All of old. Nothing else ever. Ever tried. Ever failed. No matter. Try again. Fail again. Fail better.

Nothing else ever

Archive for octubre 2009

¿Cómo habrá sido ser paidófilo en la antigüedad?

Pregunta tonta la que hago, pero interesante. Quiero decir, los paidófilos existieron siempre, la paidofilia es presumiblemente tan antigua como la humanidad. Sin embargo, el nombre en sí, “pedofilia” es un invento moderno, de la modernidad. La “atracción sexual hacia los niños” es un invento moderno. Hace quinientos años a nadie se le podía ocurrir que podría existir algo llamado “paidofilia”. Pero principalmente por una razón: el cambio que sufrió la palabra “niño”. En la actualidad, una chica de doce años es considerada una “niña”. Sin embargo, en el pasado era una jovencita perfectamente lista para ser desposada. Por lo tanto, en el pasado, sentir atracción sexual hacia una persona de doce años no era considerada una atracción “hacia los niños”, sino una atracción natural a secas. Recordemos también que la adolescencia no existía. Aparte, al estar tan extendido y ser tan frecuente el casamiento con menores de edad, difícilmente eso signifique verdadera pedofilia. Es decir, atracción exclusiva hacia los niños: el hombre que hoy se casaba con una niña de doce mañana lo podía hacer con una mujer de veinte o de dieciocho y así. No era verdadera pedofilia (sino no le gustaría las de veinte), sino sencillamente reconocer la belleza natural de las niñas de doce. Recordemos el caso de San Agustín, que se casó primero con una mujer que le dio un hijo y, antes de su conversión al celibato, estaba dispuesto a volverse a casar con una niña de doce. Eso difícilmente sea paidofilia, ya que no muestra los rasgos característicos del paidófilo.

 

A lo que quiero llegar, es que aunque hoy nosotros pensemos que un hombre que siente atracción hacia una joven de doce años esa atracción es “pedofilia”, están equivocados: la paidofilia es otra cosa. Si a ese hombre le da lo mismo una de doce que una de veinte, entonces no es paidófilo. La paidofilia indica ante todo una preferencia, una orientación sexual. Si no existe tal orientación, es otra cosa.

 

Pero volvamos a la pregunta original, ¿cómo habrá sido ser paidófilo en la antigüedad? ¿Cómo habrá sido ser paidófilo en una aldea mapuche hace cuatrocientos años; como un bárbaro ante las puertas de Roma dispuesto a expoliarla hace más de quince siglos; habitante de un pueblo medieval de los Pirineos entre el frío la nieve y la montaña; como soldado romano que ve cómo crucifican a un judío con delirios de grandeza hace dos mil nueve años; como cazador nómada de una tribu de una especie que empieza a descubrir las bondades del andar bípedo? ¿Quién habrá sido el primer paidófilo? No el primer paidófilo famoso, el primer paidófilo verdadero. No dudemos tampoco que en Gomorra, entre los pecados que le valieron la Ira del Señor sin duda se encontraba la pederastia… Son preguntas tontas, sin respuesta, pero interesantes, para imaginarnos cómo habríamos sido en el pasado, en la antigüedad, si hubiera sido mejor o peor.

Estoy cansado y podrido de los estereotipos contra los paidófilos

Me joden los estereotipos. El prejuicio. ¿Por qué la gente cree que todos los paidófilos son viejos de 50 años calvos y desagradables? ¿Por qué la gente cree que todos los paidófilos son abusadores? ¿Por qué la gente no cree que muchos de nosotros amamos a los niñas?

Yo descubrí mi paidofilia cuando tenía 17 años. Siempre fui un poco paidófilo creo, pero jamás había pensado de forma consciente que me atraían las niñas. Digo “descubrí” justamente por eso: creo que siempre lo fui y sólo en ese momento lo supe. He hablado con muchos paidófilos y he hecho una encuesta en este blog acerca de la edad en la que supieron que eran paidófilos y siempre la impresión general es la misma: la paidofilia, como toda orientación sexual, se descubre en la adolescencia, sino antes. Más de la mitad de la gente contestó que antes de los 17 fue cuando supo que tenían esta orientación sexual, en una encuesta que hice en el blog. La mayoría de los paidófilos con los que hablé son menores de 21 y algunos menores de edad. Que empiezan la facultad o terminan la secundaria. Y son grandes personas y grandes paidófilos que jamás lastimarían a una niña, que las aman y las respetan. Yo creo que tener sexo con niños ya es anticuado y retrógrado, más del siglo pasado que del actual. La nueva camada no piensa así. La nueva camada de jóvenes paidófilos, de la que soy parte, sabe que está mal, pero que no está mal ser paidófilo mientras no se actúe en base a nuestra atracción. Yo creo que esa es una de las grandes diferencias con las generaciones anteriores. Yo ya lo dije: cuando yo descubrí que era paidófilo, me sentí muy deprimido, porque la sociedad creía que yo era un abusador, una mala persona, y NADIE se levantaba y trataba de rebatir eso. Nadie decía nada. Este blog es una respuesta. Este blog le dice a todos los jóvenes paidófilos que NO ESTÁ MAL SER DIFERENTE. No está mal tener una orientación sexual diferente. Que NO TODOS LOS PAIDÓFILOS SON ABUSADORES Y QUE NADIE TIENE DERECHO A JUZGAR LOS SENTIMIENTOS DE LOS OTROS. Estoy cansado de que se nos ponga a todos a la misma bolsa y en este blog ese siempre fue nuestro uno de nuestros objetivos principales: DIFEENCIAR AL PAIDÓFILO DEL ABUSADOR. Eso es lo que yo siempre quise decir y lo que hubiera querido leer. Ahora, lo hago para otros chicos, que tal vez se sienten mal por ser diferentes, porque nadie los comprende, porque no pueden decirle a nadie de sus sentimientos.

En fin. Estoy cansado y harto de los prejuicios, de los MALDITOS ESTEREOTIPOS. Pero es que, en realidad, los estereotipos no son más que un síntoma de una enfermedad mucho más grave y profunda: la estupidez. En este blog siempre intentamos romper con los prejuicios que no nos dejan ver.

Ahora dicen que el nivel de tolerancia del mundo será “óptimo” cuando después de un presidente negro y una presidenta mujer haya un presidente pedófilo

Ya hay jefes de Estado de todos los colores y sexualidades posibles… menos una: no hay -todavía- ningún presidente pedófilo. Pero ni siquiera pedimos tanto: con un legisladorcito, un alcaldecito de algún pueblito perdido en el medio del campo nos alcanza. De a pasitos se avanza. Tener aunque sea un legisladorcito pedofilo elegido por el voto popular sería el primer paso para una mayor integración de estas personas pertenecientes la sociedad pero que sin embargo son discriminadas y aisladas por esta.

Porqué niñas posando en bikini para paidófilos es “abuso infantil” pero esas mismas niñas posando en bikini para compañías transnacionales de ropa para chicos como Mimo o Cheeky no lo es

Es increíble la hipocresía de la gente. Nadie considera que una niña que trabaja 10 horas al día en televisión o en teatro o en cine esté siendo “abusada”, sin embargo, todo el mundo levanta la voz cuando ven a una niña posando en malla para un público “paidófilo”. Todos sabemos que hay material completamente legal de niñas sencillamente posando en malla -sin sexo, sin desnudez, nada- hecho por compañías 100% legales y con una calidad y profesionalismo envidiable. Sin embargo, es gracioso que esas chicas que posan para la cámara sean consideradas “abusadas” cuando exactamente las mismas niñas posando igualmente en bikini o en malla para catálogos de ropa infantil o para compañías multinacionales que explotan niños como Mimo o Cheeky sean consideradas “niñas modelos”.

Una niña trabajando para Hollywood (piensen en Dakota Fanning) 12 horas al día durante toda su infancia no está siendo explotada, no. Una niña que posa para Cheeky, Mimo o cualquier tienda de ropa que se les ocurra no está siendo explotada. En cambio, esa misma niña posando para un público “paidófilo” sí. ¿Hipocresía TOO MUCH?

Yo siempre lo dije: ¿SERÁ QUE LAS COMPAÑÍAS MULTINACIONALES MANEJADAS POR GENTE DE TRAJE Y CORBATA HACEN PRODUCTOS TAN EXCELENTES CON LA EXPLOTACIÓN INFANTIL QUE CREEMOS QUE ESTÁ BIEN MIENTRAS HAGAN ROPA LINDA Y BARATA PARA NUESTROS HIJOS? ¿SERÁ QUE LAS PELÍCULAS DE HOLLYWOOD ESTÁN TAN BUENAS QUE JUSTIFICAN EL EMPLEO DE NIÑOS A LOS QUE SE LES HACE PERDER LA INFANCIA?

PORQUE CLARO, LAS EMPRESAS MULTINACIONALES VENDEN BUENOS PRODUCTOS Y HOLLYWOOD HACE BUENAS PELÍCULAS, POR ESO TOLERAMOS EL ABUSO Y EXPLOTACIÓN DE LOS NIÑOS QUE ELLOS HACEN, ¿¿¿NO???

Ahora dicen que a Clarín le metieron el periodismo independiente por el orto

No me malinterpreten. No es que quiera a los K ni un poquitito chiquito. Es solamente que odio a Clarín. Odio la desinformación con la que le mienten a la gente, odio esa hipocresía absoluta de autodenominarse “periodismo independiente”, de decir que son neutrales y con seriedad periodística, de contaminar absolutamente todos los temas con sus opiniones e intereses, de rellenar un diario pedorro con noticias pelotudas…

Sí, odio la forma en la que tratan el tema paidofilia confundiendo paidófilo con pederasta, sin hacer una justa y necesaria diferenciación. Detesto con toda mi alma la frase “acusado de pedofilia” que es una frase no menos construida y tendenciosa que “Ley de medios K”. Pero eso es sencillamente una prueba más de la absoluta desidia para con la información: lo que importa no es la verdad, después de todo esta es ”secundaria”, ”sino lo que la gente quiere oir”.

Que se metan el clarinete por el ojete esos putos.

Written by porlaverdad3

24/10/2009 at 16:14

Publicado en Libertad de expresión

Una buena: ahora dicen que la ley de medios no censurará a los pedófilos porque “no se le puede quitar la libertad de expresión a alguien que no la tiene”

“Podremos censurar a clarín, TN y otros monopolios defensores de la idiotez y la desinformación, pero lamentablemente no a los pedófilos” explican en el oficialismo. Las razones, aducen, es que “no se le puede quitar la libertad de expresión a alguien que, para empezar, no la tiene”. “Osea, todo bien” -continúa el senador oficialista-“si se les pudiera quitar la libertad de expresión, y mucho más, lo haríamos, pero lamentablemente, las leyes de la física nos impiden sacarle a alguien algo que no tiene” “Qué va’ ser” prosigue. “Habrá que cambiar la física”. En el oficialismo aparentemente ya estarían averiguando con un equipo de científicos de la UBA para saber si es “matemáticamente posible” quitar algo de donde no hay nada. Al presente, los expertos estarían evaluando el problema, aunque se habrían mostrado “entusismados” con la idea de sacarle a los pedófilos aún lo que no tienen y “dispuestos a cambiar las leyes de la física” con tal de lograrlo.

Sorpresa: ahora dicen que la gran mayoría de la población sería “imbécil”

Al parecer ese no sería el único adjetivo que se descubrio “es aplicable al 99% de la población”. También se podría decir que la mayor parte de las personas son “entre mogólicas y retardadas, tirando al liso y llano retraso mental”. “Es notable cómo en algunas personas la actividad del cerebro es menor a la de un delfín bebé” concluye el estudio. Los usuarios de yahoo respuestas, los lectores del periódico El País y el blog de joshua, junto con miles de fans del animé prometen un boicot con “manifestaciones masivas en forma de bolas de baba” al parecer por sentir como “injusta” la “comparación con los delfines, cuando está claro que al menos nos parecemos a los chimpancés”.

Written by porlaverdad3

21/10/2009 at 18:05

Publicado en Miscelanea

Series de los noventa

1253332730783

Hay cosas de las que están hechas la felicidad, la gloria, la nostalgia, vale decir, la infancia. Y una de las cosas que la componen, que acompañaron interminables cafés con leche y meriendas, fueron los dibujitos animados. Cada generación idolatra los suyos: tanto Mazinger como Bugs Bunny son clásicos absolutos que viven en el panteón de la generación que los disfrutó.

Para nosotros, para nuestra generación, ese Olimpo está conformado por las gloriosas series de los Gloriosos Noventa.

Creo que los 90s fueron la última década con dibujitos animados de calidad. Las meriendas y las tardes de nuestra generación nada tienen que envidiarle a las de 20, 30 años antes, y esa fortuna se la debemos a ese reservorio de felicidad suprema que fue Nickelodeon/MTV con sus fantásticos, gloriosos, supremos Nicktoons y, en menor medida, Cartoon Network con sus Cartoon-Cartoon.

Empecemos por el peor. Cartoon-Cartoon supo tener en sus filas viejas glorias como “La vaca y el pollito”, “Johnny Bravo” o el delirio cósmico a lo Rocko de “Felix el gato”. Sus dibujitos, siempre siendo ATP, eran infinidad, monumentalmente mejores a la basura actual que puebla sus pantallas y siempre lograban sacar la carcajada.

Los Nicktoons fueron sapo de otro pozo. Casi se me saltan las lágrimas al recordar esa santa unión que fue “Los castores cascarrabias”, “Oye Arnold”, “Kablam” y el Santo Grial de la animación ATP de los 90s: “La vida moderna de Rocko”. Al lado de estas joyas el resto de las animaciones palidecía, pero su calidad era infinitamente superior a cualquier cosa que Nickelodeon – y prácticamente cualquier otro canal de animación- haya producido desde esos tiempos: recordemos a “Rugrats”, “Doug”, “Cat dog”, “HAAAY monstruos” y tantas otras.

Pero lo más desconcertante de estas series –o por lo menos en las mejores, como Rocko, Kablam o Los castores- eran la furia, el frenesí, el ímpetu delirante con las que se manejaban. Eran series que corrían, aún más, volaban. Eran series frenéticas, sin descanso, como si alguien hubiese tomado mucho ácido lisérgico mientras jugaba al videojuego de Sonic. Los castores cascarrabias, por poner un ejemplo, me siguen pareciendo increíblemente frenéticos. No creo que ninguna serie haya dado una sensación de tanta rapidez y dinamismo como las glorias de los 90s. Sorprende sinceramente ver ese espíritu descolocado, a mil por hora, sin descanso, completamente descocado. Todavía nadie pudo igualar el record de millas por hora que esas series guardan.

Pero también sorprende –con ojos ya más grandes- su humor. Parece increíble que alguna vez cosas como “Los castores cascarrabias” o “La vida moderna de Rocko” hayan sido dibujitos de niños. Su humor es demasiado –sobre todo en la primera- absurdo, delirante. Algunos capítulos de la serie de Norbert y Daggett no tienen mucho más sentido aparente que una pintura de Kandinsky. Lo mismo con Rocko: todavía no puedo creer que una gloria absoluta como esa serie (hoy vista, unánimemente, como la mejor de los Nicktoons y probablemente en lo mejor de los 90s para niños) haya sido considerada alguna vez para niños. Pasaran muchos años –si es que pasa- hasta que algún otro intente siquiera copiar su magia, frescura y delirio.

Me parece que la serie en la que más se notan los 90s es Kablam. La forma de vestir de sus dos protagonistas (Henry y June) es taaaaaan grunge que hoy día es lo primero que uno nota.

Luego tenemos a la animación comercial “para adultos”, que, a diferencia de su contraparte “infantil” encontró series contendientes y productos que los igualaron o superaron en esta década. La referencias más obvias son “Beavis and Butthead” y “Ren y Stimpy”. La primera, surgió después del estallido grunge, así que se puede considerar menos como un preludio que como una explotación comercial del fenómeno. Así y todo, sus niveles de –acá persiste la discusión- ¿misantropía? ¿rebeldía? ¿idiotismo? ¿ganas de llamar la atención? ¿genialidad? ¿boludez? fueron, en cualquier caso, extremos. Como la serie misma un poco. ¿En qué otra década se pudo haber creado un dibujito cuya toda su historia era dos adolescentes tirados en el sofá viendo la tele?

En cuanto a “Ren y Stimpy”, bueno… creo que, si bien uno puede tener dudas de la sinceridad de B&B, no existe discusión acerca del corazón, la viscerabilidad, la frescura y, sobre todo, la honestidad artística, de R&S. La serie fue, ante todo, visceral. Y es quedarse corto: violenta, sangrienta, impiadosa, misántropa, asquerosa, revulsiva, desquiciada, surrealista, honesta, destructiva, enferma… los adjetivos se quedan cortos para tratar de describir a esa obra maestra, esa genialidad absoluta de los 90s como fueron Ren y Stimpy. Fue violenta –y no sólo la violencia de la sangre, sino, sobre todo, la de la “honestidad brutal”- hasta niveles impensados. Pocas veces se vio una serie tan desquiciada y enferma dentro de los dominios de MTV. Y por momentos hasta con un humor kafkiano… esa serie fue, verdaderamente, brutal como pocas veces se ha visto, y en los años que siguieron, ninguna otra serie pudo igualar sus niveles de salvajismo explícito (aunque Home Movies –la mejor serie de animación de esta década- iguala o supera su brutalidad implícita).

Todo esto viene a cuento de la EXCELENTE página WWW.SERIESDELOSNOVENTA.INFO. Allí podrán encontrar todas las joyitas de los noventa que siempre quisieron volver a ver: Kablam, Rocko, Rugrats, etcétera, etcétera, etcétera. ¡¡Imperdible!!

Written by porlaverdad3

20/10/2009 at 17:41

La brutal estupidez de comparar a la paidofilia con el terrorismo

Cuando tengo ocasión de leer algunas discusiones sobre paidofilia, que por otra parte no son más que diatribas contra los paidófilos, a menudo me encuentro con que, tarde o temprano, se menciona al terrorismo.

Esto me parece una idiotez, una pelotudez, una mongolada gigantesca. Para empezar, la paidofilia es una orientación sexual, mientras que el terrorismo es, según la RAE: “Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror”. Ahora me pregunto, ¿cómo siquiera se pueden comparar ambas cosas? ¿Cómo se puede comparar una orientación sexual, como puede ser la heterosexualidad, la homosexualidad o la paidofilia, con el deseo de hacerle daño a los otros, de ejercer terror mediante la violencia? ¿Cómo siquiera se puede establecer una comparación entre el AMOR y el ODIO? ¿Entre la ATRACCIÓN y la REPULSIÓN? Un paidófilo es alguien que se siente atraído sexualmente hacia los niños, pero no significa que jamás le haya hecho daño a uno ni que lo desee. En cambio, un terrorista, por definición, busca hacerle daño a otros. Un paidófilo verdadero, un child lover, ama a los niños, mientras que un terrorista los odia si pertenecen a un grupo enemigo. Está clarísimo que son totalmente opuesto.

Leí el siguiente razonamiento:

Los pedófilos AMAN ALGUNAS PERSONAS

Los terroristas ODIAN ALGUNAS PERSONAS

¿Cómo pueden ser comparables?

Por otra parte, se hace la analogía del activismo paidófilo con el activismo pro-terrorismo. Esto también es absurdo y ridículo. El activismo pro-paidofilia no sólo es completamente legal, sino que además, no busca el odio o la muerte, sino la ACEPTACIÓN Y EL RESPETO HACIA EL DIFERENTE. Mientras que el terrorismo busca la muerte de los diferentes, el activismo paidófilo busca el RESPETO hacia el diferente. Una vez más, opuestos completamente, como agua y aceite. El activismo paidófilo busca que se RESPETE a las personas con una orientación sexual diferente, busca acabar con la DISCRIMINACIÓN Y LA CENSURA. ¿Cómo se lo puede siquiera comparar a eso con la búsqueda del terror?

Como vemos, paidofilia y terrorismo, son dos cosas que no tienen absolutamente nada, nada que ver y que sólo la estupidez de la gente une ocasionalmente. La paidofilia se trata del AMOR y el cariño, mientras que el terrorismo de la muerte y la destrucción. ¿Cómo se los puede comparar?

Borges escribió:

“La palabra problema puede ser una insidiosa petición de principio. Hablar del problema judío es postular que los judíos son un problemaes vaticinar (y recomendar), las persecuciones, la expoliación, los balazos, el degüello, el estupro y la lectura de la prosa del doctor Rosenberg. Otro demérito de los falsos problemas es el de promover soluciones que son falsas también. A Plinio (Historia Natural, libro VIII) no le basta observar que los dragones atacan en verano a los elefantes: aventura la hipótesis de que lo hacen para beberles toda la sangre que, como nadie ignora, es muy fría”

(Otras inquisiciones, 1960)

Hablar del problema pedófilo es postular que la pedofilia es un problema, es postular que ser pedófilo es un problema, es recomendar su solución (o la falta de esta).

Hablar de “solución” con respecto a los pedófilos es sostener que, para empezar, ser pedófilo es un problema, lo cual es a todas luces totalmente falso: es una ORIENTACIÓN SEXUAL, un orgullo, una orientación sexual diferente, NO un problema.

Decir que “los pedófilos no tienen arreglo” es una dictaminar una SOLUCIÓN FALSA A UN PROBLEMA INEXISTENTE.

¿Acaso no podemos ser pedófilos sin hacerle daño a nadie? ¿Qué problema hay en tener una orientación sexual diferente? ¿Acaso NO SE PUEDE SER DIFERENTE? Repito: si no se le hace daño a nadie, ¿Cuál es el problema? ¿¿Que alguien tenga una inclinación diferente??

Cervantes:

“No es bien que los hombres honrados sean verdugos de los otros hombres, no yéndoles nada en ello”

(Quijote, Primera parte, XXII)

¿¿ACASO VERDADERAMENTE SE CREEN VERDUGOS, MEJORES, SÓLO POR LA TRIVIALIDAD DE TENER OTRA ORIENTACIÓN SEXUAL??

LA PAIDOFILIA NO TIENE “SOLUCIÓN” POR LA SENCILLA DE QUE NO ES UN PROBLEMA, ES UNA ORIENTACIÓN SEXUAL DIFERENTE, NO UN PROBLEMA. PROBLEMAS SON LA POBREZA, LA INDIGENCIA, LA DESNUTRICIÓN INFANTIL, EL ABUSO DE NIÑOS, LAS VIOLACIONES, NO LA PEDOFILIA QUE ES UNA ORIENTACIÓN SEXUAL.

Lo que me explota las pelotas de bronca: la gente que afirma “gustos son gustos” y le tiene miedo a enfrascarse en una estimulante y entretenida discusión

Con el siglo XXI esa vieja idea de “arte popular” y “arte culto” empezó a dormir en la papelera de reciclaje. Esa idea de que una obra de arte “culto” (sea una sinfonía de Beethoven, un cuadro de Picasso o una película de Martel) es esencialmente superior a una obra de arte “comercial” o “popular” hace rato que pasó a ser anticuada. Hoy en día la frase y el sentimiento que parece recorrer la sociedad es “gustos son gustos”, con esa frase justificando que si te gusta los Jonas Brothers, está bien, es tu gusto, no hay nada que discutir nada que hacer.

Eso me rompe tremenda y exquisitamente las pelotas.

Es cierto, “a gustos colores”, como dice alguien que conozco, pero, de eso a usar esa bendita frase CADA PUTA VEZ para ELUDIR una discusión del tema me explota las pelotas de bronca.

¿Por qué la gente tiene TANTO miedo a meterse en una discusión? ¿Por qué tienen tanto miedo de refutar al otro, ofrecer sus razones, intercambiar ideas y pareceres?

Claro, cada persona tiene sus gustos personales, pero esa idea, aunque cierta, anula cualquier posibilidad de discusión, de conversación, vale decir, de charla.

Ahora si alguien dice “me gustan los Jonas Brothers” en vez de cagarlo bien a puteadas comentándole porqué los Jonas Brothers son mierda, uno dice “está bien, es tu gusto”.

¡Qué aburrido!

¡Cuánta pusilanimidad, cuánta sosedad!

¡Qué apocada una sociedad donde las discusiones no existen, donde todo el mundo evita discutir empleando una frase hecha que les salve del problema!

¿Dónde quedaron las charlas musicales, literarias, donde uno defendía a un autor y el otro a su opuesto y mantenían fervientes discusiones acerca de cual era mejor?

¡Ahora todo se resuelve con un “es tu gusto y lo respeto”!

¡Qué aburrido!

Cuando escribí “LOLITA ES UNA MIERDA” esperaba REFUTACIONES, DISCUSIÓN,            que me putearan, QUE ME DIJIERAN PORQUÉ ESTABA EQUIVOCADO, no que me tiraran un “esta muy bien que lo expreses, ya que es tu opinión y por ende tienes oportunidad y derecho de expresarla”, un “diferentes personas diferentes gustos”, un “si no te gusto solo dilo”.

¿¿Dónde quedó la discusión, el conflicto, la pelea amistosa??

Written by porlaverdad3

16/10/2009 at 14:56

Publicado en Reflexiones

La enorme confusión CEREBRAL que tiene la gente con respecto a la paidofilia

Lo que hay que escuchar. Lo que hay que escuchar cada bendito día. Es el verdadero pan nuestro de cada día el escuchar como la gente habla, dice boludeces sin ruborizarse, manda fruta y pregona estupideces sin tener la menor idea de nada. Prendo la tele, leo en internet: la gente cree que la pedofilia “se promueve”, que la pedofilia es abuso de menores, que la pedofilia es un “fetiche” (CHAN), que la pedofilia es una “enfermedad”, que los pedófilos fueron abusados de niños, que….

A ver gente, ¡¡¡LA PEDOFILIA NO SE PROMUEVE!!!

Promover la pedofilia es tan estúpido como “promover” la homosexualidad, como promover el lesbianismo… Promover la pedofilia es como agarrar a un hombre heterosexual y decirle “qué bueno que está garchar con hombres” esperando que se haga homosexual… O a agarrar a una mujer y decirle que el lesbianismo “es lo más” esperando que por eso le gusten las mujeres… ¡¡NADIE VA A CAMBIAR SU SEXUALIDAD!!

Prueben a agarrar a un hombre y háblenle durante horas de lo bueno que es la homosexualidad, cómo los otros hombres son mucho mejores que las mujeres, cómo un pene es mejor que una vagina y fíjense a ver si no los saca cagando. Bueno, lo mismo, ¡¡la pedofilia no se promueve!! ¡NADIE se va a hacer pedófilo porque le digan que las niñas son hermosas o le digan que las niñas son superiores a las mujeres! ¡¡Nadie va a cambiar su sexualidad por eso!! PIENSEN la reconcha de su madre. La pedofilia es una orientación sexual que en general se descubre en la adolescencia o en la niñez, ¡nadie se va a hacer pedófilo a los 20 y picos de años!

Esto me recuerda a cierto capítulo de los simpsons, cuando Homero conoce a un amigo gay. Resulta que este gay empieza a llevarse bien con Bart y papá Homero tiene miedo de que lo haga gay a Bart. Pero lo mejor es el final, cuando Lisa ante la pregunta de qué lo tenía preocupado a su papá le dice que tenía miedo de que “se volviera gay”, y al pibe, ¡ni se le había pasado por la cabeza!

Esto demuestra a qué punto la paranoia para con los que tienen una sexualidad diferente. La gente tiene miedo de que la homosexualidad o la pedofilia, como el sida, sean “contagiosas” y que por estar en contacto con alguien pedófilo u homosexual uno se pueda volver homosexual o pedófilo también. Esto es ridículo. Tengo muchos amigos y que yo sepa ninguno de ellos es pedófilo. Muchos pedófilos han “salido del closet” con sus amigos y lo aceptan, pero eso no significa que se hayan vueltos pedófilos también.

La sola idea de tratar de imponer una sexualidad mediante el convencimiento es RIDÍCULA. Repito, NADIE va a cambiar su sexualidad porque se lo digan. NADIE se va a hacer pedófilo u homosexual por “convencimiento”. Si a uno le gustan las mujeres, le gustan las mujeres y nada va a cambiar ese hecho.

¡¡¡LA PEDOFILIA ES UNA ORIENTACIÓN SEXUAL Y NADIE VA A CAMBIAR SU ORIENTACIÓN SEXUAL POR LEER UN CARTELITO EN INTERNET!!!

Diez cuentos favoritos

Tenía ganas de hacer listas, así que hagamos una media tontuela: mis diez cuentos favoritos (uno por autor y estos en orden alfabético.

“El misterio” – Andréiev, Leonid

“Enoch Soames” – Beerbohm, Max

“La biblioteca de Babel” – Borges, Jorge Luis

“La tercera expedición” – Bradbury, Ray

“Otra vuelta de tuerca” – James, Henry

“Los venenos” – Cortázar, Julio

“La fe de nuestros padres” – Dick, Philip K.

“Tantalia” – Fernández, Macedonio

“La construcción” – Kafka, Franz

“ ‘El cuento más hermoso del mundo’ ” – Kipling, Rudyard

Qué decir… no mucho. Tal vez, de Kafka, hay decenas de cuentos de él que me encantan y que, tal vez, sean más populares (“Ante la ley”, “La construcción de la muralla china”, “Un artista del hambre”), pero elijo La construcción porque me parece que tiene esa sensación de paranoia, de claustrofobia que me parece tan suya y que no encuentro en ningún otro lado… Aparte, al igual que “El castillo”, es un cuento de lo que podríamos llamar “literatura ambiental” o “atmosférica” (en el sentido de que el énfasis está en crear una atmósfera, un ambiente, antes que en la narración, y el cual, a diferencia del terror gótico –que también se especializa en eso- no se apoya en un engorroso lenguaje barroco –el vocabulario de Kafka siempre es sencillo y conciso-, sino en la tortura y la paranoia psicológica), y que a mí particularmente me encanta.

De Borges, también, podría elegir “Funes el memorioso”, o “Tlon, Uqbar, Tertius” o “El sur”, pero “La biblioteca…” tiene ese noséqué de estupor metafísico, de inquietud, de terror ante el infinito y la soledad.

El título de “El cuento más hermoso del mundo” está lejos de ser una hipérbole pretenciosa. Verdaderamente podría estar, cuando un hipotético tribunal futuro juzgue la mera literatura de estas épocas, en la selección de lo más hermoso. Todo en ello es perfecto: la descripción del protagonista, la inquietud de índole fantástica, la aparición del amor.

“Los venenos” de Cortázar tal vez sorprenda a alguno, que esperaba “Casa tomada”. Yo, como pedófilo y como nostálgico sin remedio de la infancia, me quedo con “Los venenos”, un cuento, un relato, que supera, a mis ojos, cualquier belleza: su descripción de la infancia en formato “súper 8”, cargada de melancolía, mirando a través del prisma de la nostalgia al primer amor, ante esa belleza suprema de una niña que “estaba con su vestido de lunares anaranjados, que era el que más me gustaba”, verdaderamente me llenan, me sigue llenando de lágrimas los ojos. Este cuento es la última oda a la niñez, “Music has the right to children” de Boards of Canada hecho literatura, “Cuentos asombrosos” hecho cuento de verdad. Es un relato tan chiquito y perfecto y hermoso y nostálgico y maravilloso y colorido y amoroso que difícilmente tenga parangón. Me parece, para mí gusto absolutamente melancólico hacia la infancia, infinitamente mejor a “Casa tomada”.

Muchos dirán “pero che, ¡’Otra vuelta de tuerca’ no es un cuento!” Pues allá ellos. “Otra vuelta de tuerca” es un cuento largo, pero cuento al fin. ¿Qué me gusta de él? Además de inscribirse en la misma línea de ciertos relatos kafkianos de “literatura ambiental”, una de las cosas que más me gustan de él, y ciertamente no la menor, es Flora. Flora es, en palabras de James, “beatífica visión de belleza angelical”. Flora es la niñita más hermosa de toda la literatura (CAGATE LOLITA). Aparte, ese nombre, Flora, qué nombre PRECIOSO, un nombre tan hermoso y bello como su hermosísima portadora. Así que “Otra vuelta de tuerca” aparte de ser el mejor relato de fantasmas jamás hecho sirve como bonita excusa para estar cerca de una de las más hermosas niñitas de toda la literatura.

Bienvenidos a 1984

http://www.telegraph.co.uk/news/newstopics/politics/lawandorder/6140339/Independent-Safeguarding-Authority-could-bar-lonely-people-from-working-with-children.html

Veamos algunas posibles consecuencias de esta ley:

Un compañero se quiere deshacer de la competencia o sencillamente de alguien que le cae mal. Lo acusa de pedófilo. Esa persona no puede volver a trabajar y su vida se ve arruinada.

Una persona tímida y solitaria cuya única fuente de ingresos es trabajar en un colegio es acusado de paidófila. Pierde el trabajo y cae en la indigencia. Pasa a vivir en la calle porque no tiene un empleo para pagar la casa.

Una pareja se separa. La mujer, despechada, miente y lo acusa para que pierda su trabajo.

Una persona que ama a los niños con locura y siempre soñó con trabajar con ellos ve su sueño truncado porque al parecer “quiere demasiado” a los niños.

Locura:

“Se puede usar como evidencia: acusaciones no probadas en periódicos, chismes, opiniones personales, y hasta páginas personales de facebook”

No se tomará en cuenta si la persona cometió un delito cualquiera o no. De hecho, eso ni siquiera es relevante. Se usara como “evidencia”, los GUSTOS, INTERESES, ACTITUDES y ESTILOS DE VIDA. Osea que si una persona juega mucho al counter-strike, tendrá la chance de quedarse sin trabajo porque un compañero que le cae mal dijo que era violento. O mejor, si lee “Los crímenes de la calle Morgue” de Poe es porque evidentemente está planeando cometer un crimen y basta que alguien lo haga notar para que sea considerado como una PRUEBA para que esa persona pierda su trabajo y posiblemente quedé marcada de por vida.

1984 YA ESTÁ ACÁ, ¿¿¿ES QUE ACASO NO LO VEN???

Ahora dicen que aclarar que uno es pedófilo “no sería la mejor manera de caerle bien a la gente”

Ahora dicen que aclarar que uno es pedófilo “no sería la mejor manera de caerle bien a la gente”

Científicos expertos en lazos interpersonales descubrieron que a la hora de comenzar una nueva relación con alguien, “no sería la mejor idea” aclarar que uno es pedófilo si se pretende “caerle bien a la otra persona”. Al parecer, la mayoría de la gente “no le tiene excesivo aprecio” a los paidófilos, llegando al extremo de negarles el saludo en algunos casos. “Si uno pretende caerle bien a la gente, debería omitir ciertos detalles que podrían provocar ‘disgusto’ en los oyentes”. “Si se quiere llevar una convivencia pacífica con compañeros de trabajo o estudio, o ser miembros de foros de Internet sin ser permabaneados lo mejor sería hacerse el piola y comentar lo buena que está Nazarena Velez”. Los científicos concluyeron que antes de decir paidófilo, lo mejor es decir que se es “abusador, asesino, violador o hasta político. Todas esas categorías seguramente provoquen mayor aceptación y hasta apoyo en la gente.”

Bien. Se me ocurrió escribir este texto porque en el último mes fui baneado de DOS foros de Internet. ¿La razón? Ser paidófilo. Ni más ni menos. ¿Spam, trolleo o contenido ilegal? Nada de eso. Sencillamente por ser paidófilo. La bronca que me dio fue infinita. No tanto por el hecho en si, ya que un ban puede fácilmente ser obviado, sino más porque lo significa: el desprecio y la CENSURA ABSOLUTAS que sufren los paidófilos. Porque eso es lo que es: censura, lisa y llana. Es ya discriminar a alguien por su orientación sexual, sin importar si contribuye al grupo o no. Es discriminar a alguien POR LO QUE DICE. ¿Sin importar credo, color de piel u orientación sexual? LAS PELOTAS.

En fin. Esta es justamente la razón por la que peleo. ESTA es la razón del blog. Si alguien se preguntaba para qué existía este blog, la respuesta es esa: PARA COMBATIR ESTO. Esta fue siempre la función: combatir la CENSURA que sufren los paidófilos. Nunca nos propusimos otra cosa. Combatir la terrible y asquerosa censura que sufre alguien sólo por su orientación sexual.

No poder decir lo que piensa, no poder expresarse, temor a opinar, callarse. Jamás tuvimos otros objetivos que acabar con eso. Hacemos lo que podemos, se los juro por la Dalma y la Gianina.

LO QUE INTENTAN IMPONERNOS:

PEDOFILIA: DE ESO NO SE HABLA (PARA QUE LO SEPAN)

LO QUE INTENTAMOS IMPONER:

PEDOFILIA: DE ESO SE HABLA.

Una buena para los antis: ahora dicen que no hablar de un tema, “lo solucionaría total y completamente”

Una buena para los antis: ahora dicen que no hablar de un tema, “lo solucionaría total y completamente”

Así es. Por primera vez en la historia se pudo demostrar aquella teoría que guió el accionar de los antis durante décadas: no hablar de un problema provocaría “su inmediata e inexorable desaparición”. Así, se pudo demostrar que no hablar de la paidofilia causaría “más allá de toda duda” que no haya más pedófilos, de la misma forma que no hablar más de la pobreza haría que no haya más pobres. Por esta razón, los expertos aconsejan que ante un problema “lo mejor es callar y censurar, que así, el problema desaparece”. “La mejor forma de tratar un problema sería impedir cualquier discusión acerca de él, censurar a todo aquel que quiera decir algo y anular cualquier investigación, opinión o debate acerca del tema en cuestión” continúa el documento “también se aconsejan algunas medidas auxiliares que acelerarían la desaparición de la situación, como esconder la cabeza bajo tierra o taparse los oidos”. “De esta guisa se concluye que ante un conflicto lo mejor es tapar, acallar y censurar. Sólo así se solucionan las cosas” concluyen.

A %d blogueros les gusta esto: