mientras que practicar la homosexualidad o la heterosexualidad no lo es.
 
 

-“Alguien que viola y lastima a un niño es pedófilo”: Esto es falso no solamente por el punto 2, sino además porque mezcla dos cosas que no deben ser mezcladas. Obviamente que un pedófilo puede violar, torturar y matar a un niño. Del mismo modo que un hombre heterosexual puede violar, torturar, prender fuego y matar a su mujer para luego descuartizarla. Esas cosas tristemente suceden, pero decir que alguien comete esas atrocidades por ser heterosexual, o por ser pedófilo, no sólo es presumiblemente falso, sino que incluso si fuera cierto, es completamente irrelevante. Nadie viola a alguien por heterosexual o por ser pedófilo. La sexualidad de esa persona es irrelevante (si hubiera sido homosexual hubiera violado a un hombre, si hubiera sido heterosexual hubiera preferido violar a una mujer, si hubiera sido pedófilo hubiera preferido violar a un niño, etc. La sexualidad de la persona es irrelevante.)

Nadie prende fuego a su mujer y luego la mata porque es heterosexual. Nadie viola y tortura a un niño porque es pedófilo. Mezclar esos conceptos, establecer esa relación de causa y efecto es peligroso, irracional y completamente desquiciado.

 
 
-“Todos los pedófilos fueron abusados de chicos y los chicos abusados crecen para ser pedófilos”: Esto es ridículo. Si bien es cierto que en algunos casos pasa esto, es completamente falso que sea una regla general o algo necesario. Es necesario desterrar estos dos mitos.
 
 

FUENTES:

http://b4uact.org/

“Harmful to Minors” de Judith Levine

“Understanding and Adressing Adult Sexual Attraction to Children” de Sarah Goode

Y yo que pensaba que

leave a comment »

Los skinheads eran nazis. Nada que ver. En este artículo http://revistareplicante.com/artes/musica/skinheads/ me vengo a enterar de que en realidad los skins no tenían nada que ver con la política, odiaban a la izquierda y a la derecha, les gustaba el reggae (increíble), el fútbol y la pelea por la pelea misma. Como una especie de punks sin disfraces y sin política. La violencia por la violencia, sin ideologías ni mensaje. Por diversión. Ah, y la música.

Written by porlaverdad3

06/08/2010 at 17:06

¿Los casos de abuso por parte de sacerdotes de la iglesia católica, tienen ALGO que ver, siquiera en lo más mínimo, con la paidofilia?

leave a comment »

No. Sencillamente, no. Por supuesto, hablar de TODOS los casos de abuso que se conocieron en los últimos años por parte de eclesiásticos es, desde el vamos, hacer una tremenda generalización, pero podemos decir sin dudas que en general no tienen NADA que ver con la paidofilia. Un abuso es un abuso y punto. El que lo comete no tiene porqué ser paidófilo. Recíprocamente, la mayoría de los paidófilos no cometen abusos. Decir que alguien violó a un niño por ser paidófilo es igual que decir que alguien violó a una mujer por ser heterosexual. Simplemente cualquiera con dos dedos de frente puede darse cuenta que la causa no es esa.

Como dije, es imposible generalizar. Pero pretender que todos los que cometen abuso contra los niños son paidófilos es una estupidez. No hay ninguna razón por la cual lo sean, sobre todo considerando que apenas entre un 7% y un 1% de la población es paidófila. Muchos alegan que la causa es la represión sexual causada por el celibato, no una atracción sexual, específica, y amorosa, por los niños.

No sólo eso, sino que como dije, la mayoría de los paidófilos no tienen problemas mentales que les impida contener sus impulsos sexuales. La mayoría sabe el daño que seguramente una relación sexual con un niño puede causar, y por lo tanto, por cuestiones éticas y morales, decide, conscientemente, no cometer dicho acto. En cambio un abusador que reincide, demostró que no sabe controlarse, a diferencia de un paidófilo.

La atracción hacia los niños es tanto sexual como romántica. Implica sentimientos de amor, cariño y respeto por la persona amada. Por eso, un verdadero paidófilo jamás abusaría de un niño, al contrario de los casos conocidos en la Iglesia. Los verdaderos paidófilos aman a los niños, son su vida y jamás les hacen daño. No tienen absolutamente nada que ver con el abuso. Eso no significa que algunos paidófilos SÍ abusen, pero son excepciones, del mismo modo que también hay heterosexuales que golpean o maltratan a sus mujeres. Para un paidófilo los niños son lo más importante y si le preguntan a cualquiera, verán que lo que más buscan son relaciones de amistad y amor con un niño, no de abuso.

Dentro de la comunidad paidófila, está muy claro que en su mayoría (es imposible generalizar) los casos de abusos por parte de sacerdotes no tienen absolutamente nada que ver con la verdadera pedofilia, que es amor romántico (el mismo que un hombre puede sentir por una mujer) por los niños. Por eso jamás hablamos del tema en este blog: porque no tiene nada, absolutamente nada que ver y todos los paidófilos (y cualquiera con mínimos conocimientos de psicología) lo reconocen.

Esa conexión no existe, sin embargo los medios de comunicación confunden constantemente paidófilia (amor romántico por los niños) con pederastia (abuso sexual) e imponen una relación inexistente entre estos lamentables casos de abuso y la atracción sexual y emocional por los niños.

La demencia de la sociedad: alguien que asesina/tortura/lastima a un niño lo hace porque es “paidófilo”

leave a comment »

Esto es demencia absoluta. Por supuesto, sería estúpido negar que existen casos tristemente célebres de paidófilos que mataron o le hicieron un gran daño a un niño, pero ¿¿esto LO HICIERON A CAUSA DE SU ORIENTACIÓN SEXUAL o A CAUSA DE UN TRASTORNO MENTAL?? Hay millones (incluso diría que el porcentaje es muchísimo mayor) de “hombres” heterosexuales que maltratan/golpean/violan/asesinan mujeres, pero NADIE DICE QUE LO HACEN POR CULPA DE SER HETEROSEXUALES. Esto es demente. Si un hombre heterosexual asesina una mujer, ¿¿acaso lo hace por ser heterosexual?? Está claro que NO. Lo hace porque es un criminal o un enfermo o tiene un grave problema psíquico o sabe Dios qué. Es completamente ilógico decir que la mató por ser heterosexual. Del mismo modo, es una INSANÍA decir que una persona por ser paidófilo va a asesinar/violar/torturar/hacerle daño a un niño solamente a causa de su orientación sexual. Es una ridiculez gigantesca. Si lo hace es porque es un enfermo o un criminal o una persona con un grave trastorno psíquico, pero NO por ser paidófilo. Ser paidófilo no te hace ser un violador/asesino/etcétera. La gran mayoría de los paidófilos no lo son y estoy seguro de que no tienen el más mínimo deseo de serlo, como cualquier persona cuerda. Ser paidófilo no te hace ser un criminal o un lunático. La orientación sexual que uno tenga no afecta nada la, digamos, constitución moral que ya tenía previamente uno. Del mismo modo que ningún hombre le hace daño a una mujer por ser heterosexual, ningún paidófilo le hace daño a un niño por ser paidófilo. Las razones como ya dijimos son probablemente problemas y trastornos mentales, y no la orientación sexual.

CAE BANDA DE HETEROSEXUALES

leave a comment »

CAE BANDA DE HETEROSEXUALES

Los heterosexuales se dedicaban a abusar de mujeres, grabar sus violaciones y luego venderlas. Al parecer eran parte de una masiva organización mundial secreta de heterosexuales con participantes de todos los países del globo.

Las autoridades están haciendo sus mayores esfuerzos para que todos estos heterosexuales permanezcan fuera de las calles, puesto que claramente la heterosexualidad es una degeneración y enfermedad sexual y las personas que la padecen sienten un irrefenable impulso por abusar de mujeres. La justicia está investigando en ilegalizar la pornografía de adultos, ya que obviamente esta provoca a estos depravados heterosexuales el deseo de abusar de mujeres.

 

Los heterosexuales usarían este símbolo para reconocerse

CÓMO RECONOCER A UN HETEROSEXUAL:

Es necesario saber reconocer a un hombre heterosexual para evitar que abusen de nuestras mujeres. Algunas de las señas que los identifican:

– Suelen comprar revistas como “Playboy” u “Hombre” otras con el mismo estilo de pornografía.

– Usan símbolos como el conejito de Playboy para reconocerse entre ellos.

– Buscan a las mujeres con tetas grandes y buenos traseros.

– Hablan de su perversión en términos de “orientación sexual”.

– Tratan a las mujeres como objetos de su lujuria, fetichizando el cuerpo de la mujer como un simple objeto de deseo. No las aman, sólo buscan abusar de ellas e integrarlas a redes de trata de personas como prostitutas.

– Suelen gustar del fútbol, así que claramente el fútbol produce los abusos a mujeres.

– La heterosexualidad es obviamente una enfermedad, puesto que si algún hombre viola a una mujer, y ese hombre es heterosexual, es obvio que todos los heterosexuales violan mujeres. Lógica pura.

DIGÁMOS SÍ A LA VIDA, ¡CACEMOS A ESTOS PUTOS HETEROSEXUALES!

 

 

 

 

 

 
Yo me pregunto… ¿Por qué nunca mencionan la orientación sexual de Bush, de Hitler, de Mussolini, de los millones de asesinos, ladrones, torturadores y violadores? ¿Son acaso paidófilos? ¿O son heterosexuales atraídos hacia las mujeres?

¿Cuándo escucharon en los noticieros, a la hora de hablar de un violador de mujeres, la frase “detenido por heterosexualidad”? ¿Cuándo escucharon en un noticiero, a la hora de hablar de un violador “común y corriente”, una mención a su orientación sexual? ¿Nunca?

¿Cuándo escucharon la expresión “cae banda de heterosexuales”? ¿Nunca? ¿Y cuántas de estas bandas hay, dedicadas a secuestrar gente, robar o matar? ¿Acaso la banda del Gordo Valor era de paidófilos? ¿Y sin embargo se habló de “banda de heterosexuales”? ¿Las organizaciones mafiosas de trata de personas, que trafican mujeres como mercancías, porqué nunca se menciona la orientación sexual de sus acusados?

¡Yo voy a aceptar la frase “cae banda de pedófilos” LA PRIMERA VEZ QUE ESCUCHE “CAE BANDA DE HETEROSEXUALES”!

¡YO VOY A ACEPTAR QUE SE MENCIONE A LA PAIDOFILIA COMO CAUSA OBVIA DE UN ABUSO SEXUAL LA PRIMERA VEZ QUE ESCUCHE QUE SE MENCIONE A LA HETEROSEXUALIDAD COMO CAUSA OBVIA DE LOS ABUSOS A MUJERES O A LA HOMOSEXUALIDAD COMO CAUSA OBVIA DE LOS ABUSOS A HOMBRES!

Uno no viola a otra persona por su orientación sexual, ¡uno la viola por ser un puto pervertido! Un heterosexual no viola a una mujer por ser heterosexual, la viola ser un maldito degenerado. Un paidófilo no viola a un niño por ser paidófilo, lo viola por ser un maldito degenerado. Esa obviedad parece que a muchos se les pasa por alto a la hora de hablar de la paidofilia.

Mito 2: El pedófilo “baboso”

Leyendo el post de un compañero (http://tabu.blogia.com/2007/080103-el-pedofilo-baboso.php) sobre los distintos tipos de pedófilos me parece oportuno aclarar variar cosas, varios mitos que existen.

Dejando de lado el tono de humor ligero del artículo, se puede decir que, en esencia, lo que presenta es correcto: los pedófilos no son todos iguales ni les atraen las mismas cosas. Esto es lógico si pensamos que la pedofilia es una atracción sexual como cualquier otra y por lo tanto, no afecta a personas de determinada condición social, económica o psicológica, no se trata de un fetiche, sino que personas de todos los caracteres pueden poseerla. Pedófilo puede ser cualquiera, el panadero de acá a la vuelta, el que atiende la estación de servicio, un político, un maestro, un científico o lo que sea. Cada uno con sus propias ideas y formas de ser, por lo que me parece que generalizar es siempre incorrecto. Generalmente se trata de establecer un perfil “arquetípico” de un pedófilo, con características que varían ampliamente (otra prueba más de su falsedad): se dice que el pedófilo es desde sumamente sociable y afable, hasta antisocial en extremo y aniñado.

 

Los estudios son claros:

 

Other than the attraction to minors itself, studies fail to find any abnormal or pathological characteristics. In particular, people attracted to minors have not been found to exhibit narcissism, psychosexual immaturity, low intelligence, aversion to adults, psychopathology, neurosis, or any personality disorder any more than people attracted to adults. The presence of these characteristics have been assumed, rather than being tested scientifically (Bradford etz al., 1988; Langevin, 1983; Okami & Goldberg, 1992; Wilson & Cox, 1983).

 

Castellano:

 

Dejando de lado la atracción hacia los niños, los estudios han fracasado en encontrar cualquier evidencia de características anormales o patológicas. Concretamente, la gente atraída hacia los menores no han mostrado narcisismo, inmadurez psicosexual, bajo CI, aversión hacia los adultos, psicopatologías, neurosis u otro desorden de personalidad en grado mayor que en la gente atraída hacia los adultos. La presencia de estas características ha sido presumida, más que probada científicamente.

 

Como vemos, y en esto nos acompañan LOS DATOS, no existe ninguna evidencia de trastornos psicológicos o mentales en los pedófilos.

Ahora bien, retornando al tema, me parece que el autor del artículo prejuzga estos diferentes arquetipos de pedófilos, lo cual, como vimos, es erroneo. Sin embargo, sí me parece justo hacer una distinción fundamental en la gente atraída hacia los niños, una distinción que, a mi parecer, es la única válida. Me parece que se debe distinguir entre la gente atraída exclusivamente de forma sexual hacia los niños, y aquellos atraidos sexual y emocionalmente, los pedófilos verdaderos. Para los segundos utilizamos el término “child lover” y sus subcategorías: “girl lover” y “boy lover”. Los girl lovers se encuentran atraidos hacia las niñas y los boy lovers, hacia los niños, pero ambos comparten la característica esencial de querer, amar a los niños mucho más que sexualmente: es un amor romántico, de cariño y respeto mutuo.

También me arriesgaría a un tercer grupo, muchísimo más reducidos que los dos anteriores. Si bien pedófilos y child lovers son diferentes, ambos comparten el mismo valor supremo de no buscar jamás el daño de los niños, nunca le harían daño a un niño adrede, tanto los que se sienten atraídos sólo sexualmente como los child lovers. Sin embargo, un tentativo tercer grupo que podríamos llamar pedófilos sadistas, sí disfrutan haciéndole daño a los niños, disfrutan de su sufrimiento y su dolor. Algo horrible, que por suerte es muy infrecuente. Los pedófilos sadistas sólo tienen la categoría de paedos debido a su atracción sexual hacia los niños, pero es difícil encontrar algo más en común con el resto de los pedófilos. La pedofilia es el amor hacia los niñ0s, justamente lo contrario de los sadistas que disfrutan con su sufrimiento. Yo mismo me muestro reticente a usar la palabra “pedófilo” para designar a cualquier que busque el dolor de los niños. Pero como dije, por suerte, este grupo es ínfimo, y son rechazados tanto por pedófilos como -y especialmente- por child lovers.

Los pedófilos verdaderos son aquellos atraídos sexual y emocionalmente hacia los niños. Hacer un estimativo del porcentaje de child lovers entre los pedófilos es algo improbable e imposible. Sin embargo, me atrevería a decir que un porcentaje superior al 50% para los girl lovers no es exagerado. Lo que sucede es que, cómo no amar con toda el alma a esas criaturitas perfectas y hermosas que tan felices nos hacen como son las niñas

Para la mayoría de la gente el que prevalece, es el otro grupo, o, directamente, no entienden -o no quieren entender- las diferencias entre simples pedófilos y child lovers. Con todo esto no quiero ni mucho menos, negar que un pedófilo atraido sexualmente sólo pueda enamorarse de una niña. Todos podemos conocer el amor en los lugares menos esperados y conocer el amor hacia los niños o niñas y hacerse child lover. De ninguna forma vilipindeo a los pedófilos ya que yo también lo soy -los girl lovers son un subgrupo de pedófilos-. Sólo me parece que es justo y razonable hacer una distinción entre pedófilos solamente y aquellos que, además sienten algo más. Para estos últimos, existe la palabra child lover y girl lover, a las que suscribo en mayor medida.

Written by porlaverdad3

10/01/2009 at 19:42

Mito 1: A los pedófilos les atrae la sensación de poder

Existe un mito que dice que a los pedófilos lo que nos atrae es la “sensación de poder”. Este argumento generalmente es esgrimido sin mayores argumentos o justificaciones. Es decir, es una afirmación hueca, vacía, mera sofistería. Contra este argumento existen varias respuestas.

Si a un pedófilo le gustan las niñas (o los niños) es porque son hermosas, bellas, puras, dulces, no por lo que vos decís, y te voy a dar dos razones: primero, el verdadero pedófilo busca ponerse, justamente, en una situación de igualdad con el niño, no de superioridad. Le gusta jugar con él, ponerse a su altura, no por sobre él. Perfectamente puede jugar a las muñecas, a los juguetes, se siente un niño en el fondo.

Segundo, y piénsenlo bien, si lo que verdaderamente lo excita es la relación de poder: ¿Entonces por qué no le atraen los ancianos indefensos, en sillas de ruedas, los adultos con retraso mental, sordomudos o autistas, los animales (incapaces de defenderse), los discapacitados, los tullidos, a lo sumo los adolescentes (que también supuestamente estarían en una relación asimétrica)? ¿Por qué? La razón es obvia: porque las niñas son bellas por naturaleza, es decir por la misma razón por la que a un telelófilo (persona atraida hacia los adultos) le gusta una mujer o un hombre: porque la encuentra bella. Por supuesto, después –o antes- surgen otras cosas, como la personalidad (muy especialmente en el caso de las niñas, que tienen una visión del mundo completamente desintoxicada, pura, libre, inocente, y eso también constituye un gran atractivo).

Obviamente, tal vez muchos no piensen que las niñas son “bellas” o “hermosas”. Me pregunto qué clase de gente puede ser esta.

Written by porlaverdad3

23/12/2008 at 13:38

Publicado en Mitos

Tagged with , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: